«Na­die pue­de co­piar di­bu­jos cu­yos de­re­chos nos per­te­ne­cen»

El nue­vo pro­pie­ta­rio de la em­pre­sa na­va­rra di­ce que Ur­me­ne­ta sí es­tá au­to­ri­za­do pa­ra con­ti­nuar crean­do con su es­ti­lo

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Cultura - CARMO LÓ­PEZ

Un to­ro azul bai­lan­do en los San­fer­mi­nes. Ese es uno de los mu­chos di­bu­jos que han da­do la vuel­ta al mundo de la mano de los pro­duc­tos de Kukuxumusu, la mar­ca crea­da en los años no­ven­ta por el di­bu­jan­te Mi­kel Ur­me­ne­ta, pa­dre tam­bién del fa­mo­so to­ro. To­do fue vien­to en po­pa has­ta que el ven­da­val eco­nó­mi­co pu­so a la com­pa­ñía con­tra las cuer­das. Fue en el 2014 cuan­do Ur­me­ne­tea lla­mó a la puer­ta de Ri­car­do Ber­me­jo pa­ra evi­tar el nau­fra­gio. El bar­co no se hun­dió, pe­ro la re­la­ción en­tre am- bos em­pe­zó a zo­zo­brar. Fue en el 2016 cuan­do el di­bu­jan­te aban­do­nó la fir­ma pa­ra crear otra don­de pre­ten­día se­guir usan­do sus per­so­na­jes. No po­drá ha­cer­lo. Un juz­ga­do de Pam­plo­na prohi­bió su uti­li­za­ción por par­te de cual­quier em­pre­sa que no sea Kukuxumusu. Su ac­tual di­rec­tor, Ri­car­do Ber­me­jo, ex­pli­ca las con­se­cuen­cias del dic­ta­men. —¿Qué im­pli­ca la sen­ten­cia dic­ta­da por el juez de Pam­plo­na? —Que ni Mi­kel Ur­me­ne­ta, ni nin­gu­na otra mar­ca ni em­pre­sa, pue­de uti­li­zar unos di­bu­jos cu­yos de­re­chos eco­nó­mi­cos fue­ron ce­di­dos a Kukuxumusu a lo lar­go de los años por una vein­te­na de di­bu­jan­tes y por los que sus au­to­res co­bra­ron. Ni Mi­kel Ur­me­ne­ta ni na­die pue­de arro­gar­se nin­gún de­re­cho so­bre unos di­bu­jos cu­ya au­to­ría es de una vein­te­na de di­bu­jan­tes di­fe­ren­tes, al­gu­nos de los que for­man ac­tual­men­te par­te de la plan­ti­lla de Kukuxumusu, y cu­yos de­re­chos de re­pro­duc­ción, dis­tri­bu­ción, comunicación pú­bli­ca y trans­for­ma­ción fue­ron ce­di­dos a la com­pa­ñía tras ser de­bi­da­men­te re­mu­ne­ra­dos. —¿Esos tra­ba­ja­do­res ce­die­ron esos de­re­chos a la em­pre­sa? —Los de­re­chos fue­ron ce­di­dos por el pla­zo má­xi­mo que mar­ca la Ley de Pro­pie­dad In­te­lec­tual. De he­cho, la ma­yor par­te de esos con­tra­tos de ce­sión de los di­bu­jos por par­te de los ilus­tra­do­res fue­ron crea­dos y fir­ma­dos cuan­do Mi­kel Ur­me­ne­ta era ad­mi­nis­tra­dor de la em­pre­sa, mu­cho an­tes de mi lle­ga­da a Kukuxumusu, lo cual sig­ni­fi­ca que él mis­mo va­li­dó la for­ma de tra­ba­jo, de ce­sión, de trans­for­ma­ción y de re­mu­ne­ra­ción de esos di­bu­jos. Aho­ra, nos li­mi­ta­mos a se­guir tra­ba­jan­do de la mis­ma ma­ne­ra y a lu­char por lo que es jus­to pa­ra to­dos los que for­ma­mos par­te de la com­pa­ñía. —¿Pue­de ser es­te un pre­ce­den­te le­gal pa­ra otras com­pa­ñías? —De­pen­de­rá de lo que di­gan los con­tra­tos. En nues­tro ca­so, a Mi­kel Ur­me­ne­ta na­die le prohí­be

ser quien es, na­die le prohí­be di­bu­jar ni se­guir ha­cién­do­lo con su es­ti­lo, aquí na­die cohar­ta ni su ima­gi­na­ción, ni su crea­ti­vi­dad, ni la de nin­gún di­bu­jan­te e ilus­tra­dor y, ade­más, no lo pre­ten­de­mos. Lo úni­co que no pue­de ha­cer es co­piar con su nue­va

mar­ca unos di­bu­jos cu­yos de­re­chos per­te­ne­cen a Kukuxumusu y por cu­ya ce­sión él ya co­bró y se­gún los con­tra­tos que el mis­mo hi­zo co­mo em­pre­sa­rio. Mi­kel tie­ne ta­len­to y se­gu­ro que no ne­ce­si­ta co­piar pa­ra vol­ver a ha­cer co­sas no­ve­do­sas y sin­gu­la­res.

El di­se­ña­dor Ri­car­do Ber­me­jo di­ce que los di­bu­jos fue­ron de­bi­da­men­te re­mu­ne­ra­dos a sus crea­do­res, por lo que per­te­ne­cen a Kukuxumusu.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.