Pro­po­si­ción de Po­de­mos pa­ra su­pri­mir el de­li­to de enal­te­ci­mien­to del te­rro­ris­mo

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - España - M. S. P.

Po­de­mos quie­re aca­bar con el de­li­to del enal­te­ci­mien­to del te­rro­ris­mo. Su se­cre­ta­rio ge­ne­ral, Pa­blo Igle­sias, re­gis­tró ayer en el Con­gre­so una pro­po­si­ción no de ley pa­ra re­for­mar el Có­di­go Pe­nal a fin de su­pri­mir el ar­tícu­lo 578, el que cas­ti­ga con pe­nas de en­tre uno y tres años de cár­cel el en­sal­za­mien­to y la «jus­ti­fi­ca­ción pú­bli­ca» del te­rro­ris­mo, amén de «la rea­li­za­ción de ac­tos que en­tra­ñen des­cré­di­to, me­nos­pre­cio o hu­mi­lla­ción de las víc­ti­mas de los de­li­tos te­rro­ris­tas o de sus fa­mi­lia­res».

Igle­sias la­men­tó du­ran­te la pre­sen­ta­ción de su ini­cia­ti­va que en Es­pa­ña, don­de «la co­rrup­ción es una for­ma de gobierno y don­de la im­pu­ni­dad es una realidad que be­ne­fi­cia a los res­pon­sa­bles de esa co­rrup­ción, al­guien pue­da ir a la cár­cel o pue­da ser in­ha­bi­li­ta­do por ha­cer un tuit». El lí­der de Po­de­mos ase­gu­ró que en es­te mo­men­to en la Au­dien­cia Nacional se «juz­ga más gen­te por enal­te­ci­mien­to que cuan­do ETA ac­tua­ba» y que es­te he­cho «ha­bla mal de nues­tra ca­li­dad de­mo­crá­ti­ca». Se­gún Igle­sias, es­ta «di­ná­mi­ca» es­tá «im­pul­sa­da por el Gobierno» pa­ra «pa­ra­si­tar las ins­ti­tu­cio­nes» a fin de «uti­li­zar­las pa­ra ase­gu­rar la im­pu­ni­dad de los co­rrup­tos y ma­fio­sos y ata­car al que pien­sa dis­tin­to».

Li­ber­tad de ex­pre­sión

La pro­po­si­ción sos­tie­ne que el ar­tícu­lo cues­tio­na­do por su «fal­ta de con­cre­ción» es­tá pro­vo­can­do que úl­ti­ma­men­te la Au­dien­cia Nacional «juz­gue a per­so­nas que na­da tie­nen que ver con or­ga­ni­za­cio­nes te­rro­ris­tas» por el sim­ple he­cho de «pro­fe­rir ma­ni­fes­ta­cio­nes que se en­glo­ban en el de­no­mi­na­do hu­mor ne­gro». Chis­tes o co­men­ta­rios, ar­gu­men­ta Po­de­mos, que «pue­den ser de mal gus­to o in­clu­so ofen­si­vos», pe­ro que no «pue­den til­dar­se de ac­tos te­rro­ris­tas».

Pa­ra Po­de­mos, la su­pre­sión del ar­tícu­lo 578 no ten­dría re­per­cu­sio­nes penales, ya que el or­de­na­mien­to ju­rí­di­co ya con­ta­ba «con ins­tru­men­tos su­fi­cien­tes pa­ra per­se­guir la in­ju­ria, la ame­na­za o la ca­lum­nia», por lo que no es ne­ce­sa­rio «es­ta­ble­cer ti­pos de­lic­ti­vos adi­cio­na­les». Tam­bién pi­de la re­vi­sión de los de­li­tos de «in­ju­rias y ca­lum­nias y sus ti­pos cua­li­fi­ca­dos», así co­mo otras dis­po­si­cio­nes ju­rí­di­cas (que no se es­pe­ci­fi­can) «que pue­dan li­mi­tar o coar­tar el de­re­cho a la li­ber­tad de ex­pre­sión».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.