«El fi­sio­te­ra­peu­ta es­tá in­fra­uti­li­za­do en nues­tro sis­te­ma pú­bli­co de sa­lud»

El co­lec­ti­vo se sien­te «des­apro­ve­cha­do» y re­cla­ma es­pa­cio pa­ra ha­cer su tra­ba­jo

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Pontevedra - RO­SA ESTÉVEZ

Los fi­sio­te­ra­peu­tas ga­lle­gos bus­can su si­tio en el sis­te­ma sa­ni­ta­rio. Ti­to Pam­pín, el pre­si­den­te del co­le­gio de profesionales de es­te sec­tor, di­bu­ja el pa­no­ra­ma ac­tual con po­cas pa­la­bras: «Hay me­nos fi­sios de los que de­be­ría ha­ber tra­ba­jan­do en la red pú­bli­ca, y a los que hay no se les de­ja apro­ve­char sus ca­pa­ci­da­des». «La OMS re­co­mien­da un fi­sio­te­ra­peu­ta por ca­da 1.200 ha­bi­tan­tes. Eso, a día de hoy, es una qui­me­ra, pe­ro de­be­ría­mos ir avan­zan­do», di­ce. Por eso es­pe­ra, aun­que sin de­ma­sia­da con­fian­za, que en la pró­xi­ma con­vo­ca­to­ria pú­bli­ca de em­pleo se abran pla­zas pa­ra es­tos profesionales. «Ob­via­men­te, eso se­ría bueno pa­ra no­so­tros, pe­ro tam­bién pa­ra los pa­cien­tes y, en ge­ne­ral, pa­ra to­do el sis­te­ma», sen­ten­cia Pam­pín.

La te­sis que ma­ne­jan es­tos profesionales es cla­ra. Pam­pín ape­la a dos cri­te­rios que, di­cen, de­be­rían ser te­ni­dos en cuen­ta por quie­nes ad­mi­nis­tran la co­sa pú­bli­ca. En pri­mer lu­gar, hablan de efi­cien­cia del ser­vi­cio. Y tam­bién de aho­rro. ¿Por cuál em­pe­za­mos? Pues, ya que es­to va de sa­lud, mi­re­mos a los pa­cien­tes y a có­mo po­drían be­ne­fi­ciar­se si hu­bie­se más fi­sio­te­ra­peu­tas en nó­mi­na del ser­vi­cio pú­bli­co de sa­lud.

La úl­ti­ma op­ción

«En es­tos mo­men­tos, el fi­sio­te­ra­peu­ta es­tá al fi­nal de un cir­cui­to muy lar­go», ex­pli­ca Pam­pín. «Los pa­cien­tes lle­gan a no­so­tros des­pués de me­ses cir­cu­lan­do por con­sul­tas de to­do ti­po, por lis­tas de es­pe­ra, en oca­sio­nes tras ha­ber si­do so­me­ti­dos a in­ter­ven­cio­nes. Ve­mos a mu­chos en­fer­mos que lle­gan a no­so­tros con pa­to­lo­gías que ya son cró­ni- Pam­pín quie­re tras­la­dar sus pro­pues­tas y reivin­di­ca­cio­nes a la Xun­ta de Ga­li­cia. cas», con­clu­ye el pre­si­den­te del co­le­gio ga­lle­go de fi­sio­te­ra­peu­tas. Sin em­bar­go, si hu­bie­se más profesionales de es­te ti­po en los dis­tin­tos es­ta­men­tos de la sa­ni­dad pú­bli­ca, esa su­ce­sión de in­fier­nos par­ti­cu­la­res se­ría mu­cho me­nor. «Se po­dría re­du­cir el gas­to far­ma­céu­ti­co, se po­dría re­du­cir la du­ra­ción de mu­chas hos­pi­ta­li­za­cio­nes, se acor­ta­rían las lis­tas de es­pe­ra...», ba­rrun­ta Pam­pín. Y, lo que es más im­por­tan­te, se me­jo­ra­ría la ca­li­dad de vi­da de mu­chos en­fer­mos.

Y no so­lo, ex­pli­ca, de los que tie­nen un pro­ble­ma en la es­pal­da, o en las cer­vi­ca­les. «La po­bla­ción nos va­lo­ra, pe­ro por lo ge­ne­ral so­lo co­no­ce al­gu­nas fun­cio­nes de la fi­sio­te­ra­pia, pe­ro po­de­mos ha­cer co­sas más allá de lo que se nos pre­su­po­ne». So­lo fal­ta que se les per­mi­ta desa­rro­llar to­das sus ca­pa­ci­da­des, tan­to pa­ra ha­cer va­lo­ra­cio­nes, co­mo pa­ra ela­bo­rar pla­nes te­ra­péu­ti­cos de ac­tua­ción, eva­luar la efec­ti­vi­dad de di­chos tra­ta­mien­tos...

Por no ha­blar de que los fi­sio­te­ra­peu­tas, ade­más de tra­ba­jar en las áreas «tí­pi­cas de trau­ma­to­lo­gía o car­dio­lo­gía, po­de­mos tam­bién tra­ba­jar en áreas co­mo gi­ne­co­lo­gía,

on­co­lo­gía, que­ma­dos, po­de­mos re­sol­ver pro­ble­mas en par­tos...». Una am­plia car­te­ra de ac­ti­vi­da­des que has­ta aho­ra les es­tá, en la ma­yor par­te de los ca­sos, ce­rra­da a cal y can­to.

In­ver­sión en for­ma­ción

Los fi­sio­te­ra­peu­tas, sen­ten­cia Pam­pín, es­tán pre­pa­ra­dos pa­ra ha­cer esos tra­ba­jos por­que «so­mos el co­lec­ti­vo pro­fe­sio­nal que más in­vier­te en for­ma­ción con­ti­nua­da, pa­ra es­tar siem­pre a la van­guar­dia». Pe­ro pa­ra po­der desa­rro­llar en con­di­cio­nes el tra­ba­jo en to­das esas es­pe­cia­li­da­des «es ne­ce­sa­ria cier­ta es­ta­bi­li­dad, pa­ra po­der dar un ser­vi­cio efi­cien­te». «No po­de­mos sa­ber de to­do y no ten­dría sen­ti­do que una per­so­na que lle­va to­da la vi­da tra­ba­jan­do en trau­ma se la pa­se de re­pen­te a otro ser­vi­cio», con­clu­ye Pam­pín.

MARTINA MISER

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.