«Em­pe­za­mos a sen­tir­nos ex­tran­je­ros»

Uno de ca­da tres de los 5.000 in­ves­ti­ga­do­res es­pa­ño­les en el Reino Uni­do se plan­tea aban­do­nar el país des­pués del «bre­xit» y mu­chos otros vi­ven en la in­cer­ti­dum­bre «Es­toy vi­vien­do el “bre­xit” con ner­vio­sis­mo y vien­do mi fu­tu­ro aquí muy in­cier­to»

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Sociedad - R. ROMAR

Ellos son los mis­mos de siem­pre, pe­ro los mi­ran de otra for­ma. Aho­ra se sien­ten ex­tran­je­ros en un país que los aco­gió con los bra­zos abier­tos y les dio la opor­tu­ni­dad de de­mos­trar su ta­len­to, lo que no pu­die­ron ha­cer en Es­pa­ña. Son los cer­ca de 5.000 in­ves­ti­ga­do­res es­pa­ño­les y ga­lle­gos en el Reino Uni­do que, des­pués del im­pac­to ini­cial del bre­xit, se es­tán re­plan­tean­do su fu­tu­ro en ese te­rri­to­rio. Un 30 % de los en­cues­ta­dos por la So­cie­dad de Cien­tí­fi­cos Es­pa­ño­les en el Reino Uni­do (CERU), que cuen­ta con más de 600 afi­lia­dos, se es­tán plan­tean­do aban­do­nar la is­la tras el re­sul­ta­do del re­fe­ren­do, mien­tras un 43 % es­tán a la es­pe­ra del desa­rro­llo de las ne­go­cia­cio­nes con Eu­ro­pa pa­ra to­mar una de­ci­sión. De los que ma­ni­fes­ta­ron su in­ten­ción de mar­char­se, so­lo un 30 % vol­ve­rán a Es­pa­ña. La ma­yo­ría op­tan por bus­car otro des­tino eu­ro­peo.

In­cer­ti­dum­bre, con­fu­sión, ner­vio­sis­mo e in­clu­so in­se­gu­ri­dad son las pa­la­bras que de­fi­nen la si­tua­ción de los cien­tí­fi­cos ga­lle­gos en el Reino Uni­do. «Te sien­tes más in­se­gu­ro. Yo, has­ta el mo­men­to, nun­ca me ha­bía sen­ti­do ex­tran­je­ro en es­te país, pe­ro aho­ra em­pe­za­mos a sen­tir­nos ex­tran­je­ros», ex­pli­ca Mar­cos Mar­ti­nón-To­rres, ca­te­drá­ti­co de Cien­cias Ar­queo­ló­gi­cas en la Uni­ver­sity Co­lle­ge Lon­don. «En mi ca­so par­ti­cu­lar —ad­mi­te—, no sien­to un re­cha­zo ha­cia mi per­so­na, pe­ro sí ha­cia una co­mu­ni­dad de la que for­mo par­te, que son los in­mi­gran­tes eu­ro­peos». Aun así, y des­pués de 17 años en el país, no se plan­tea aban­do­nar­lo. «Aquí es­toy muy es­ta­ble­ci­do», apun­ta, por lo que pe­di­rá el per­mi­so de re­si­den­cia y la na­cio­na­li­dad. Pa­ra el pri­me­ro es ne­ce­sa­rio vi­vir en el es­ta­do bri­tá­ni­co du­ran­te cin­co años. Pa­ra lo se­gun­do, seis. «Nun­ca la ha­bía pe­di­do —acla­ra—, por­que no te­nía ne­ce­si­dad. Y aho­ra tam­po­co es­toy preo­cu­pa­do por la po­si­bi­li­dad de que me de­por­ten, pe­ro lo ha­ré por pre­cau­ción, por mis tres hi­jas, pa­ra cu­brir­me las es­pal­das».

Ja­co­bo Elíes, fí­si­co en la Uni­ver­si­dad de Leeds, tam­bién se plan­tea so­li­ci­tar la re­si­den­cia, a la que tie­ne de­re­cho, aun­que ad­mi­te que des­pués del re­sul­ta­do del re­fe­ren­do «aban­do­nar el país era lo úni­co que te­nía en men­te». Con­fie­sa que la de­ci­sión de los bri­tá­ni­cos le afec­tó «per­so­nal­men­te, más que pro­fe­sio­nal­men­te», y re­ve­la que «ac­tual­men­te exis­te mu­cha con­fu­sión y, so­bre to­do, in­cer­ti­dum­bre so­bre lo que va a su­po­ner es­to en el en­torno aca­dé­mi­co y cien­tí­fi­co». Lo que no se plan­tea es re­gre­sar a Es­pa­ña. «Da­da la si­tua­ción ac­tual, es­ta po­si­bi­li­dad es­tá des­car­ta­da», di­ce. Si no se que­da, ba­ra­ja co­mo des­ti­nos Ale­ma­nia o Aus­tra­lia.

