Pe­dro, mar­ca­do por Fran­cia

El de­lan­te­ro ca­na­rio re­gre­sa a Saint De­nis, el cam­po en el que go­leó a Fran­cia en el 2013 y di­jo adiós a la se­lec­ción en el 2016

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Deportes - RO­DRI­GO ERRASTI MADRID / COLPISA

«Con­tra Fran­cia siem­pre guar­do un bo­ni­to re­cuer­do des­pués de mar­car el gol en un par­ti­do cla­ve», recuerda Pe­dro Ro­drí­guez apun­tan­do al 0-1 del 2013 cuan­do se le pre­gun­ta por su vuel­ta a Saint De­nis. En el es­ta­dio pa­ri­sino, don­de Es­pa­ña se jue­ga ma­ña­na la im­ba­ti­bi­li­dad de la era Lo­pe­te­gui, tam­bién dis­pu­tó el ca­na­rio el que por aho­ra es su úl­ti­mo par­ti­do (lle­va 60) con la se­lec­ción, el pa­sa­do 28 de ju­nio. Fue el 2-0 con el que la Ita­lia de An­to­nio Con­te arre­ba­tó el tí­tu­lo de cam­peón eu­ro­peo a Es­pa­ña tras vi­vir ocho años, des­de Vie­na, en la ci­ma del fút­bol con­ti­nen­tal. Aquel día, Pe­dro en­tró al cam­po so­lo diez mi­nu­tos, al le­sio­nar­se Adu­riz y no que­dar­le más op­cio­nes ofen­si­vas a Vi­cen­te del Bos­que en el ban­qui­llo. Lo in­tro­du­jo en el cam­po a re­ga­ña­dien­tes, es­pe­ran­do que ayu­da­se a un em­pa­te que no se pro­du­jo. Y es que sie­te días an­tes unas declaraciones su­yas —«Si no veo con­ti­nui­dad, no me­re­ce la pe­na se­guir vi­nien­do aquí para ha­cer gru­po», ha­bía di­cho— per­tur­ba­ron el buen am­bien­te de la se­lec­ción, que su­ma­ba seis pun­tos en las pri­me­ras dos jor­na­das, unas ho­ras an­tes del tercer par­ti­do an­te Croa­cia.

Tras ver­se fue­ra de la pri­me­ra lis­ta, co­mo Iker Casillas o su com­pa­ñe­ro Cesc, pen­só que esa eta­pa se ha­bía ter­mi­na­do para él en Pa­rís. La sor­pre­sa lle­gó ha­ce unas se­ma­nas cuan­do apa­re­ció en la pre­lis­ta de 54 ju­ga­do­res que ha­ce la Fe­de­ra­ción para los clu­bes. Al ca­na­rio, que su­ma 8 go­les en 25 par­ti­dos con el Chel­sea es­ta cam­pa­ña gracias al cam­bio de sis­te­ma que le ha per­mi­ti­do arre­ba­tar la ti­tu­la­ri­dad a Wi­llian, el cuer­po téc­ni­co le pre­gun­tó si es­ta­ba dis­pues­to a acep­tar cual­quier rol en el gru­po. In­clu­so el de ser uno de los dos des­car­ta­dos en El Mo­li­nón. Una vez lle­gó la res­pues­ta afir­ma­ti­va, pa­só a ser otro más con op­cio­nes de ser ci­ta­do. «Aque­llo es­tá pa­sa­do y el pa­sa­do, pa­sa­do es­tá. To­do el mun­do en la vi­da pue­de equi­vo­car­se. Pe­dro es­tá en su ple­ni­tud y no ten­go nin­gu­na du­da de que va a su­mar y ayu­dar al equi­po», zan­ja Ju­len Lo­pe­te­gui cuan­do se le pre­gun­ta por el asun­to.

Pe­dri­to, co­mo aún le lla­man en el gru­po pe­se a sus 29 años, dis­fru­ta aho­ra de una se­gun­da opor­tu­ni­dad que no quie­re des­apro­ve­char. Pa­rís, que un día sir­vió de des­pe­di­da, ac­tua­rá es­ta vez co­mo es­ce­na­rio del re­en­cuen­tro.

J.L.CEREIJIDO EFE

Pe­dro tra­ta de ir­se de Thia­go en un en­tre­na­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.