Los ma­yo­res re­tos de May con el «bre­xit» es­tán en ca­sa

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Internacional - RI­TA A. TU­DE­LA

Con el pa­so de las se­ma­nas, las di­fi­cul­ta­des de The­re­sa May de ca­ra al bre­xit no han he­cho más que au­men­tar. Su prin­ci­pal re­to es­tá en ca­sa y se­rá te­ner con­ten­to a la lí­nea du­ra de su par­ti­do con el acuer­do que con­si­ga con Bru­se­las. A ello se une la so­li­ci­tud a Lon­dres de con­vo­car un re­fe­ren­do in­de­pen­den­tis­ta, apro­ba­da ayer en el Par­la­men­to escocés, y la di­fi­cul­tad pa­ra que se for­me Go­bierno en Ir­lan­da del Nor­te.

May sa­be que hay un sec­tor tory y del elec­to­ra­do a los que no le ser­vi­rá cual­quier acuer­do con la UE. Son los que no quie­ren ni oír ha­blar de pa­gar un al­to pre­cio eco­nó­mi­co, re­nun­ciar al ac­ce­so al mer­ca­do co­mún o a re­for­zar las fron­te­ras. El le­ma de los bre­xi­ters es «re­cu­pe­rar de nue­vo el con­trol» y, se­gún la pren­sa con­ser­va­do­ra, ven la ac­ti­va­ción del ar­tícu­lo 50 co­mo el fin de «la fal­sa gue­rra» y el co­mien­zo de «la ver­da­de­ra lu­cha». Los mi­nis­tros de May com­pa­ran las ne­go­cia­cio­nes de los pró­xi­mos dos años co­mo el es­fuer­zo di­plo­má­ti­co más com­pli­ca­do des­de que tie­nen uso de ra­zón y lo com­pa­ran con una par­ti­da de aje­drez a la que «jue­gan con los ojos ven­da­dos y con tan­tos ju­ga­do­res que se­rá im­po­si­ble se­guir to­dos sus mo­vi­mien­tos».

Las ne­go­cia­cio­nes pa­ra Dow­ning Street co­mien­zan con un ja­rro de agua fría: Ni­co­la Stur­geon con­si­guió sin com­pli­ca­cio­nes el res­pal­do del Par­la­men­to de Edim­bur­go pa­ra so­li­ci­tar a Lon­dres la ce­le­bra­ción de un re­fe­ren­do, que ella se em­pe­ña que sea en ple­na ne­go­cia­ción del bre­xit y cuan­do los es­co­ce­ses ten­gan cla­ro el es­ce­na­rio al que se en­fren­ta el Reino Uni­do fue­ra de la UE. La res­pues­ta de May es apos­tar por ha­cer del bre­xit un éxi­to en un país uni­do y, si bien no se opo­ne a la con­sul­ta en pú­bli­co, no ve con bue­nos ojos la fe­cha.

Las co­sas no pintan me­jor en Ir­lan­da del Nor­te, don­de los unio­nis­tas y re­pu­bli­ca­nos no con­si­guen de­jar sus di­fe­ren­cias a un la­do pa­ra for­mar Go­bierno. El ministro pa­ra Ir­lan­da del Nor­te, Ja­mes Broc­kens­hi­re, con­fir­mó que May es­tá «im­pli­ca­da» en las ne­go­cia­cio­nes, tras las crí­ti­cas de que es­tá más pen­dien­te del bre­xit y de Es­co­cia que del Go­bierno no­rir­lan­dés. El Úls­ter tie­ne ape­nas 15 días pa­ra lo­grar un acuer­do o de los con­tra­rio Lon­dres con­vo­ca­rá elec­cio­nes o sus­pen­de­rá la au­to­no­mía.

Stur­geon ya tie­ne el man­da­to del Par­la­men­to escocés pa­ra pe­dir a Lon­dres un nue­vo re­fe­ren­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.