En ba­ña­dor en di­ciem­bre y con go­rro y guan­tes en mar­zo

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - La Voz De Pontevedra -

Los pa­ra­guas han to­ma­do las ca­lles de Pon­te­ve­dra, Vi­la­gar­cía y otras lo­ca­li­da­des de la co­mar­ca en es­te prin­ci­pio de la pri­ma­ve­ra. En sí mis­ma, esa ima­gen no tie­ne na­da de ex­tra­or­di­na­ria, pe­ro si la en­mar­ca­mos en los úl­ti­mos me­ses, la pers­pec­ti­va cam­bia. La evo­lu­ción del tiem­po en es­te pe­río­do ha su­fri­do unos al­ti­ba­jos pro­nun­cia­dos, su­fi­cien­tes co­mo para des­pis­tar a más de un vi­si­tan­te y de pa­so a los que vi­vi­mos aquí to­do el año.

Des­pués de un oto­ño que pa­re­ció un ve­rano pro­lon­ga­do has­ta bien en­tra­do oc­tu­bre, vino el frío. Y a con­ti­nua­ción, el ca­lor. El 5 de di­ciem­bre, por ejem­plo, se po­día en­con­trar gen­te to­man­do el sol en la pla­ya de Sil­gar, en San­xen­xo. El agua es­ta­ba fría, ap­ta so­lo para va­lien­tes, pe­ro ba­jo el sol de la ma­ña­na mu­chos fue­ron los que se de­ja­ron ver con si­lla y ba­ña­dor por el are­nal más fo­to­gra­fia­do de la co­mar­ca.

El frío vino más tar­de de lo ha­bi­tual, pe­ro cuan­do lo hi­zo lo sen­ti­mos to­dos. Los tem­po­ra­les de prin­ci­pios de fe­bre­ro hi­cie­ron creer que nos en­con­trá­ba­mos en un in­vierno du­ro. Jur­gen, Kurt y Leiv, en rá­pi­da su­ce­sión de in­ter­va­los de so­lo unas ho­ras, de­ja­ron un ras­tro de da­ños con los que po­cos ciu­da­da­nos con­ta­ban: apa­go­nes de días en­te­ros co­mo en A La­ma, ár­bo­les caí­dos y ca­rre­te­ras cor­ta­das en to­dos los con­ce­llos, y bar­cos y ba­teas va­ra­dos en las pla­yas de O Grove.

Los pon­te­ve­dre­ses se per­tre­cha­ron con ro­pa de abri­go para vol­ver a col­gar­la en los ar­ma­rios a fi­na­les de ese mis­mo mes. El día 22, por ci­tar un ca­so y to­man­do una vez más Sil­gar co­mo re­fe­ren­te, hu­bo más de uno que se atre­vió a ba­ñar­se en la ría. Tam­bién hu­bo quien se­ña­la­ba, mien­tras pa­sea­ba por Sil­gar, que no en­ten­día por qué la gen­te se al­bo­ro­ta­ba con el sol de fe­bre­ro, que pa­sa­ba siem­pre, pe­ro que no nos acor­dá­ba­mos de año en año. Qui­zás ese ba­ñis­ta tu­vie­se ra­zón, pe­ro tras esos días de sol, po­cos es­pe­ra­ban las ne­va­das que ca­ye­ron ya em­pe­za­da la pri­ma­ve­ra en A La­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.