La ae­ro­lí­nea Uni­ted prohí­be a dos ado­les­cen­tes em­bar­car con «leg­gings»

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Sociedad -

La ae­ro­lí­nea es­ta­dou­ni­den­se Uni­ted prohi­bió a dos ado­les­cen­tes em­bar­car en un avión en el ae­ro­puer­to de Den­ver por ves­tir unos leg­gings y obli­gó a otra ni­ña a cam­biar su ves­ti­men­ta y cu­brir­se con un ves­ti­do. La com­pa­ñía ale­ga que las dos pa­sa­je­ras a las que ve­tó eran pass ri­ders, per­so­nas que via­jan gra­tis o con ta­ri­fas es­pe­cia­les por­que son fa­mi­lia­res o ami­gos de em­plea­dos de la fir­ma. Pa­ra Uni­ted, es­te ti­po de pa­sa­je­ros tie­ne que res­pe­tar el có­di­go de ves­ti­men­ta im­pues­to por la ae­ro­lí­nea.

«Tres chi­cas es­tán sien­do ins­pec­cio­na­das por lle­var leg­gings per­fec­ta­men­te acep­ta­bles. A dos de ellas no las han de­ja­do em­bar­car», de­nun­ció en Twit­ter Shan­non Watts, que pre­sen­ció lo ocu­rri­do. «¿Des­de cuan­do Uni­ted vi­gi­la la ves­ti­men­ta de las mu­je­res? El pa­dre de la ni­ña pu­do em­bar­car en pan­ta­lo­nes cor­tos. Ella se tu­vo que cu­brir los leg­gings con un ves­ti­do», se­ña­ló Watts.

«Cuan­do usas es­te be­ne­fi­cio [pass ri­der], to­dos los em­plea­dos y via­je­ros son con­si­de­ra­dos re­pre­sen­tan­tes de Uni­ted. Y te­ne­mos un có­di­go de ves­ti­men­ta que les pe­di­mos que si­gan. A nues­tros clien­tes re­gu­la­res, vues­tros leg­gings son bien­ve­ni­dos», ex­pli­có la ae­ro­lí­nea en un tex­to pu­bli­ca­do en la Red.

La com­pa­ñía Del­ta, ae­ro­lí­nea com­pe­ten­cia de Uni­ted en Amé­ri­ca, apro­ve­chó es­ta po­lé­mi­ca pa­ra lan­zar un tuit en­ve­ne­na­do: «Vo­lar con Del­ta sig­ni­fi­ca con­fort (eso sig­ni­fi­ca que pue­des lle­var leg­gings)». OU­REN­SE / LA VOZ

Aún nos que­dan unas cuan­tas his­to­rias de Mer­ce­des por con­tar, pe­ro no íba­mos a de­jar fue­ra al pue­blo de Avión, en Ou­ren­se. Ya sa­ben, en es­te pe­que­ño rin­cón de me­nos de 3.000 ha­bi­tan­tes se con­cen­tra una den­sa co­lec­ción de fa­mi­lias mul­ti­mi­llo­na­rias fru­to de su pa­so por la emi­gra­ción en Mé­xi­co. Así es fá­cil en­ten­der que aquí ha­ya más Mer­ce­des que en cual­quier con­ce­sio­na­rio de la mar­ca ale­ma­na.

«Aquí el que no tie­ne un Mer­ce­des es... por­que tie­ne tres». Lo di­ce Án­gel Da­ca­sa, uno de esos emi­gran­tes re­tor­na­dos que vi­ve a ca­ba­llo en­tre Avión, Mé­xi­co y cual­quier ciu­dad don­de vi­va un nie­to. Tie­ne 80 años, una sa­lud en­vi­dia­ble y un sen­ti­do del hu­mor que ha­ce muy ame­na la con­ver­sa­ción. Él es uno de tan­tos en Avión con una vi­da de éxi­to pe­ro na­da re­ga­la­do. A los 16 años se de­ja­ba el su­dor en el País Vas­co, emi­gró a Ale­ma­nia, de allí a Ve­ne­zue­la y al fi­nal eli­gió Mé­xi­co pa­ra for­jar su por­ve­nir.

Los sa­cri­fi­cios vi­vi­dos so­lo él los sa­be. Por eso, en cuan­to la vi­da le son­rió se sin­tió con de­re­cho a dis­fru­tar de lo me­jor. «Y a la ho­ra de con­du­cir, lo me­jor era y es Mer­ce­des». Án­gel lle­va ya unos cuan­tos, pe­ro aquí ha­bla­re­mos de uno, del pri­me­ro, un 300D com­pra­do en 1980. Pa­ra en­ten­der la his­to­ria aquí hay que dar­le voz a su hi­jo Al­ber­to, tam­bién de vi­da in­quie­ta a am­bos la­dos del Atlán­ti­co. «Una vez lle­vó su ac­tual co­che a ha­cer una re­vi­sión al con- Án­gel Da­ca­sa po­sa con su pri­mer Mer­ce­des an­te la ca­sa con­sis­to­rial de Avión, un mu­ni­ci­pio mar­ca­do por la tra­ba­ja­da y exi­to­sa tra­yec­to­ria de sus emi­gran­tes en Mé­xi­co. ce­sio­na­rio, en­ton­ces pac­té con los me­cá­ni­cos una pues­ta a pun­to de su pri­mer Mer­ce­des, que te­nía un po­qui­to ol­vi­da­do», re­cuer­da Al­ber­to. Así que el día que su pa­dre fue a re­co­ger­lo, el con­ce­sio­na­rio la­men­tó que el co­che no es­tu­vie­ra lis­to, le pi­die­ron per­dón, y le se­ña­la­ron otro vehícu­lo

cu­bier­to por una lo­na. Sí, lo han adi­vi­na­do: allí de­ba­jo es­ta­ba su pri­mer Mer­ce­des 300D. «Y to­tal­men­te re­for­ma­do y me­jo­ra­do, una ma­ra­vi­lla», re­cuer­da Án­gel. «Creo que se emo­cio­nó al ver­lo», aña­de su hi­jo.

Que sí, que Mer­ce­des hay mu­chos, y en Avión más, pe­ro pa­ra Án­gel es­te siem­pre se­rá es­pe­cial. Por­que es el pri­me­ro. Y por­que con aquel en­ga­ño ama­ña­do por su hi­jo es­te le de­mos­tró, una vez más, lo mu­cho que le quie­re.

¿Tie­nes un Mer­ce­des con his­to­ria? En­vía un co­rreo a mi­mer­ce­des­his­to­ri­co@la­voz.es La Voz de Ga­li­cia en­tre­ga es­te do­min­go 2 de abril la car­ti­lla pa­ra un nue­vo Mer­ce­des, el ter­ce­ro de es­ta pro­mo­ción y, co­mo los dos an­te­rio­res, un mo­de­lo es­pec­ta­cu­lar: un Mer­ce­des CLA 180 Cou­pé. Y es­te vier­nes se co­no­ce­rá el ga­na­dor del mo­de­lo GLA 180 SUV. Al­re­de­dor de las seis de la tar­de uno de nues­tros lec­to­res re­ci­bi­rá la lla­ma­da con la gran no­ti­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.