Gran­de­za y ge­ne­ro­si­dad

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Opinión - XO­SÉ CAR­LOS CANEIRO

El editorial inau­gu­ral de La Voz de Ga­li­cia de 1882, y que ayer ci­ta­ba nues­tro pre­si­den­te en su ar­tícu­lo (uno de los más es­pe­ran­za­dos, pe­se al «har­taz­go», de cuan­tos he leí­do con su fir­ma), ha­bla­ba de «gran­des y ge­ne­ro­sos idea­les po­lí­ti­cos que de­fen­der y pro­pa­gar». Eran otros tiem­pos, pen­sa­rá us­ted, cuan­do los bue­nos de­seos te­nían ca­sa. Hoy re­gre­so al pa­sa­do, qui­zá por­que el fu­tu­ro que al­gu­nos pro­me­ten ca­re­ce de gran­de­za y ge­ne­ro­si­dad. Y en ello de­bían pen­sar los mi­li­tan­tes so­cia­lis­tas que en bre­ve ele­gi­rán a su nue­vo se­cre­ta­rio ge­ne­ral. Ayer arro­pa­ron a Su­sa­na Díaz ba­jo la con­sig­na «PSOE 100 %». Es­ta­ban to­das las fi­gu­ras del so­cia­lis­mo y una por una las ci­tó Díaz. Es­ta­ba, tam­bién, el pri­mer res­pon­sa­ble de su hun­di­mien­to, Jo­sé Luis Ro­drí­guez Za­pa­te­ro. Fue­ron su im­pru­den­cia y su de­ma­go­gia hue­ra quie­nes crea­ron el Sa­turno que los de­vo­ra: Po­de­mos. Y es a Po­de­mos, cu­rio­sa­men­te, a quien man­tie­ne el so­cia­lis­mo en al­gu­nas al­cal­días. En esa am­bi­güe­dad no so­bre­vi­vi­rá el PSOE. Se ha que­da­do sin un dis­cur­so cohe­ren­te. Lo úni­co que les res­ta es el en­tu­sias­mo. Ayer lo pal­pé cuan­do Díaz re­pe­tía «so­mos el PSOE» y se agua­ban los ojos de los pre­sen­tes. Se le­van­ta­ban una y otra vez, aplau­dían y has­ta a los más es­cép­ti­cos se les eri­za­ba la piel. Nin­gún mi­tin con­gre­gó en los úl­ti­mos tiem­pos más in­te­rrup­cio­nes y al­ha­ra­cas. El en­tu­sias­mo, rei­te­ro. Aun­que so­lo sea por eso, Díaz de­bie­ra ga­nar. Los del «no es no» que bus­quen aco­mo­do en Po­de­mos. Allí la gran­de­za y la ge­ne­ro­si­dad tie­nen las puer­tas ce­rra­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.