Día In­ter­na­cio­nal de los Bos­ques

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Actúa -

con 106 ár­bo­les. Así lo des­ta­có en una vi­si­ta es­te mar­tes a la So­brei­ra do Sia­dor, en Si­lle­da (Pon­te­ve­dra), con mo­ti­vo del Día In­ter­na­cio­nal del Ár­bol.

Más de la mi­tad del país

El pa­pel de los bos­ques en Es­pa­ña es im­por­tan­te por­que la ma­sa fo­res­tal ocu­pa más de la mi­tad de la su­per­fi­cie del país y su pa­pel «es cla­ve» para cum­plir los com­pro­mi­sos ad­qui­ri­dos en la Cum­bre del Cli­ma de Pa­rís, se­gún ex­per­tos con­sul­ta­dos con mo­ti­vo de la ce­le­bra­ción hoy del Día Fo­res­tal Mun­dial.

Dia­na Co­lo­mi­na, coor­di­na­do­ra de Res­tau­ra­ción Fo­res­tal de WWF Es­pa­ña, ha re­cor­da­do que des­de la Cum­bre de Pa­rís «los bos­ques han ga­na­do mu­chí­si­mo pro­ta­go­nis­mo» co­mo he­rra­mien­ta de lu­cha con­tra el cam­bio cli­má­ti­co, al ser im­por­tan­tes su­mi­de­ros de car­bono. Se­gún al­gu­nos es­tu­dios, fi­jan ca­da año más del 24 por cien­to del to­tal de emi­sio­nes de CO2 pro­du­ci­das en Es­pa­ña, de ahí la im­por­tan­cia de «au­men­tar la su­per­fi­cie ar­bo­la­da y me­jo­rar la ca­li­dad de la exis­ten­te», ha di­cho.

En su opi­nión, una dis­mi­nu­ción de bos­ques por in­cen­dios re­cu­rren­tes o un au­men­to se­ve­ro de las tem­pe­ra­tu­ras «ten­dría una fa­tal re­per­cu­sión, re­du­cien­do e in­clu­so anu­lan­do la ca­pa­ci­dad mi­ti­ga­do­ra de las ma­sas fo­res­ta­les». Es­pa­ña ra­ti­fi­có el pa­sa­do 30 de no­viem­bre el Acuer­do de Pa­rís y con ello la dis­mi­nu­ción de ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro para 2030 de un 26 por cien­to en los sec­to­res di­fu­sos (trans­por­te, agri­cul­tu­ra, re­si­duos

El ca­tá­lo­go de ár­bo­les sin­gu­la­res de Ga­li­cia tie­ne 145 ejem­pla­res

La ma­sa fo­res­tal ocu­pa más de la mi­tad de la su­per­fi­cie es­pa­ño­la o edi­fi­ca­ción) y de un 43 en el in­dus­trial res­pec­to a los ni­ve­les de 2005.

Para Isa­bel Ma­ría Llo­ren­te, in­ge­nie­ra fo­res­tal y co­fun­da­do­ra de Ma­de­rea, el Día Fo­res­tal Mun­dial «nos po­ne los pies en la tie­rra» y nos recuerda que los ár­bo­les «lim­pian el ai­re», por­que son su­mi­de­ros de car­bono, al­go tan ne­ce­sa­rio para re­du­cir las emi­sio­nes de CO2. Ha la­men­ta­do que ca­da día «se aban­do­nen más mon­tes por la fal­ta de ges­tión» y recuerda que «si un mon­te es sos­te­ni­ble es gracias a la ges­tión am­bien­tal, so­cial y eco­nó­mi­ca».

Se­gún la Aso­cia­ción Es­pa­ño­la para la Sos­te­ni­bi­li­dad Fo­res­tal (PEFC), los ár­bo­les pue­den me­jo­rar la vi­da de las ciu­da­des, ya que su co­lo­ca­ción es­tra­té­gi­ca es ca­paz de en­friar el ai­re en­tre 2 y 8 gra­dos cen­tí­gra­dos. Ade­más, la ma­de­ra pro­por­cio­na una can­ti­dad de ener­gía ma­yor que la ge­ne­ra­da por el sol, el agua o el vien­to y cons­ti­tu­ye al­re­de­dor del 40 por cien­to del su­mi­nis­tro de ener­gía re­no­va­ble en el mun­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.