Las es­ta­cio­nes ru­ra­les que trae­rá el AVE: su ra­zón de ser fren­te a la po­lé­mi­ca

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Galicia -

Tras años de des­fa­se y di­ne­ro mal­gas­ta­do, es nor­mal que la so­cie­dad ci­vil cues­tio­ne de­ter­mi­na­dos pro­yec­tos de in­fra­es­truc­tu­ras. Pe­ro en el ca­so del AVE ga­lle­go, o las dos es­ta­cio­nes en en­tor­nos ru­ra­les que se cons­tru­yen en pa­ra­le­lo a es­te nue­vo ac­ce­so fe­rro­via­rio, esas crí­ti­cas par­ten de una vi­sión in­jus­ta y a me­nu­do des­in­for­ma­da, tru­fa­da de pre­jui­cios ur­ba­nos fren­te a la reali­dad rural del país. O son opi­nio­nes de quie­nes per­ma­nen­te­men­te cues­tio­nan el ac­ce­so fe­rro­via­rio a Ga­li­cia des­de lu­ga­res muy aco­mo­da­dos en la so­bre­do­ta­ción de in­fra­es­truc­tu­ras. Las dos ter­mi­na­les de la dis­cor­dia, se­pa­ra­das por so­lo 50 ki­ló­me­tros, son la de Sa­na­bria —que en reali­dad se si­túa en Ote­ro de Sa­na­bria, un pue­blo de 26 ha­bi­tan­tes, de ahí los aná­li­sis sim­plo­nes— y en me­nor me­di­da la pri­me­ra que se en­con­tra­rá el AVE cuan­do en­tre en la co­mu­ni­dad ga­lle­ga por A Gu­di­ña, y que muy apro­pia­da­men­te se­rá bau­ti­za­da co­mo Puer­ta de Ga­li­cia.

¿Qué es lo que tie­nen en co­mún am­bas es­ta­cio­nes? Apar­te de que ob­via­men­te es­tán si­tua­das en zo­nas ru­ra­les afec­ta­das por la des­po­bla­ción con to­dos los de­re­chos de te­ner al­gu­na ven­ta­na al desa­rro­llo, en am­bos ca­sos los su­ce­si­vos pro­yec­tos de la lí­nea si­tua­ron allí dos PAET, es­to es, un pues­to de ade­lan­ta­mien­to y es­ta­cio­na­mien­to de tre­nes. Se tra­ta de una in­fra­es­truc­tu­ra que cons­ta nor­mal­men­te de cua­tro vías, dos cen­tra­les para la cir­cu­la­ción nor­mal y otras dos para que los tre­nes se apar­ten an­te con­vo­yes más ve­lo­ces o sim­ple­men­te es­ta­cio­nen. En lí­neas don­de con­vi­ven re­la­cio­nes de al­ta ve­lo­ci­dad de lar­ga dis­tan­cia con las de re­co­rri­do me­dio es ne­ce­sa­rio que se ha­bi­li­ten es­te ti­po de pla­ya de vías, que en el ca­so de la lí­nea de al­ta ve­lo­ci­dad a Ga­li­cia co­bra­rán más sen­ti­do, pues bue­na par­te de ella se cons­trui­rá en una pri­me­ra fa­se con una so­la vía. Los PAET, en es­te con­tex­to, se­rán aún más ne­ce­sa­rios para los cru­ces de tre­nes.

En es­tos es­pa­cios sue­le ha­bi­li­tar­se, por­que así lo exi­ge la nor­ma­ti­va, dos an­de­nes la­te­ra­les para que los pa­sa­je­ros pue­dan aban­do­nar el tren con cier­ta co­mo­di­dad en ca­so de, por ejem­plo, una ave­ría, una emer­gen­cia o un cor­te de la vía más ade­lan­te, y po­der así rea­li­zar un trans­bor­do a otro tren o a un au­to­bús. No to­dos los PAET tie­nen un edi­fi­cio de via­je­ros, pe­ro en es­te ca­so se con­si­de­ró que era ne­ce­sa­rio para que dos co­mar­cas que su­fren las obras agre­si­vas de la al­ta ve­lo­ci­dad se be­ne­fi­cien de al­gu­na ma­ne­ra de ellas apro­ve­chan­do un equi­pa­mien­to, el PAET, pre­exis­ten­te. Para el ca­te­drá­ti­co de Fe­rro­ca­rri­les de la UDC, Mi­guel Ro­drí­guez Bu­ga­rín, el apro­ve­cha­mien­to de es­ta in­fra­es­truc­tu­ra «jus­ti­fi­ca­ría un edi­fi­cio de via­je­ros. El ADIF, en­car­ga­do de la in­fra­es­truc­tu­ra, plan­tea po­si­bi­li­da­des a los ope­ra­do­res co­mer­cia­les, que en un mer­ca­do li­be­ra­li­za­do po­drían op­tar por pa­rar en es­tas es­ta­cio­nes para re­co­ger la de­man­da que otros no apro­ve­chan», di­ce. «Crear nue­vas es­ta­cio­nes una vez ter­mi­na­da la lí­nea es muy com­ple­jo», aña­de.

