La Xun­ta des­ti­na 4,5 mi­llo­nes a dar in­de­pen­den­cia eco­nó­mi­ca a las víc­ti­mas de vio­len­cia machista

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Galicia -

Dar in­de­pen­den­cia eco­nó­mi­ca a las víc­ti­mas de la vio­len­cia machista pa­ra que pue­dan rom­per con esa si­tua­ción. Es el prin­ci­pal ob­je­ti­vo de las ayu­das que con­vo­ca ca­da año la Se­cre­ta­ría Xe­ral de Igual­da­de, y que en es­ta oca­sión tie­ne dos no­ve­da­des. La pri­me­ra es que se am­plía el pla­zo de so­li­ci­tud a to­do el año —an­tes es­ta­ba res­trin­gi­do de mar­zo a oc­tu­bre— y la se­gun­da es que tam­bién po­drán be­ne­fi­ciar­se de las ayu­das las mu­je­res que sean víc­ti­mas de la tra­ta de se­res hu­ma­nos.

Tres son las lí­neas que se po­nen en mar­cha, con un pre­su­pues­to glo­bal de 4,5 mi­llo­nes de eu­ros, que pue­de ser am­plia­ble en fun­ción de las ne­ce­si­da­des.

Pa­go men­sual o úni­co

El pri­mer gru­po es de ayu­das pe­rió­di­cas, que bus­ca ga­ran­ti­zar la in­de­pen­den­cia eco­nó­mi­ca res­pec­to al agre­sor. La cuan­tía me­dia se si­túa en los 600 eu­ros men­sua­les, aun­que pue­de va­riar en­tre 300 y 800 eu­ros de­pen­dien­do de cir­cuns­tan­cias co­mo el nú­me­ro de me­no­res a car­go o si la so­li­ci­tan­te tie­ne dis­ca­pa­ci­dad. Es­ta par­ti­da be­ne­fi­ció el año pa­sa­do a 324 mu­je­res.

Ade­más, la Xun­ta cuen­ta con otras dos ayu­das de pa­go úni­co. La pri­me­ra va di­ri­gi­da a aque­llas víc­ti­mas con po­cas po­si­bi­li­da­des de in­ser­ción la­bo­ral de­bi­do a su edad, fal­ta de pre­pa­ra­ción ge­ne­ral o cir­cuns­tan­cias so­cia­les. El im­por­te de la sub­ven­ción, con ca­rác­ter ge­ne­ral, se­rá el equi­va­len­te a seis me­ses de sub­si­dio de des­em­pleo, es de­cir, 426 eu­ros men­sua­les. Los im­por­tes de la ayu­da pue­den va­riar des­de los 2.500 eu­ros has­ta los 10.000 cuan­do con­cu­rran cir­cuns­tan­cias es­pe­cia­les. El año pa­sa­do, 96 mu­je­res ac­ce­die­ron a es­ta ayu­da.

Fi­nal­men­te, Igual­da­de se ha­ce car­go de las in­dem­ni­za­cio­nes a mu­je­res, me­no­res o per­so­nas de­pen­dien­tes afec­ta­das por la vio­len­cia machista que no pue­dan per­ci­bir las com­pen­sa­cio­nes que les co­rres­pon­den y que ha­yan si­do fi­ja­das por una sen­ten­cia ju­di­cial. Las in­dem­ni­za­cio­nes se­rán abo­na­das por la Xun­ta cuan­do exis­ta una cons­ta­ta­ción ju­di­cial de que se ha in­cum­pli­do el pa­go por in­sol­ven­cia eco­nó­mi­ca y que es­te in­cum­pli­mien­to de­ja a la víc­ti­ma en una si­tua­ción pre­ca­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.