«So­lo re­gre­sa­ría a Ga­li­cia an­te una ofer­ta ju­go­sa e in­tere­san­te»

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Sociedad -

El co­ru­ñés Al­ber­to Mar­tí­nez-Is­la, que ejer­ce co­mo ci­ru­jano es­pe­cia­lis­ta en el Hos­pi­tal Saint Mark’s, de Lon­dres, la má­xi­ma ca­te­go­ría pro­fe­sio­nal en el país, no ha que­ri­do es­pe­rar. Ya tie­ne en sus ma­nos el do­cu­men­to que lo acre­di­ta co­mo re­si­den­te per­ma­nen­te, «y aho­ra co­ge­ré el pa­sa­por­te». Lle­va más de vein­te años en el Reino Uni­do y, en su ca­so, ad­mi­te que el

bre­xit so­lo le afec­tó «psi­co­ló­gi­ca­men­te», por­que su si­tua­ción pro­fe­sio­nal no ha cam­bia­do y, a di­fe­ren­cia de mu­chos otros, tam­po­co se ha vis­to obli­ga­do a re­plan­tear­se su fu­tu­ro. «Si­go con la mis­ma ac­ti­tud que an­tes y so­lo re­gre­sa­ría a Ga­li­cia o Es­pa­ña an­te una ofer­ta ju­go­sa e in­tere­san­te». En realidad a Al­ber­to Mar­tí­nez-Is­la sí le

hu­bie­ra gus­ta­do vol­ver, pe­ro con la mis­ma ca­te­go­ría, al­go que im­pi­de la nor­ma de bue­na par­te de las co­mu­ni­da­des, que so­lo per­mi­te op­tar a las pla­zas de je­fe de ser­vi­cio al «per­so­nal es­ta­tu­ta­rio fi­jo». Con más de vein­te años fue­ra de Es­pa­ña, no cum­ple es­te re­qui­si­to. Aun­que ha re­cu­rri­do a la UE pa­ra po­der ejer­cer su de­re­cho.

Mar­tí­nez-Is­la ya tie­ne la re­si­den­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.