El Con­ce­llo de Vi­vei­ro es­tu­dia lle­var al juz­ga­do a quien ig­no­re las ór­de­nes de arre­glo de ca­sas

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Galicia - M. S., M. CUA­DRA­DO

No son mo­ti­vos ex­clu­si­va­men­te es­té­ti­cos, sino de seguridad ciu­da­da­na tam­bién los que han lle­va­do al Con­ce­llo de Vi­vei­ro (15.615 ha­bi­tan­tes) a in­ten­si­fi­car las me­di­das con­tra los pro­pie­ta­rios que ig­no­ran los re­que­ri­mien­tos mu­ni­ci­pa­les ins­tán­do­los a re­pa­rar sus vi­vien­das. La al­cal­de­sa, Ma­ría Lou­rei­ro (PSOE), in­sis­te en que des­de el Ayun­ta­mien­to no exi­gen la re­pa­ra­ción to­tal del in­mue­ble, sino una in­ter­ven­ción que ga­ran­ti­ce que la vi­vien­da no va a re­pre­sen­tar nin­gu­na ame­na­za ni pe­li­gro pa­ra vian­dan­tes ni con­duc­to­res.

«Te­ne­mos un pro­ble­ma bas­tan­te se­rio con el es­ta­do que pre­sen­tan mu­chas ca­sas. Sa­be­mos que hay mu­chos pro­pie­ta­rios que es­tán re­ci­bien­do los re­que­ri­mien­tos del Con­ce­llo y que es­tán ha­cien­do ca­so omi­so de ellos. E in­clu­so sa­be­mos de per­so­nas re­in­ci­den­tes», re­co­no­ce la re­gi­do­ra vi­vei­ren­se, que ase­gu­ra que, con el ob­je­ti­vo de po­ner­le freno a es­ta si­tua­ción y evi­tar que el pro­ble­ma se agra­ve, el Ayun­ta­mien­to ha in­ten­si­fi­ca­do en los úl­ti­mos tiem­pos la tra­mi­ta­ción y el en­vío de san­cio­nes. «No­ti­fi­ca­mos mul­tas de 1.000 eu­ros pa­ra arri­ba, pe­ro hay gen­te que si­gue sin ha­cer ca­so», con­fie­sa.

El te­ma preo­cu­pa en el Ayun­ta­mien­to, y por eso la al­cal­de­sa con­fir­ma que es­tán es­tu­dian­do en­du­re­cer las me­di­das con­tra quien ig­no­ra los re­que­ri­mien­tos de re­pa­ra­ción de vi­vien­das que re­pre­sen­tan un pe­li­gro pú­bli­co. En es­ta fa­se, el Con­ce­llo ya se plan­tea re­cu­rrir a la vía ju­di­cial: «Es la úni­ca vía que que­da fren­te a to­das aque­llas per­so­nas que es­tán ha­cien­do ca­so omi­so de nues­tros re­que­ri­mien­tos. Es cier­to que hay ve­ci­nos que reha­bi­li­tan, pe­ro hay mu­chos que no ha­cen ca­so y ni si­quie­ra se po­nen en con­tac­to con no­so­tros pa­ra ex­pli­car­nos sus ra­zo­nes».

Al pro­ble­ma de quien des­atien­de es­te de­ber se su­man otros ca­sos, co­mo el de las pro­pie­da­des con he­re­de­ros des­co­no­ci­dos o las que per­te­ne­cen a per­so­nas que no re­si­den en el mu­ni­ci­pio, in­clu­so fue­ra del país.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.