In­ci­den­cias:

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - La Voz De Galicia -

Es­ta vez sí. La Cham­pions de­jó de ser un ti­tu­lar so­ña­do pa­ra con­ver­tir­se en una reali­dad. Por fin la di­cho­sa mu­si­qui­lla so­na­rá en Ba­laí­dos. Lo­ti­na no de­pa­ró es­ta vez nin­gu­na sor­pre­sa en su once. La anun­cia­da pre­sen­cia de Mi­do y del «tri­vo­te» con Gio­va­ne­lla pre­ten­día el efec­to des­tro­yer que tu­vo an­te el De­por­ti­vo. De pa­so la idea era pa­rar las en­tra­das de Nihat y anu­lar el con­tra­gol­pe vas­co. To­do eso sa­lió tal y co­mo la pi­za­rra del de Me­ña­ka ha­bía pe­vis­to, me­nos lo de atar al tur­co.

A prio­ri to­do ayu­da­ba a los ce­les­tes a qui­tar­se de en­ci­ma el au­to­te­rror es­cé­ni­co de otras oca­sio­nes. El pú­bli­co vi­gués ne­ce­si­ta­ba gri­tar más que su ve­cino de asien­to do­nos­tia­rra y sus ju­ga­do­res le ayu­da­ron con una sa­li­da to­tal­men­te en­chu­fa­da al par­ti­do. Es­ta vez las «pier­ni­tas » del ri­val no es­ta­ban tan re­la­ja­das co­mo las de en su día el Atlé­ti­co o el Se­vi­lla.

Pa­ra más in­ri su­ce­dió lo que los vi­gue­ses es­pe­ra­ban y el tran­sis­tor tra­jo la no­ti­cia del gol de Ro­nal­do. Aho­ra es cuan­do a la Real le iba la Li­ga en jue­go. El pa­no­ra­ma se en­cau­zó del to­do a los diez mi­nu­tos. Mos­to­voi re­ci­bió un ba­lón en la fron­tal del área. Gol­peó fuer­te, no muy bien, pe­ro en­con­tró el cuer­po de Jau­re­gui pa­ra des­co­lo­car a Wes­ter­veld. Gol del ca­pi­tán cél­ti­co, igual que el año pa­sa­do an­te el Se­vi­lla o que el an­te­rior en la fi­nal de Co­pa fren­te al Zaragoza. Has­ta idén­ti­co en que fue al prin­ci­pio, con el mal fa­rio que eso le da­ría a un gi­tano, pe­ro es­ta vez na­da era pa­re­ci­do. La di­fe­ren­cia es­tri­ba­ba en el ri­val. Dos ma­za­zos se­gui­dos y los pe­re­gri­nos blan­quia­zu­les ha­bían en­mu­de­ci­do en Ba­laí­dos. El Cel­ta ga­na­ba y pa­ra col­mo de los txu­ri ur­din Raúl y Ro­nal­do ha­cían el se­gun­do y ter­ce­ro en El Cal­de­rón. El va­ti­ci­nio de Jo­sé Ig­na­cio so­bre las pier­nas del ri­val al sa­ber de es­tas nue­vas me­ren­gues se ha­bía cum­pli­do. Un 0-3 del que te per­si­gue era de­ma­sia­do sa­ber pa­ra ir­se así al des­can­so al as­pi­ran­te a cam­peón. Por si es­to no era su­fi­cien­te, Ko­va­ce­vic se le­sio­nó en una ma­la caí­da. Sin go­lea­dor y con tan­tas des­gra­cias jun­tas, la Real era un po­llo sin ca­be­za.

