Homs re­sis­te en el es­ca­ño pe­se a re­ci­bir ya la in­ha­bi­li­ta­ción

Aguar­da­rá has­ta que a la pre­si­den­ta del Con­gre­so le lle­gue la no­ti­fi­ca­ción ofi­cial del Su­pre­mo con la con­de­na al dipu­tado

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - A Fondo - NU­RIA VE­GA

Di­cen que la Jus­ti­cia tie­ne sus tiem­pos y en es­te ca­so Fran­cesc Homs los apu­ra­rá has­ta el fi­nal. El por­ta­voz par­la­men­ta­rio del Par­ti­do De­mò­cra­ta, con­de­na­do la se­ma­na pa­sa­da a tre­ce me­ses de in­ha­bi­li­ta­ción pa­ra el ejer­ci­cio del car­go pú­bli­co por or­ga­ni­zar la con­sul­ta del 9N, lle­gó ayer, co­mo ca­da mar­tes, al Con­gre­so. Has­ta su des­pa­cho se ha­bía acer­ca­do ya la se­cre­ta­ria ju­di­cial en­car­ga­da de no­ti­fi­car­le la sen­ten­cia del Tri­bu­nal Su­pre­mo que le obli­ga­rá a en­tre­gar su ac­ta. Pe­ro aun con la cer­te­za de que el de es­ta se­ma­na se­rá su úl­ti­mo pleno, el ex­por­ta­voz del Go­bierno ca­ta­lán de­ci­dió per­ma­ne­cer en el es­ca­ño has­ta el fi­nal. Prác­ti­ca­men­te du­ran­te to­da la se­sión de tar­de, Homs si­guió des­de el he­mi­ci­clo el de­ba­te par­la­men­ta­rio. Con la «tran­qui­li­dad» de quien ase­gu­ra no arre­pen­tir­se de las de­ci­sio­nes adop­ta­das, el dipu­tado de la an­ti­gua Con­ver­gèn­cia so­lo es­pe­ra a que el Su­pre­mo dic­te el au­to de eje­cu­ción de sen­ten­cia y lo en­víe a la pre­si­den­ta del Con­gre­so pa­ra que su ba­ja se ha­ga efec­ti­va. «Cues­tión de for­ma­li­da­des». Pe­ro no so­lo eso.

La per­ma­nen­cia del ex­con­se­je­ro ca­ta­lán en el Con­gre­so «has­ta el úl­ti­mo mi­nu­to» es una de­ci­sión po­lí­ti­ca que per­si­gue la de­nun­cia de una con­de­na que con­si­de­ra in­jus­ta. «Cuan­do uno es dipu­tado —sos­tie­ne Homs— re­pre­sen­ta a la ciu­da­da­nía que le ha vo­ta­do y no pue­de des­pren­der- se de ello de for­ma ba­nal». Es la ma­ne­ra de tras­la­dar has­ta los pa­si­llos del Par­la­men­to su cues­tio­na­mien­to so­bre la re­so­lu­ción del Su­pre­mo. «A al­gu­nos se nos per­si­gue por nues­tras ideas», di­jo.

Pe­ro no ha­brá ima­gen de Ana Pas­tor in­vi­tan­do a Homs a aban­do­nar el he­mi­ci­clo. Fuen­tes par­la­men­ta­rias ga­ran­ti­za­ron que se ac­tua­rá con in­te­li­gen­cia y que en nin­gún ca­so se in­te­rrum­pi­rá una se­sión ple­na­ria pa­ra se­ña­lar al dipu­tado ca­ta­lán la puer­ta de sa­li­da. Eso sí, una vez la pre­si­den­ta del Con­gre­so re­ci­ba el au­to del Su­pre­mo, pro­ce­de­rá a co­mu­ni­cár­se­lo al afec­ta­do, a la Se­cre­ta­ría Ge­ne­ral de la Cá­ma­ra y a la Jun­ta Elec­to­ral Cen­tral, el ór­gano que pro­ce­de­rá a de­sig­nar un sus­ti­tu­to.

¿Cam­bio de ci­clo?

La in­ha­bi­li­ta­ción de Homs su­po­ne la mar­cha del má­xi­mo re­pre­sen­tan­te del in­de­pen­den­tis­mo ca­ta­lán en el Con­gre­so, que se va car­gan­do con­tra Ma­riano Ra­joy y sus in­cum­pli­mien­tos de las re­so­lu­cio­nes del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal. Él fue la voz de una Ge­ne­ra­li­tat pre­si­di­da por Ar­tur Mas que ha­bía apos­ta­do ya en­ton­ces por la vía rup­tu­ris­ta. Y es por eso por lo que fuen­tes po­pu­la­res en­tien­den que sus pos­tu­la­dos ha­bían dis­tan­cia­do a la an­ti­gua Con­ver­gèn­cia del en­ten­di­mien­to y el pac­to en la Cá­ma­ra ba­ja. Esas mis­mas vo­ces con­fían aho­ra en una vuelta a la sen­da del diá­lo­go.

Tan­to Car­les Cam­pu­zano co­mo Jor­di Xu­clà, los dos per­fi­les de ma­yor pe­so que per­ma­ne­cen en el Con­gre­so, es­tán aso­cia­dos a ex­ten­sas tra­yec­to­rias de acuer­dos par­la­men­ta­rios e ins­pi­ran con­fian­za en el res­to de los por­ta­vo­ces. Pe­ro, aun así, hay mu­chos puen­tes que re­cons­truir y en su pro­pio par­ti­do to­da­vía la­men­tan que el PP no les evi­ta­ra te­ner que ir­se al Gru­po Mix­to.

S. BARRENECHEA EFE

La se­cre­ta­ria ju­di­cial en­tre­ga a Homs la no­ti­fi­ca­ción de su in­ha­bi­li­ta­ción co­mo dipu­tado.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.