La ges­to­ra ata­ca a Sán­chez la vís­pe­ra de que Díaz pre­sen­te su can­di­da­tu­ra

Fer­nán­dez ad­vier­te que el PSOE no pue­de ser una pla­ta­for­ma al ser­vi­cio de un lí­der

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - España - ENRIQUE CLE­MEN­TE

En la vís­pe­ra del gran ac­to de pre­sen­ta­ción de la can­di­da­tu­ra de Su­sa­na Díaz en Ma­drid, la ges­to­ra le pre­pa­ró el te­rreno. No so­lo apro­bó la po­nen­cia po­lí­ti­ca que le ser­vi­rá de pro­gra­ma, ela­bo­ra­da por afi­nes a la pre­si­den­ta an­da­lu­za, sino que tam­bién lan­zó du­ras crí­ti­cas a Pe­dro Sán­chez, sin ci­tar­lo. El pre­si­den­te, Ja­vier Fer­nán­dez, rom­pió su neu­tra­li­dad pa­ra de­can­tar­se cla­ra­men­te en con­tra del ex se­cre­ta­rio ge­ne­ral. So­lo le fal­tó po­ner el nom­bre y el ape­lli­do al blan­co de sus crí­ti­cas. En el dis­cur­so inau­gu­ral de la pre­sen­ta­ción de la po­nen­cia mar­co que ser­vi­rá de ba­se pa­ra el de­ba­te en el con­gre­so de ju­nio de­fen­dió un par­ti­do par­ti­ci­pa­ti­vo pe­ro sin caer en la asam­blea per­ma­nen­te y que no sea la pla­ta­for­ma elec­to­ral al ser­vi­cio de un lí­der. No es di­fí­cil con­cluir a quién se re­fe­ría.

El pre­si­den­te as­tu­riano ase­gu­ró que «de­mo­cra­ti­zar el par­ti­do no es con­ver­tir­lo en una asam­blea per­ma­nen­te» y que «evi­tar el mo­no­po­lio del po­der en las cú­pu­las en per­jui­cio de la par­ti­ci­pa­ción en las ba­ses no pa­sa por un par­ti­do más ple­bis­ci­ta­rio que de­li­be­ra­ti­vo, más asam­blea­rio que re­pre­sen­ta­ti­vo». En la mis­ma lí­nea, in­sis­tió en que no es par­ti­da­rio de una «or­ga­ni­za­ción bu­ro­cra­ti­za­da en­tre­ga­da a sus es­ta­dos ma­yo­res, a guar­dias pre­to­ria­nas que es­tén atrin­che­ra­das en el po­der», pe­ro tam­po­co de «un par­ti­do sin rum­bo, sin ideas y sin pro­yec­to po­lí­ti-

co, una me­ra pla­ta­for­ma elec­to­ral al ser­vi­cio de un lí­der que re­cla­me au­to­no­mía o que exi­ja con­fian­za». En el di­bu­jo te­rri­to­rial, Fer­nán­dez de­fen­dió un PSOE con «un úni­co dis­cur­so en to­da Es­pa­ña», pe­ro no «úni­ca, uni­for­me, mo­no­cor­de o mo­no­lin­güe», sino pa­ra un país en­ten­di­do co­mo «es­pa­cio pú­bli­co com­par­ti­do».

De es­ta for­ma ha­cía una en­mien­da a la to­ta­li­dad a la pro­pues­ta de Sán­chez, que de­fien­de dar ma­yor pro­ta­go­nis­mo a las ba­ses fren­te a los ór­ga­nos de re­pre­sen­ta­ción, con­sul­tar­les las de­ci­sio­nes más im­por­tan­tes, co­mo los acuer­dos de go­bierno ,y abo­ga por

la plu­ri­na­cio­na­li­dad del Es­ta­do.

El por­ta­voz de la ges­to­ra, Ma­rio Ji­mé­nez, mano de­re­cha de Díaz, de­fen­dió la «dis­cu­sión in­te­lec­tual serena y tran­qui­la» que ha pro­pi­cia­do la di­rec­ción in­te­ri­na mien­tras «al­gu­nos es­tán in­ten­tan­do re­par­tir car­nés de po­si­cio­na­mien­tos ideo­ló­gi­cos», en una cla­ra alu­sión a Sán­chez, que se arro­ga ser el lí­der de un pro­yec­to ver­da­de­ra­men­te de iz­quier­das, fren­te a una ges­to­ra que pac­ta con el PP. An­tes, Ji­mé­nez re­cha­zó fi­jar un nú­me­ro má­xi­mo de ava­les pa­ra ser de­sig­na­do can­di­da­to a las pri­ma­rias del PSOE co­mo ha­bían plan­tea­do en las úl­ti­mas ho­ras los san­chis­tas.

Eduar­do Ma­di­na, el coor­di­na­dor de la po­nen­cia, se­ña­ló que es­ta plas­ma un pro­yec­to de fu­tu­ro que lle­va­rá al PSOE «en vo­lan­das» a la vic­to­ria elec­to­ral. Tam­bién hu­bo alu­sio­nes a Sán­chez. «Po­dría­mos de­cir que no pa­sa na­da, pe­ro he­mos te­ni­do los dos peo­res re­sul­ta­dos elec­to­ra­les de la his­to­ria», afir­mó. Las crí­ti­cas de los san­chis­tas an­te lo que con­si­de­ran fal­ta de im­par­cia­li­dad de la ges­to­ra no tar­da­ron en lle­gar. A Fer­nán­dez y Ji­mé­nez, pe­ro tam­bién a Ma­di­na, al que afea­ron que pre­sen­ta­ra la po­nen­cia que de­be­ría re­pre­sen­tar el pro­yec­to de to­do el par­ti­do y hoy ha­ga de te­lo­ne­ro de Díaz.

C. MO­YA EFE

Ma­di­na, que hoy pre­sen­ta­rá a Su­sa­na Díaz, sa­lu­da a Ja­vier Fer­nán­dez en el fo­ro po­lí­ti­co de ayer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.