La reanu­da­ción pu­so al Cel­ta rá­pi­da­men­te con más ven­ta­ja mo­ral, si ca­bía. Mos­to­voi em­pe­ña­do en ser el «zar», el día del re­en­cuen­tro con su pai­sano Kar­pin, hi­zo el se­gun­do tan­to al ca­be­cear un cen­tro de Edú. Co­mo an­te el Real Ma­drid, el ru­so de­mos­tra­ba que has­ta con la ca­be­za pue­de ser ge­nial. Sus dos par­ti­dos en los mo­men­tos cla­ves le han da­do un cré­di­to en blan­co pa­ra po­der exi­gir su me­re­ci­da re­no­va­ción de con­tra­to.

Con una tar­de de­li­cio­sa se ce­le­bró el do­min­go, en la Gai­tei­ra, el match en­tre los equi­pos For­tu­na F. C. de Vi­go y Club De­por­ti­vo, de La Co­ru­ña. La con­cu­rren­cia fué ma­yor que en días an­te­rio­res y el par­ti­do tu­vo re­la­ti­vo in­te­rés, ya que la su­pe­rio­ri­dad gran­de del team vi­gués se de­ter­mi­nó des­de los pri­me­ros mo­men­tos. Por eso mis­mo no he­mos de pun­tua­li­zar las va­rias in­ci­den­cias de la lu­cha, en la cual los ju­ga­do­res co­ru­ñe­ses hu­bie­ron de man­te­ner­se ca­si siem­pre á la de­fen­si­va. Bas­tan­te hi­cie­ron [...] te­nien­do que pe­lear con ad­ver­sa­rios tan for­mi­da­bles, fa­mi­lia­ri­za­dos con es­te jue­go, y co­no­ce­do­res [...] de to­dos sus re­cur­sos y com­bi­na­cio­nes. No fué po­co que en la pri­me­ra par­te del match lo­gra­sen ha­cer un goal con bas­tan­te lim­pie­za, en­tre es­pon­tá­neos aplau­sos.

El equi­po vi­gués es­tu­vo sen­ci­lla­men­te ad­mi­ra­ble. Pa­san­do y com­bi­nan­do hi­cie­ron ver­da­de­ras fi­li­gra­nas los sim­pá­ti­cos mu­cha­chos [...]. Pan­cho Estévez, que pe­se á su apa­rien­cia aniña­da, tie­ne una com­ple­xión no­ta­ble y una ha­bi­li­dad ex­qui­si­ta en el jue­go, con­quis­tó sin­gu­lar­men­te el afec­to y los aplau­sos del pú­bli­co.

An­tes del pri­mer des­can­so, —y es­ta fué la par­te más ani­ma­da de la prue­ba— hi­cie­ron los jó­ve­nes del For­tu­na cuatro goals por uno. De es­tos goals uno de ellos fué de­bi­do á una pe­nal im­pues­ta al De­por­ti­vo. En el res­to del par­ti­do, hi­zo el For­tu­na tres goals más, que­dan­do por tan­to los equi­pos á sie­te con­tra uno [...].

Hu­bo ova­cio­nes y ví­to­res pa­ra los dos ban­dos [...]. Grif­fin, Len­de, Estévez y Hambly de Vi­go, fue­ron muy fe­li­ci­ta­dos. Tam­bién me­re­cie­ron ser­lo los ani­mo­sos ju­ga­do­res del De­por­ti­vo, so­bre to­do los de­lan­te­ros, y Rin­cón, Deus, Long y Fo­jón. Es­te si­guió desem­pe­ñan­do á ma­ra­vi­lla su mi­sión pe­lia­gu­da de por­te­ro. Gra­cias á él no hi­zo más goals el For­tu­na.

Los pre­mios, con arre­glo al nú­me­ro de pun­tos lo­gra­do en las di­ver­sas prue­bas, se ad­ju­di­ca­ron en es­ta for­ma:

Pri­me­ro: Cam­peo­na­to de Ga­li­cia y As­tu­rias, co­pa que lo sim­bo­li­za, once me­da­llas de oro so­bre pla­ta y 500 pe­se­tas en me­tá­li­co, al For­tu­na F. C. de Vi­go.

ÓS­CAR VÁZ­QUEZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.