Ana Pon­tón lo­gra el 98 % de los apo­yos para li­de­rar el BNG

La lí­der na­cio­na­lis­ta fue re­ele­gi­da por­ta­voz na­cio­nal con el 98,23 % de los apo­yos

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Portada - MA­RIO BERAMENDI

Con un res­pal­do in­terno abru­ma­dor, tal y co­mo es­ta­ba es­cri­to ya en los guio­nes pre­vios, Ana Pon­tón vol­vió a co­ger ayer en A Co­ru­ña el ti­món del Blo­que, jus­to un año des­pués y en la mis­ma ciu­dad en la que fue ele­gi­da por­ta­voz na­cio­nal por vez pri­me­ra para su­ce­der a Xa­vier Ven­ce. Por aquel en­ton­ces, el BNG ha­bía per­di­do su re­pre­sen­ta­ción en el Con­gre­so y ha­bía nu­bes ne­gras en el ho­ri­zon­te.

El li­de­raz­go de Pon­tón des­pren­día un ai­re a in­te­ri­ni­dad, a la es­pe­ra de lo que pu­die­ra de­pa­rar un fu­tu­ro in­cier­to. Na­da que ver con lo su­ce­di­do ayer en A Co­ru­ña, don­de la por­ta­voz co­gió las rien­das con to­dos los ga­lo­nes, acla­ma­da y ja­lea­da por un pú­bli- co en­tu­sias­ta en un au­di­to­rio que reunió a dos mil per­so­nas en­tre mi­li­tan­tes y sim­pa­ti­zan­tes. El cie­rre de la de­ci­mo­sex­ta asam­blea de­ja una con­clu­sión inequí­vo­ca: el Blo­que se afe­rra y se en­co­mien­da al li­de­raz­go de Ana Pon­tón para re­cu­pe­rar el apo­yo so­cial per­di­do por el fren­te en los úl­ti­mos años.

Para ello, la or­ga­ni­za­ción ha de­ci­di­do le­van­tar la ban­de­ra del na­cio­na­lis­mo sin un ca­riz so­be­ra­nis­ta tan mar­ca­do y con un dis­cur­so más in­clu­si­vo, di­ri­gi­do a más ca­pas so­cia­les, a las que se tra­ta de se­du­cir con un ar­gu­men­ta­rio que tie­ne más que ver con lo so­cial y lo eco­nó­mi­co que con la iden­ti­dad ga­lle­ga.

«Ho­xe o BNG es­tá en con­di­cións de ter as por­tas aber­tas á so­cie­da­de, to­das as per­soas que cren nes­te país, que tra­ba­llan e loi­tan para er­gue­lo, to­das, ab­so­lu­ta­men­te to­das, te­ñen ca­bi­da no BNG; as por­tas es­tán aber­tas para to­das as per­soas que an­te­po­ñen os in­tere­ses de Ga­li­cia», re­mar­có la por­ta­voz na­cio­nal.

Pro­ble­mas reales

En esa es­tra­te­gia de pe­gar el dis­cur­so a los asun­tos de más ac­tua­li­dad, Pon­tón di­ri­gió par­te de sus in­vec­ti­vas en el tra­mo fi­nal de su in­ter­ven­ción con­tra el pre­si­den­te Fei­joo, al que acu­só de de­fen­der que mi­li­ta en Ga­li­cia, cuan­do ha per­mi­ti­do que «os ga­le­gos e ga­le­gas pa­guen ate 2048 a es­ta­fa le­ga­li­za­da das pea­xes da AP9» o el «des­fal­co das cai­xas de afo­rros e a súa ven­da a un pre­zo de sal­do a un em­pre­sa­rio ve­ne­zo­lano».

A lo lar­go de su in­ter­ven­ción, la por­ta­voz na­cio­nal qui­so ha­cer tam­bién autocrítica y de­fen­dió el pro­ce­so de renovación ge­ne­ra­cio­nal y de te­sis lle­va­do a ca­bo por la or­ga­ni­za­ción fren­tis­ta a lo lar­go del úl­ti­mo año.

«Té­mo­nos equi­vo­ca­do ao lon­go des­tes anos, pe­ro apren­de­mos dos no­sos erros. Pe­ro hai al­go no que nun­ca nos te­mos equi­vo­ca­do: de la­do. Es­ta­mos do la­do de Ga­li­cia e das maio­rías so­ciais des­te país», sos­tu­vo la por­ta­voz na­cio­nal.

Ana Pon­tón, que cons­tru­yó su dis­cur­so mi­ran­do más al fu­tu­ro que al pa­sa­do, no qui­so pa­sar por al­to los du­ros mo­men­tos vi­vi­dos tras las ge­ne­ra­les de di­ciem­bre del 2015. E in­clu­so re­co­no­ció que tu­vo du­das ha­ce un año para acep­tar la por­ta­vo­cía, un pa­so que de­ci­dió dar, di­jo, ani­ma­da por la ilu­sión de la di­rec­ción y de los mi­li­tan­tes.

ÁN­GEL MAN­SO

El BNG qui­so es­ce­ni­fi­car, an­te un au­di­to­rio aba­rro­ta­do, el ini­cio de una nue­va eta­pa en la for­ma­ción na­cio­na­lis­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.