Ma­sood ac­tuó en so­li­ta­rio en Lon­dres

El ata­que du­ró 82 se­gun­dos y la po­li­cía du­da so­bre la mo­ti­va­ción del te­rro­ris­ta

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Internacional - FRAN­CIS­CO ESPIÑEIRA

Kha­lid Ma­sood ac­tuó so­lo y sin nin­gún apo­yo lo­gís­ti­co en su lo­ca ca­rre­ra por el puen­te de West­mins­ter que le lle­vó a ase­si­nar a cua­tro per­so­nas an­tes de ser aba­ti­do a ti­ros en la en­tra­da de Par­lia­ment Hou­se. Esa es la prin­ci­pal con­clu­sión del in­for­me po­li­cial da­do a co­no­cer ayer por la Po­li­cía Me­tro­po­li­ta­na de Lon­dres, en el que se des­car­ta la exis­ten­cia de cóm­pli­ces que par­ti­ci­pa­ran de for­ma di­rec­ta en la rea­li­za­ción de la ac­ción cri­mi­nal.

El ex­per­to en te­rro­ris­mo Peter Neu­mann, director del Cen­tro In­ter­na­cio­nal para el Es­tu­dio de la Ra­di­ca­li­za­ción en el Kings Co­lle­ge de Lon­dres, du­da que Ma­sood ac­tua­se por or­den di­rec­ta del EI. Se­gún su in­for­ma­ción, exis­ten al­gu­nos in­di­cios de que no ha­bía un víncu­lo fí­si­co di­rec­to en­tre Ma­sood y la mi­li­cia te­rro­ris­ta. Esa teo­ría acen­túa la hi­pó­te­sis de tra­ba­jo de la in­ves­ti­ga­ción que si­túa al te­rro­ris­ta de West­mins­ter co­mo un lo­bo so­li­ta­rio que, pro­ba­ble­men­te, se ra­di­ca­li­zó a tra­vés de In­ter­net.

El sá­ba­do por la no­che que­dó en li­ber­tad el pe­núl­ti­mo de los 11 de­te­ni­dos por los in­ves­ti­ga­do­res. Las prue­bas re­ca­ba­das no per­mi­ten si­tuar a nin­guno de ellos en la es­ce­na del cri­men ni tam­po­co en nin­gu­na fa­se de­ci­si­va de la pre­pa­ra­ción del aten­ta­do, a pe­sar de que tres de los arres­ta­dos fue­ron se­ña­la­dos por los ser­vi­cios de se­gu­ri­dad por su «vin­cu­la­ción sig­ni­fi­ca­ti­va» con el ca­so.

So­lo per­ma­ne­ce de­te­ni­do un hom­bre de 58 años de Bir­ming­ham del que se sos­pe­cha

por su po­si­ble im­pli­ca­ción en pre­pa­ra­ti­vos de un ac­to te­rro­ris­ta. Y tam­bién se si­gue in­ves­ti­gan­do a una mu­jer de 32 años de Mán­ches­ter, que fue pues­ta en li­ber­tad el sá­ba­do por la ma­ña­na, a pe­sar de que su tes­ti­mo­nio pre­sen­ta­ba al­gu­nas la­gu­nas a ojos de los in­ves­ti­ga­do­res de la ac­ción cri­mi­nal de Ma­sood.

La li­be­ra­ción de los de­te­ni­dos no con­du­ce al ar­chi­vo de la in­ves­ti­ga­ción, pues tan­to el MI5 co­mo Scotland Yard tra­ba­jan en la iden­ti­fi­ca­ción de las per­so­nas re­la­cio­na­das con Ma­sood que pu­die­ron

in­fluir­le para que se convirtiera en un te­rro­ris­ta sui­ci­da.

La po­li­cía de Lon­dres re­co­no­ció que po­si­ble­men­te nun­ca se sa­brán los mo­ti­vos que lle­va­ron a Kha­lid Ma­sood a aten­tar cer­ca del Par­la­men­to bri­tá­ni­co. «Te­ne­mos que acep­tar la po­si­bi­li­dad de que nun­ca com­pren­de­re­mos por qué lo hi­zo. Pue­de que esa in­for­ma­ción ha­ya muer­to con él», ad­mi­tió Scotland Yard.

«A pe­sar de ello, es­ta­mos de­ci­di­dos a in­ves­ti­gar si Ma­sood ac­tuó en so­li­ta­rio ins­pi­ra­do por la pro­pa­gan­da te­rro­ris­ta o si otros le ani­ma­ron, apo­ya­ron o ins­tru­ye­ron», agre­gó Scotland Yard a la ho­ra de pre­sen­tar su aná­li­sis de los he­chos.

Me­nos de mi­nu­to y me­dio

La po­li­cía sos­tie­ne que el aten­ta­do ocu­rri­do en Lon­dres el miér­co­les du­ró tan so­lo 82 se­gun­dos. En ese tiem­po Ma­sood atro­pe­lló a un gru­po de pea­to­nes en el puen­te de West­mins­ter, ma­tan­do a tres e hi­rien­do a 50, hu­yó a pie y acu­chi­lló a un po­li­cía des­ar­ma­do que cus­to­dia­ba el Par­la­men­to an­tes de ser aba­ti­do por otros agen­tes, se­gún la re­cons­truc­ción efec­tua­da por el equi­po de in­ves­ti­ga­do­res.

Mien­tras, la mi­nis­tra del In­te­rior, Am­ber Rudd, pi­dió a los ser­vi­cios de men­sa­je­ría ci­fra­da, co­mo What­sApp, que colaboren con las au­to­ri­da­des para no ser­vir de «es­con­di­te de los te­rro­ris­tas». Rudd, con­si­de­ró «to­tal­men­te inacep­ta­ble» el he­cho de que las co­mu­ni­ca­cio­nes en­tre sos­pe­cho­sos de ac­tos te­rro­ris­tas pue­dan es­ca­par a los ser­vi­cios de in­te­li­gen­cia por­que es­tán ci­fra­das.

La mi­nis­tra con­fir­mó en Sky News que Kha­lid Ma­sood uti­li­zó el ser­vi­cio de men­sa­je­ría ci­fra­da de What­sApp, pro­pie­dad de Fa­ce­book, con cu­yos res­pon­sa­bles se re­uni­rá en los pró­xi­mos días, jus­to an­tes del ata­que, .

«Te­ne­mos que ase­gu­rar­nos de que las em­pre­sas co­mo What­sApp no su­pon­gan un es­con­di­te se­cre­to don­de los te­rro­ris­tas pue­den co­mu­ni­car­se en­tre ellos», di­jo an­tes de re­cla­mar «que los ser­vi­cios de in­te­li­gen­cia ten­gan la ca­pa­ci­dad de ac­ce­der a las dis­cu­sio­nes co­mo las ci­fra­das en What­sApp».

D. LEAL AFP

Un po­li­cía pa­sea an­te las flo­res en re­cuer­do de las víc­ti­mas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.