La me­sa de la cas­ta­ña to­ma im­pul­so

La Xun­ta tra­ba­ja en la crea­ción de un ór­gano que im­pli­que a to­do el sec­tor

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Sabor - M. CO­BAS

Pro­duc­to­res por un la­do, com­pra­do­res por otro, y la Xun­ta en un ter­cer vér­ti­ce. Ca­da uno por su la­do aun­que con in­tere­ses co­mu­nes, que en bre­ve se pon­drán so­bre la me­sa y se tra­ba­ja­rá para sa­car ade­lan­te des­de la me­sa de la cas­ta­ña. La Con­se­lle­ría de Me­dio Ru­ral tra­ba­ja en la crea­ción de un ór­gano de coor­di­na­ción y co­la­bo­ra­ción en­tre la Xun­ta y el sec­tor «des­ti­na­do a im­pul­sar un de­sen­vol­ve­men­to sus­ten­ta­ble des­te apro­vei­ta­men­to do mon­te». Se ha­rá a tra­vés del fo­men­to, la re­gu­la­ción y la pro­mo­ción de la cas­ta­ña.

No es un te­ma ba­la­dí. Ga­li­cia es lí­der en España en pro­duc­ción de es­te fru­to, así co­mo en ex­por­ta­ción. Lo se­ña­lan cla­ra­men­te las ci­fras: en la pa­sa­da cam­pa­ña se mo­vie­ron unos 20 mi­llo­nes de ki­los, ge­ne­ran­do un vo­lu­men de ne­go­cio que ron­dó los 100 mi­llo­nes de eu­ros (trein­ta mi­llo­nes pa­ga­dos a los pro­duc­to­res, y unos 70 más una vez trans­for­ma­do el pro­duc­to y co­mer­cia­li­za­do). Ade­más del mercado na­cio­nal, que es un gran com­pra­dor, los dis­tri­bui­do­res en­vían el pro­duc­to fun­da­men­tal­men­te a Ita­lia y Fran­cia, aun­que la ven­ta al ex­te­rior lle­ga a mu­chos otros paí­ses.

«O froi­to do cas­ti­ñei­ro ten na no­sa co­mu­ni­da­de un des­ta­ca­do va­lor so­cial, eco­nó­mi­co e cul­tu­ral, que ta­mén se­rán ob­xec­to de aten­ción nes­ta me­sa», se­ña­la la con­se­llei­ra de Me­dio Ru­ral, Án­xe­les Váz­quez.

Es un pro­yec­to to­da­vía en fa­se de constitución, pe­ro de pró­xi­ma crea­ción, avan­zan des­de la Xun­ta. Se­rán ór­ga­nos co­le­gia­dos de re­pre­sen­ta­ción sec­to­rial, con el fin de cum­plir los ob­je­ti­vos de fo­men­to, pro­mo­ción y me­jo­ra de la pro­duc­ción de cas­ta­ña. Ten­drán un ca­rác­ter con­sul­ti­vo y ase­sor, y es­ta­rán in­te­gra­dos por re­pre­sen­tan­tes de la Xun­ta y de los prin­ci­pa­les agen­tes so­cia­les re­la­cio­na­dos con el sec­tor (pro­duc­to­res, sin­di­ca­tos y em­pre­sa­rios).

Un se­llo de ca­li­dad

La cas­ta­ña cuen­ta con In­di­ca­ción Xeo­grá­fi­ca Pro­te­gi­da des­de 2009 y la pro­duc­ción am­pa­ra­da ba­jo es­te se­llo se dis­pa­ró en los úl­ti­mos años, al pa­sar de 5,6 to­ne­la­das en 2010 a 223,7 en 2015. Pue­den aco­ger­se a la IXP los pro­duc­to­res de una vein­te­na de va­rie­da­des so­bre las más

