La co­ne­xión de las vi­vien­das a la red de sa­nea­mien­to so­lo se­rá obli­ga­to­ria a me­nos de 50 me­tros

Un nue­vo re­gla­men­to mu­ni­ci­pal de ver­ti­dos sus­ti­tui­rá a la ac­tual nor­ma­ti­va, que se ha que­da­do ob­so­le­ta

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Pontevedra - SERXIO BA­RRAL

Pontevedra apro­bó en el año 2007 su «Re­gu­la­men­to de ver­te­du­ras á re­de mu­ni­ci­pal de sa­nea­men­to». Pos­te­rior­men­te, la Xun­ta dio luz verde a otras dos nor­ma­ti­vas au­to­nó­mi­cas que han de­ja­do ob­so­le­to al tex­to local: la ley del agua (2010) y su co­rres­pon­dien­te re­gla­men­to (2012).

Aho­ra, apro­ve­chan­do que se es­tá tra­mi­tan­do el nue­vo con­cur­so pa­ra ad­ju­di­car la ges­tión de la red de abastecimiento y de sa­nea­mien­to, el gobierno local tra­ba­ja en la mo­di­fi­ca­ción que aquel re­gla­men­to del año 2007, con el fin de adap­tar­lo a la nor­ma­ti­va su­pe­rior.

Uno de los as­pec­tos más sig­ni­fi­ca­ti­vos que se cam­bia­rá con el nue­vo re­gla­men­to es la re­la­ti­va a la obli­ga­ción de los pro­pie­ta­rios a «en­gan­char» sus vi­vien­das a la red de sa­nea­mien­to. Has­ta aho­ra era obli­ga­to­rio pa­ra to­das las vi­vien­das a me­nos de cien me­tros de dis­tan­cia de la red; con el nue­vo re­gla­men­to, esa dis­tan­cia se re­ba­ja has­ta los 50 me­tros.

Ha­ce unos me­ses sur­gió una enor­me po­lé­mi­ca po­lí­ti­ca al ha­cer­se eco el PP de las que­jas de ve­ci­nos de va­rias pa­rro­quias cuan­do el Con­ce­llo co­men­zó a gi­rar­les re­ci­bos de sa­nea­mien­to pe­se a que sus vi­vien­das no es­ta­ban co­nec­ta­das. El por­ta­voz del gobierno local, Rai­mun­do Gon­zá­lez Carballo (BNG), in­sis­tió ayer en que los ve­ci­nos que no se co­nec­tan a la red «cau­san un cla­ro per­xui­zo me­dioam­bien­tal, e dan mos­tra de in­so­li­da­rie­da­de».

El nue­vo re­gla­men­to con­tem­pla­rá ex­cep­cio­nes. Tam­bién es­ta­rán exen­tas de co­nec­tar­se aque­llas en las que es ne­ce­sa­rio atra­ve­sar au­to­pis­tas, au­to­vías, vías de tren o ca­rre­te­ras de ti­tu­la­ri­dad de otra ad­mi­nis­tra­ción, ni tam­po­co aque­llas aco­me­ti­das que afec­ten al tra­za­do de las re­des de elec­tri­ci­dad, gas o te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes, cuan­do ha­ya que cru­zar un río o re­ga­to o si exis­te una im­po­si­bi­li­dad téc­ni­ca por la du­re­za del te­rreno o el an­cho del ca­mino.

Ade­más, el re­gla­men­to in­clui­rá que el man­te­ni­mien­to de las aco­me­ti­das en­tre la red y el lí­mi­te de la pro­pie­dad co­rre­rá a car­go de la em­pre­sa con­ce­sio­na­ria, y ad­vier­te de que la nor­ma­ti­va le­gal se­rá de apli­ca­ción con in­de­pen­den­cia del mo­de­lo de ges­tión. Es de­cir, que po­drá ser la em­pre­sa de aguas la que co­mu­ni­que san­cio­nes, un asun­to que tam­bién re­sul­tó po­lé­mi­co en su día.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.