Ita­lia se plan­tea que las mu­je­res con mens­trua­ción fuer­te pue­dan co­ger una ba­ja de tres días al mes

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Sociedad - D. M.

En Ja­pón exis­te des­de 1947 la sei­rik­yuu­ka, un per­mi­so que per­mi­te au­sen­tar­se unos días del tra­ba­jo sin per­der el suel­do a las mu­je­res que du­ran­te la mens­trua­ción su­fren do­lor ab­do­mi­nal, cam­bios de hu­mor y ce­fa­lea. La me­di­da, que lue­go adop­ta­ron otros paí­ses asiá­ti­cos y al­gu­nas mul­ti­na­cio­na­les, se ba­sa en la creen­cia po­pu­lar en esa par­te del mun­do de que tra­ba­jar du­ran­te la re­gla pue­de pro­vo­car com­pli­ca­cio­nes en el par­to. Se­ten­ta años des­pués, Ita­lia pue­de ser el pri­mer país eu­ro­peo en apro­bar una nor­ma­ti­va si­mi­lar: una co­mi­sión de la Cá­ma­ra de los Dipu­tados es­tu­dia una pro­po­si­ción de ley pre­sen­ta­da por cua­tro le­gis­la­do­ras del Par­ti­do De­mo­crá­ti­co —ma­yo­ri­ta­rio en el Parlamento— para que las tra­ba­ja­do­ras que pa­de­cen dis­me­no­rrea (do­lo­res fuer­te du­ran­te la mens­trua­ción) ten­gan hasta tres días de des­can­so re­tri­bui­dos al mes.

Las pro­mo­to­ras de es­ta ini­cia­ti­va le­gis­la­ti­va sos­tie­nen que en­tre el 60 % y el 90 % de las mu­je­res su­fren mo­les­tias cuan­do tie­nen la re­gla, lo que pro­vo­ca un ab­sen­tis­mo en el ám­bi­to edu­ca­ti­vo de en­tre el 13 % y el 51 %, re­du­ci­do a una hor­qui­lla de en­tre el 5 % y el 15 % en el res­to del mun­do la­bo­ral.

Para be­ne­fi­ciar­se de los tres días de ba­ja ha­ría fal­ta pre­sen­tar al em­plea­dor un cer­ti­fi­ca­do mé­di­co con va­li­dez anual. En prin­ci­pio po­drían dis­fru­tar de es­te per­mi­so to­das las tra­ba­ja­do­ras, ten­gan un con­tra­to fi­jo o tem­po­ral o sean au­tó­no­mas.

¿Quién la pa­ga­rá?

Lo que no de­ja cla­ro el pro­yec­to de ley 3.781 es quién pa­ga­rá por los días que des­can­sen las mu­je­res por la mens­trua­ción. ¿Se­rá la Se­gu­ri­dad So­cial? ¿La em­pre­sa? «En el tex­to no lo he­mos es­cri­to por­que en nues­tra pro­pues­ta hay es­pa­cio para aña­di­dos y me­jo­ras. To­dos, co­men­zan­do por las em­pre­sas y los sin­di­ca­tos, pue­den ofre­cer sus apor­ta­cio­nes», ex­pli­ca la dipu­tada Ro­mi­na Mu­ra, una de las im­pul­so­ras. La idea de crear una ba­ja la­bo­ral por dis­me­no­rrea aún no tie­ne fe­cha para ser de­ba­ti­da en la Cá­ma­ra. RE­DAC­CIÓN / LA VOZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.