«Es­pa­ña no ofre­ce ga­ran­tías»

«Es­pa­ña no ofre­ce en es­te mo­men­to nin­gún ti­po de ga­ran­tías a me­dio pla­zo pa­ra per­so­nal cien­tí­fi­co, lo que es es­pe­cial­men­te crí­ti­co en las pe­que­ñas ciu­da­des», con­fir­ma un bió­lo­go que pre­fie­re man­te­ner­se en el ano­ni­ma­to y que tam­bién con­si­de­ra so­li­ci­tar la re­si­den­cia y la ciu­da­da­nía.

Por con­tra, Ra­fael Fer­nán­dez Lei­ro, in­ves­ti­ga­dor en el La­bo­ra­to­rio de Bio­lo­gía Mo­le­cu­lar del Cam­pus Mé­di­co de Cam­brid­ge, sí re­gre­sa­rá a Ga­li­cia, aun­que la de­ci­sión ya la te­nía to­ma­da an­tes del bre­xit. Ex­pli­ca que, des­pués de la con­sul­ta, el am­bien­te es­ta­ba muy en­ra­re­ci­do, aun­que aho­ra «to­do si­gue más o me­nos nor­mal, con la in­cer­ti­dum­bre de no sa­ber qué es lo que va a pa­sar al fi­nal y có­mo afec­ta­rá a la fi­nan­cia­ción de la cien­cia».

La far­ma­céu­ti­ca pon­te­ve­dre­sa Sa­ra Al­vi­ra de Ce­lis, di­rec­to­ra de la de­le­ga­ción de South West de la So­cie­dad de Cien­tí­fi­cos Es­pa­ño­les en el Reino Uni­do, tra­ba­ja en el país con una be­ca eu­ro­pea y aca­ba de lo­grar otra que pa­ga el Gobierno bri­tá­ni­co, se­gún in­for­ma des­de Lon­dres Ri­ta Álvarez Tu­de­la. «A ni­vel per­so­nal, es­toy vi­vien­do el pro­ce­so del bre­xit —des­ve­la de Ce­lis— con ner­vio­sis­mo y vien­do aquí mi fu­tu­ro in­cier­to, al­go de por sí in­he­ren­te al mun­do cien­tí­fi­co, pe­ro que se ve agra­va­do por la si­tua­ción inusual que vi­vi­mos». En su ca­so sí es­tu­dia el re­gre­so a Es­pa­ña «si las co­sas aquí se po­nen com­pli­ca­das, pe­ro no a cual­quier pre­cio, ni es mi úni­ca op­ción». Y lan­za un re­ca­do: «Si Es­pa­ña no apues­ta por la cien­cia, los cien­tí­fi­cos ve­mos mu­cho más di­fí­cil apos­tar por el país». En es­te lla­ma­mien­to coin­ci­de Ma­ría Ji­mé­nez-Sán­chez, pre­si­den­ta de CERU. «Es im­por­tan­te —di­ce— que Es­pa­ña im­pul­se po­lí­ti­cas de atrac­ción del ta­len­to que aho­ra mis­mo es­tá en Reino Uni­do y que aho­ra po­dría bus­car nue­vos des­ti­nos».

Una fu­ga ma­si­va de in­ves­ti­ga­do­res eu­ro­peos se­ría ne­fas­ta pa­ra la cien­cia bri­tá­ni­ca. Uno de ca­da seis aca­dé­mi­cos es eu­ro­peo.

«Nun­ca me ha­bía sen­ti­do ex­tran­je­ro en es­te país, pe­ro aho­ra em­pe­za­mos a sen­tir­nos ex­tran­je­ros» Mar­cos Mar­ti­nón-To­rres Ar­queó­lo­go en la Uni­ver­sity Co­lle­ge «Exis­te mu­cha in­cer­ti­dum­bre y con­fu­sión so­bre lo que va a pa­sar en el en­torno cien­tí­fi­co» Ja­co­bo Elíes Gó­mez Uni­ver­si­dad de Me­di­ci­na de Leeds Sa­ra Al­vi­ra de Ce­lis In­ves­ti­ga­do­ra Uni­ver­si­dad Bris­tol

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.