So­lo 55 ga­lle­gos aco­gi­dos a la se­gun­da opor­tu­ni­dad

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Economía -

La ley de se­gun­da opor­tu­ni­dad di­se­ña­da pa­ra el res­ca­te de per­so­nas fí­si­cas o ju­rí­di­cas en quie­bra, en vi­gor des­de el 27 de fe­bre­ro del 2015, si­gue sin dar re­sul­ta­dos. Así lo con­fir­man las cifras co­rres­pon­dien­tes al 2016. Se­gún los da­tos ofi­cia­les, so­lo se tra­mi­ta­ron por es­ta vía 55 ca­sos en to­da Ga­li­cia.

En la pro­vin­cia de Pon­te­ve­dra se aco­gie­ron a es­ta po­si­bi­li­dad pa­ra re­ne­go­ciar sus deu­das el año pa­sa­do 19 per­so­nas, de las que 16 fue­ron fí­si­cas sin ac­ti­vi­dad em­pre­sa­rial y otras tres per­so­nas fí­si­cas, empresas (au­tó­no­mos, fun­da­men­tal­men­te). La pro­vin­cia de Pon­te­ve­dra fue la más ac­ti­va, ya que en A Co­ru­ña fue­ron 14, en Lu­go 17 y en Ou­ren­se so­lo 5, que su­man 71 en to­tal en Ga­li­cia, se­gún los da­tos con­cur­sa­les de per­so­nas fí­si­cas del Con­se­jo Ge­ne­ral del Po­der Ju­di­cial.

Ca­si dos años des­pués de apro­bar­se es­ta ley, que, en teo­ría, per­mi­te la exo­ne­ra­ción ju­di­cial de las deu­das im­po­si­bles de pa­gar por par­te de em­pre­sa­rios o ciu­da­da­nos par­ti­cu­la­res en de­ter­mi­na­das cir­cuns­tan­cias, los jue­ces y los abo­ga­dos coin­ci­den en que no ha te­ni­do aún la in­ci­den­cia desea­da y ven im­pres­cin­di­ble re­for­mar­la pa­ra que cum­pla su fun­ción so­cial.

No so­lo en Ga­li­cia las cifras de éxi­to son nu­las. La ley tam­bién ha te­ni­do un arran­que muy dis­cre­to y el nú­me­ro de con­cur­sos pre­sen­ta­dos ron­da los 1.400 en to­da Es­pa­ña, fren­te a los más de 100.000 anua­les que se tra­mi­tan en Fran­cia o Ale­ma­nia.

Has­ta la úl­ti­ma re­for­ma de la ley con­cur­sal, el deu­dor in­sol­ven­te —em­pre­sa­rio o per­so­na fí­si­ca— po­día ser per­se­gui­do de por vi­da por los acree­do­res aun­que se hu­bie­ra que­da­do sin na­da. Los fra­ca­sa­dos no te­nían de­re­cho a una se­gun­da opor­tu­ni­dad y a vol­ver a em­pe­zar por la im­po­si­bi­li­dad de en­deu­dar­se y, so­bre to­do, a cau­sa de la pren­da exis­ten­te so­bre sus in­gre­sos y bie­nes fu­tu­ros.

Aho­ra ya pue­den in­ten­tar­lo, pe­ro los dis­tin­tos trá­mi­tes pre­vios, la ex­ce­si­va y cos­to­sa bu­ro­cra­cia, ade­más del pro­pio con­cur­so de acree­do­res, echan pa­ra atrás a mu­chos de los po­si­bles be­ne­fi­cia­rios de la ley.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.