Hay que re­cor­dar otro as­pec­to im­por­tan­te: no to­das las fre­cuen­cias pa­ra­rán en es­tas es­ta- cio­nes, por lo que ape­nas ten­drán in­fluen­cia en los tiem­pos de via­je de los recorridos lar­gos. «Si hay unas do­ce cir­cu­la­cio­nes al día, calcu­lo que so­lo pa­ra­rán tres», ase­gu­ra el in­ge­nie­ro Xo­sé Car­los Fer­nán­dez.

Es­tu­dio de de­man­da

En el ca­so de la de Ote­ro de Sa­na­bria hay que ex­pli­car, ade­más, que se tra­ta de una es­ta­ción co­mar­cal que en reali­dad da ser­vi­cio a to­da Sa­na­bria —con al­go me­nos de 7.000 ha­bi­tan­tes—, una zo­na muy tu­rís­ti­ca, a la que en ve­rano se acer­can mi­les de per­so­nas para dis­fru­tar de sus es­plén­di­dos ro­ble­da­les y de su ex­cep­cio­nal la­go. En reali­dad, la ter­mi­nal da­rá ser­vi­cio a Pue­bla de Sa­na­bria, la prin­ci­pal po­bla­ción de la zo­na, pe­ro el PAET no po­día si­tuar­se allí, pues se pre­ci­sa una am­plia ex­pla­na­da. La ca­pi­tal co­mar­cal es­tá en un pro­mon­to­rio y el AVE cir­cu­la ba­jo tie­rra en es­ta zo­na. Aquí es­tá la ex­pli­ca­ción com­ple­ja para los aná­li­sis sim­plo­nes que se re­crean en los 26 ha­bi­tan­tes.

Am­bas es­ta­cio­nes se jus­ti­fi­ca­ron con un es­tu­dio de de­man­da, que en el ca­so de Sa­na­bria calculaba un trá­fi­co anual de 38.000 via­je­ros en el 2020 —30.000 de lar­ga dis­tan­cia y 8.000 de me­dia—, fren­te a los ago­re­ros que ha­blan de unas co­mar­cas en­ve­je­ci­das y en re­tro­ce­so de­mo­grá­fi­co. «Es ver­dad, pe­ro ¿qué ha­ce­mos? ¿Las con­de­na­mos a que se con­vier­tan en un de­sier­to o les da­mos una opor­tu­ni­dad?», di­ce Xo­sé Car­los Fer­nán­dez, quien ve en la cons­truc­ción de es­tas es­ta­cio­nes un cla­ro im­pul­so po­lí­ti­co para evi­tar la des­po­bla­ción del no­roes­te. Tam­bién opi­na que la es­ta­ción de A Gu­di­ña ten­drá más de­man­da que la de Sa­na­bria, pues es­tá cer­ca de co­mar­cas con una po­bla­ción re­se­ña­ble, co­mo Ve­rín o Val­deo­rras, que no ne­ce­si­ta­rían ir a Ou­ren­se para co­ger el tren. Xo­sé Car­los Fer­nán­dez cree que es­ta es­ta­ción da­ría ser­vi­cio a una po­bla­ción po­ten­cial de unas 75.000 per­so­nas.

Para am­bas ter­mi­na­les se pre­vé cier­to trá­fi­co de via­je­ros pro­ce­den­te de Por­tu­gal, recuerda Ro­drí­guez Bu­ga­rín, que tam­bién apues­ta por el «po­der de ar­ti­cu­la­ción de la lí­nea» en te­rri­to­rios que pier­den po­bla­ción. Cha­ves y Bra­gan­za po­drían be­ne­fi­ciar­se de ellas.

Las dos ter­mi­na­les, ade­más, se di­se­ña­ron con cri­te­rios de sos­te­ni­bi­li­dad am­bien­tal y eco­nó­mi­ca. La de A Gu­di­ña ape­nas cos­ta­rá al­go más de tres mi­llo­nes de eu­ros, mien­tras que la de Sa­na­bria su­pe­rará li­ge­ra­men­te los cua­tro mi­llo­nes.

Arri­ba, pro­yec­to de la es­ta­ción de Ote­ro de Sa­na­bria, que da­rá ser­vi­cio a to­da la co­mar­ca, al igual que la de A Gu­di­ña, que se lla­ma­rá es­ta­ción Puer­ta de Ga­li­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.