La be­lle­za si­gue es­tan­do en el in­te­rior

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Cultura - SABELA PI­LLA­DO

Con La be­lla y la bestia (1991) Walt Dis­ney al­can­zó uno de los cúl­me­nes de su ani­ma­ción —im­ba­ti­ble has­ta que lle­ga­ron Pi­xar y com­pa­ñía—, al tiem­po que co­se­cha­ba lo­gros co­mo ser el pri­mer fil­me ani­ma­do en com­pe­tir por el Óscar a la me­jor pe­lí­cu­la, o con­quis­tar avan­ces téc­ni­cos has­ta el mo­men­to inima­gi­na­bles. To­do ello, uni­do al en­can­to de una his­to­ria eter­na mil ve­ces ver­sio­na­da, unos per­so­na­jes bien de­fi­ni­dos, una he­roí­na que no era la pán­fi­la prin­ce­sa ma­ne­ja­da por los hilos del des­tino, y una más que acer­ta­da ban­da so­no­ra, han he­cho que ese fil­me se ha­ya ga­na­do por mé­ri­to pro­pio un lu­gar en la his­to­ria de la ani­ma­ción.

Su pa­so a ima­gen real —en ese re­vi­val que se es­tá mar­can­do Dis­ney de adap­ta­cio­nes de sus jo­yas ani­ma­das a car­ne y hue­so—, ha­blan­do ob­je­ti­va­men­te, po­co pue­de apor­tar más que re­mo­ver la año­ran­za de aque­llos que cre­cie­ron con el clá­si­co, o acer­car a nue­vas ge­ne­ra­cio­nes a la his­to­ria. No po­de­mos ne­gar que es una pe­lí­cu­la vi­sual­men­te lla­ma­ti­va, que man­tie­ne la ban­da so­no­ra ori­gi­nal, que es­tá pla­ga­da de ac­to­res de pos­tín, con Em­ma Wat­son (re­co­no­ci­da ac­ti­vis­ta a fa­vor de los de­re­chos de la mu­jer) dan­do vi­da a la leí­da pro­ta­go­nis­ta, o Lu­ke Evans en­car­nan­do de mo­do so­bre­sa­lien­te al chu­les­co Gas­tón… Pe­ro, en reali­dad, po­co más. De­jan­do de la­do que, y ya iba sien­do ho­ra, Dis­ney in­clu­ye en ella a su pri­mer per­so­na­je abier­ta­men­te gay (con la ab­sur­da po­lé­mi­ca que ello ha desata­do en cier­tos sec­to­res y paí­ses) o que aña­de unos cuan­tos ac­to­res de co­lor, la cin­ta se li­mi­ta a ser prác­ti­ca­men­te un cal­co del ori­gi­nal, mien­tras las es­ca­sas nue­vas apor­ta­cio­nes res­tan y ra­len­ti­zan más que su­man a la ac­ción.

¿Que es una adap­ta­ción pres­cin­di­ble? Des­de lue­go. ¿Que, aun así, es­tá bien re­suel­ta y pue­de ha­cer pa­sar el ra­to a la vez que des­pier­ta la nos­tal­gia de los fans? Pues mi­ra, tam­bién. Y, ade­más, se­gui­mos con el men­sa­je de que la be­lle­za es­tá en el in­te­rior.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.