In­ves­ti­gan a un pon­te­ve­drés que re­tu­vo y agre­dió du­ran­te días a su ex­pa­re­ja en el pi­so de es­ta

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Pontevedra - L. PENIDE

El Juz­ga­do de Ins­truc­ción nú­me­ro tres de Pon­te­ve­dra man­tie­ne abier­ta una in­ves­ti­ga­ción en torno a un ve­cino que, su­pues­ta­men­te, re­tu­vo con­tra su vo­lun­tad y agre­dió du­ran­te días a la que ha­bía si­do su com­pa­ñe­ra sen­ti­men­tal. Los po­cos da­tos que han tras­cen­di­do de es­te ca­so re­fie­ren que el sos­pe­cho­so per­ma­ne­ce re­clui­do en si­tua­ción de pri­sión pro­vi­sio­nal en el cen­tro pe­ni­ten­cia­rio de A La­ma.

Fue el pa­sa­do 10 de enero cuan­do el pon­te­ve­drés fue pues­to a dis­po­si­ción ju­di­cial tras ha­ber si­do arres­ta­do. Ya en­ton­ces se op­tó por in­ter­nar­lo en la cár­cel, me­di­da con la que se bus­có, en­tre otras cues­tio­nes, que pu­die­se «aten­tar con­tra bie­nes ju­rí­di­cos de la víc­ti­ma».

Tal de­ci­sión aca­ba de ser con­fir­ma­da por la Au­dien­cia de Pon­te­ve­dra, si bien se de­ja la puer­ta abier­ta a la apli­ca­ción de otras me­di­das siem­pre y cuan­do se ga­ran­ti­ce la in­dem­ni­dad de la víc­ti­ma, así co­mo que no exis­te ries­go de fu­go. Se tra­ta de cir­cuns­tan­cias que, en la ac­tua­li­dad, no se ase­gu­ran su­fi­cien­te­men­te con otras me­di­das me­nos gra­vo­sas, sos­tie­nen los ma­gis­tra­dos ca­pi­ta­li­nos.

En es­te pun­to, las dis­tin­tas fuen­tes con­sul­ta­das, tan­to a ni­vel po­li­cial co­mo ju­di­cial, re­fie­ren que se le impu­ta el ha­ber re­te­ni­do en su do­mi­ci­lio, con­tra su vo­lun­tad y du­ran­te días a la mu­jer con la que man­tu­vo una re­la­ción sen­ti­men­tal. Ade­más, du­ran­te el pe­río­do en el que es­tu­vo pri­va­da de li­ber­tad, le pro­pi­nó gol­pes reite­ra­dos a la pontevedresa.

Al pa­re­cer, la ti­tu­lar del juz­ga­do con com­pe­ten­cias en ma­te­ria de vio­len­cia so­bre la mu­jer de la ciu­dad del Lé­rez cuen­ta las de­cla­ra­cio­nes en es­te sen­ti­do rea­li­za­das por la pro­pia víc­ti­ma, así co­mo los tes­ti­mo­nios de ter­ce­ras per­so­nas. En es­te pun­to, las fuen­tes con­sul­ta­das no pu­die­ron pre­ci­sar si en­tre es­tas úl­ti­mas se en­cuen­tran los agen­tes que par­ti­ci­pa­ron en la de­ten­ción del sos­pe­cho­so.

A ma­yo­res, y pa­ra re­for­zar el re­la­to de la víc­ti­ma, se han re­mi­ti­do al juz­ga­do una se­rie de par­tes dan­do cuen­ta de las le­sio­nes que, a prio­ri, pre­sen­ta­ba la pontevedresa en el mo­men­to en el que su ex­pa­re­ja fue arres­ta­do.

Con­de­na pre­via por le­sio­nes

Se da la cir­cuns­tan­cia de que, en el mo­men­to de ocu­rrir es­tos he­chos, se­gún se re­co­ge en un au­to al que ha te­ni­do ac­ce­so La Voz, al in­ves­ti­ga­do se le ha­bía im­pues­to y es­ta­ba vi­gen­te una or­den de ale­ja­mien­to de­ri­va­da de una sen­ten­cia con­de­na­to­ria por le­sio­nes en el ám­bi­to de la vio­len­cia de gé­ne­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.