El mu­ro de Trump pro­vo­ca otro cis­ma en las fi­las re­pu­bli­ca­nas

Ten­drá que re­cor­tar 18.000 mi­llo­nes en sa­ni­dad e in­ves­ti­ga­ción

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Internacional - ADRIA­NA REY

No co­rren bue­nos tiem­pos para Do­nald Trump en Ca­pi­tol Hill. Des­pués de la so­no­ra de­ba­cle de su plan sa­ni­ta­rio para in­ten­tar so­ca­var el Oba­ma­ca­re, aho­ra to­do apun­ta a que otra de sus pro­pues­tas es­tre­lla lo ten­drá tam­bién ex­tre­ma­da­men­te di­fí­cil en am­bas cá­ma­ras y en las fi­las de los dos partidos. Así, en las úl­ti­mas ho­ras tan­to de­mó­cra­tas co­mo re­pu­bli­ca­nos han pues­to mu­chos pe­ros al ca­mino que Do­nald Trump quie­re re­co­rrer para le­van­tar el mu­ro fron­te­ri­zo con Mé­xi­co. Una sen­da que pa­sa por el inex­cu­sa­ble des­em­bol­so de unos 18.000 mi­llo­nes de dó­la­res pro­ce­den­tes de re­cor­tes pre­su­pues­ta­rios y que afec­ta­rían a la in­ves­ti­ga­ción mé­di­ca, in­fra­es­truc­tu­ras y de­sa­rro­llo co­mu­ni­ta­rio, prin­ci­pal­men­te.

La es­tra­te­gia de la Ca­sa Blan­ca fue pre­sen­ta­da an­te un Con­gre­so in­mer­so en ne­go­cia­cio­nes que evi­ten la pa­ra­li­za­ción del Eje­cu­ti­vo an­tes del pró­xi­mo 28 de abril (que es cuan­do ven­ce el pla­zo del úl­ti­mo pre­su­pues­to tem­po­ral acor­da­do por el go­bierno de Ba­rack Oba­ma) y, pre­ci­sa­men­te por eso, tan­to en la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes, co­mo en el Se­na­do, los áni­mos es­tán que ar­den y va­rios re­pu­bli­ca­nos ya han ame­na­za­do con opo­ner­se a la apro­ba­ción de la par­ti­da pre­su­pues­ta­ria.

Ne­ga­ti­va re­pu­bli­ca­na

Ha si­do el ca­so del se­na­dor Roy Blunt quien pi­dió no en­tor­pe­cer el acuer­do que las cá­ma­ras es­tán a pun­to de al­can­zar y dejar el mu­ro «para más tar­de». El su­ple­men­to, tam­po­co ha si­do bien vis­to por su co­le­ga re­pu­bli­cano Ri­chard Shelby quien ase­gu­ró que in­tro­du­cir la par­ti­da para el mu­ro es «dar a los de­mó­cra­tas una ex­cu­sa para que blo­queen el pro­yec­to en­te­ro» y de pa­so el Go­bierno, a tan so­lo dos me­ses de su ini­cio.

Su pro­nós­ti­co fue con­fir­ma­do por el lí­der de la mi­no­ría de­mó­cra­ta en la Cá­ma­ra Al­ta, Chuck Schu­mer, quien ase­gu­ró que no to­le­ra­ría nin­gu­na pro­pues­ta que in­clu­ya el mu­ro: «El im­pul­so con­tra esa idea es­tá cre­cien­do. Creo que los re­pu­bli­ca­nos se van a dar cuen­ta de que po­ner el mu­ro en las cuen­tas pú­bli­cas pue­de su­po­ner una de­rro­ta». Es más, otros re­pu­bli­ca­nos re­pre­sen­tan­tes de es­ta­dos fron­te­ri­zos con Mé­xi­co ya han avan­za­do su opo­si­ción a The Was­hing­ton Post, te­nien­do en cuen­ta el re­cor­te de fon­dos en pro­gra­mas vi­ta­les para la clase me­dia.

A la es­pe­ra de có­mo avan­cen las con­ver­sa­cio­nes, lo que pa­re­ce evi­den­te es que el neo­yor­quino no so­lo co­rre el ries­go de no po­der le­van­tar el mu­ro, sino de en­con­trar­se con otro más fuer­te en las en­tra­ñas del Ca­pi­to­lio de EE.UU. Ade­más, el pro­ble­ma no so­lo exis­te en cues­tio­nes pre­su­pues­ta­rias, tam­bién en cues­tio­nes te­rri­to­ria­les y geo­grá­fi­cas. Así lo con­fir­mó ayer el se­cre­ta­rio del In­te­rior, Ryan Zin­ke, ase­gu­ran­do que su cons­truc­ción es «com­ple­ja en al­gu­nas zo­nas», en­tre ellas un par­que na­cio­nal y el río Bra­vo, que cons­ti­tu­yen 3.200 ki­ló­me­tros de fron­te­ra.

P. PAR­DO

In­dios ame­ri­ca­nos re­cla­man la co­nec­ti­vi­dad de los dos la­dos de la fron­te­ra de EE.UU. y Mé­xi­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.