La Aca­de­mia Sue­ca no sa­be si Dy­lan da­rá la lec­ción del No­bel es­te fin de se­ma­na

El can­tan­te, que ac­túa en Es­to­col­mo, tie­ne has­ta el 10 de ju­nio pa­ra re­ci­bir el pre­mio si no quie­re per­der sus 830.000 eu­ros

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Cultura - A. S.

La Aca­de­mia Sue­ca re­co­no­ció ayer que en los úl­ti­mos me­ses no ha re­ci­bi­do no­ti­cias de Bob Dy­lan y su de­ci­sión so­bre có­mo re­ci­bir el No­bel de Li­te­ra­tu­ra. Cuan­do se hi­zo pú­bli­ca la de­ci­sión del ju­ra­do que le otor­gó el ga­lar­dón al can­tan­te nor­te­ame­ri­cano, la ins­ti­tu­ción es­tu­vo va­rios días sin sa­ber na­da de Dy­lan, ni tan si­quie­ra si lo agra­de­cía, co­sa que fi­nal­men­te hi­zo pa­sa­dos unos días. Tam­bién co­mu­ni­có que no po­dría asis­tir a los tra­di­cio­na­les ac­tos de los No- bel: en su lu­gar ac­tuó Pat­ti Smith. Pe­ro la Aca­de­mia Sue­ca no ha­bía per­di­do la es­pe­ran­za de que Dy­lan ofre­cie­se su res­pues­ta, la lec­ción del No­bel, coin­ci­dien­do con las fe­chas de sus con­cier­tos en el país.

Ese mo­men­to ha lle­ga­do —Dy­lan tie­ne dos ac­tua­cio­nes pre­vis­tas en Es­to­col­mo es­te fin de se­ma­na, más otra en Lund el día 9—, pe­ro la Aca­de­mia si­gue sin te­ner no­ti­cias del ar­tis­ta. La se­cre­ta­ria per­ma­nen­te de la ins­ti­tu­ción, Sa­ra Da­nius, co­mu­ni­có ayer que «no ha te­ni­do lu­gar nin­gu­na con­ver­sa­ción te­le­fó­ni­ca con Bob Dy­lan en los úl­ti­mos me­ses». «Dy­lan es cons­cien­te de que la con­fe­ren­cia de re­cep­ción de­be ce­le­brar­se a más tar­dar el 10 de ju­nio si quie­re re­ci­bir la do­ta­ción eco­nó­mi­ca [de 830.000 eu­ros]», aña­dió Da­nius.

Pa­ra es­ta lec­ción del No­bel no es ne­ce­sa­rio ni dic­tar una con­fe­ren­cia Dy­lan, en una ac­tua­ción en ho­me­na­je a Scor­se­se.

ni des­pla­zar­se a Es­to­col­mo. Bas­ta una «re­cep­ción dig­na», se­gún la Aca­de­mia, que pue­de ser en for­ma­to de ví­deo o in­clu­so de can­ción; qui­zá sea es­to úl­ti­mo lo que Dy­lan tie­ne en men­te y sor­pren­da a to­dos en sus ac­tua­cio­nes en Sue­cia. Otros lau­rea­dos, co­mo Do­ris Les­sing o Ha­rold Pin­ter no pu­die­ron des­pla­zar­se a agra­de­cer el pre­mio, pe­ro sí die­ron su lec­ción.

Aun­que Dy­lan de­cla­ró, va­rios días des­pués de la con­ce­sión,

sen­tir­se «hon­ra­do» por el No­bel, su si­len­cio le­van­tó no po­cas sus­pi­ca­cias, in­clu­so en el seno de la pro­pia Aca­de­mia, cu­yo miem­bro Per Wäst­berg lo ca­li­fi­có de «ru­do y arro­gan­te». Ayer Da­nius zan­jó la po­lé­mi­ca al afir­mar que «en lo que res­pec­ta a la Aca­de­mia, es ab­so­lu­ta­men­te se­gu­ro que el lau­rea­do con el No­bel de Li­te­ra­tu­ra es Bob Dy­lan y na­die más. Eso sí, lo que el ar­tis­ta ha­ga con res­pec­to a su lec­ción es «co­sa su­ya».

MA­RIO ANZUONI REU­TERS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.