El Elí­seo pa­ra los pies a Fi­llon tras ata­car a Ho­llan­de

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Internacional - ALEXANDRA F. COEGO

La pa­la­bra «ma­qui­na­ción» fue la go­ta que col­mó el va­so. Fra­nçois Ho­llan­de, que has­ta aho­ra se man­tu­vo al mar­gen de los cons­tan­tes ata­ques de Fra­nçois Fi­llon, rom­pió su si­len­cio pa­ra de­fen­der al Elí­seo. «No pue­do en­trar en el de­ba­te por­que no soy can­di­da­to, pe­ro hay una dig­ni­dad que res­pe­tar y Fi­llon es­tá le­jos de ha­cer­lo», ex­pli­có. El con­ser­va­dor su­gi­rió en un mi­tin la exis­ten­cia de un «ga­bi­ne­te ne­gro» den­tro del Go­bierno, una ex­pre­sión fran­ce­sa del si­glo XVII que de­sig­na a una or­ga­ni­za­ción mo­nár­qui­ca y se­cre­ta que con­tro­la­ba el con­te­ni­do de las car­tas en­via­das en la épo­ca. Un con­cep­to con el que lle­va años ob­se­sio­na­do, se­gún va­rias fuen­tes. «La úni­ca for­ma de sal­var a la iz­quier­da es ma­tan­do a Fi­llon», acu­só el can­di­da­to an­te su elec­to­ra­do. No obs­tan­te, la ra­di­ca­li­za­ción de su dis­cur­so no le ha­ce nin­gún fa­vor en los son­deos. El con­ser­va­dor si­gue per­dien­do te­rreno fren­te al cen­tris­ta Em­ma­nuel Ma­cron y no acu­mu­la más del 17 % de la in­ten­ción de vo­to, en ter­ce­ra po­si­ción.

Des­de que la Fis­ca­lía abrió una in­ves­ti­ga­ción en re­la­ción con los em­pleos fic­ti­cios de su mu­jer y sus dos hi­jos, Fi­llon se ha que­ja­do de que su do­sier es­tá sien­do tra­ta­do «de­ma­sia­do rá­pi­do». Sin em­bar­go, la aper­tu­ra de una in­ves­ti­ga­ción el pa­sa­do lu­nes al ex­mi­nis­tro del In­te­rior Bruno Le Roux in­di­ca que su si­tua­ción no es ex­cep­cio­nal. Le Ca­nard En­chaî­né re­ve­ló el Pe­ne­lo­pe­ga­te el 25 de enero y la Fis­ca­lía tar­dó un mes en abrir una in­ves­ti­ga­ción. En el ca­so de Le Roux, acu­sa­do de en­chu­far a sus dos hi­jas ado­les­cen­tes, ape­nas tar­dó 24 ho­ras. Su di­mi­sión vino el mis­mo día, lo que de­jó en una po­si­ción incómoda a Fi­llon, em­pe­ña­do en se­guir ade­lan­te con su cam­pa­ña pe­se a ser impu­tado. Ade­más, ayer se des­ve­ló que re­ci­bió un re­loj de 10.000 euros co­mo re­ga­lo de un em­pre­sa­rio ita­lo-sui­zo po­co más de una se­ma­na des­pués de sa­ber­se que re­ci­bió dos tra­jes de otro me­ce­nas por 13.000 euros, más otros «pa­gos en efec­ti­vo» que su­man cer­ca de 35.000 euros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.