El sec­tor mue­ve en Ga­li­cia 20 mi­llo­nes de ki­los de pro­duc­to ca­da año

En la pa­sa­da tem­po­ra­da el vo­lu­men de ne­go­cio as­cen­dió a al­re­de­dor de unos 100 mi­llo­nes de eu­ros

de 180 que hay en Ga­li­cia. Se­gún las zo­nas don­de es­tén los ár­bo­les se acon­se­jan unas u otras. Tam­bién se­gún la ca­li­dad va el pre­cio. En el pro­pio cam­po, en la pa­sa­da tem­po­ra­da el pro­duc­to de ca­li­dad se com­pra­ba a un pre­cio que iba del 1,50 a 1,80 eu­ros el ki­lo. To­da­vía hay po­cas em­pre­sas de trans­for­ma­ción, aun­que ya se ha­cen bom­bo­nes, ha­ri­na y un pe­que­ño aba­ni­co de pro­duc­tos que, ade­más, es­tán te­nien­do una gran aco­gi­da en el mercado. Aún así, su vo­lu­men de ne­go­cio es mi­núscu­lo fren­te a to­do lo que su­po­ne la cas­ta­ña para la eco­no­mía de Ga­li­cia.

El sec­tor ge­ne­ra unos 500 pues­tos de tra­ba­jo di­rec­tos y 800 in­di­rec­tos, sin con­tar ne­go­cios co­mo asa­do­res de cas­ta­ña, pues­tos en los mer­ca­dos o in­ter­me­dia­rios, apun­tan des­de la Con­se­lle­ría de Me­dio Ru­ral. Es ade­más un re­cur­so com­ple­men­ta­rio im­por­tan­te para cien­tos de fa­mi­lias, que ven en la cam­pa­ña de re­co­gi­da de cas­ta­ña una fuen­te de in­gre­sos ex­tra.

Las ame­na­zas

El sec­tor tam­bién tie­ne sus pro­pias ame­na­zas, que se­rán par­te de lo que se tra­ta­rá en la me­sa sec­to­rial. Por un la­do es­tán los ro­bos en los sou­tos, una reali­dad que se cons­ta­ta ca­da cam­pa­ña y que ha da­do lu­gar a la petición des­de al­gu­nos Con­ce­llos y des­de la In­di­ca­ción Xeo­grá­fi­ca Pro­te­xi­da para que se in­cre­men­te la vi­gi­lan­cia po­li­cial jun­to a los cas­ta­ños du­ran­te la épo­ca de re­co­gi­da. En el pa­sa­do oto­ño, en el ca­so del con­ce­llo ou­ren­sano de A Po­bra de Tri­ves in­clu­so hu­bo de­nun­cias por la pre­sen­cia de cua­dri­llas de gi­ta­nos que es­quil­ma­ban los cas­ta­ños y ame­na­za­ban a los pro­pie­ta­rios afec­ta­dos.

El otro pro­ble­ma que afecta al sec­tor es la avis­pi­lla del cas­ta­ño. Des­de la Xun­ta se han rea­li­za­do va­rias suel­tas ex­pe­ri­men­ta­les de un in­sec­to que en otros paí­ses del mun­do ha da­do bue­nos re­sul­ta­dos. La de­ba­cle que la avis­pi­lla pro­vo­có en Ita­lia hi­zo dis­pa­rar los pre­cios de la cas­ta­ña ga­lle­ga, uno de los prin­ci­pa­les mer­ca­dos de nues­tro pro­duc­to. Pe­ro la po­si­bi­li­dad de que aho­ra sea Ga­li­cia la que su­fra esa rui­na es que la pro­vo­ca que des­de ha­ce años el sec­tor ven­ga re­cla­man­do la suel­ta del in­sec­to de­pre­da­dor.

Con la me­sa de la cas­ta­ña, to­dos los pro­ble­mas se­rán ha­bla­dos y ana­li­za­dos por los to­dos los im­pli­ca­dos en un único fo­ro.

MAR­COS MÍ­GUEZ

Dos mu­je­res re­co­gen cas­ta­ñas en un sou­to de La­lín |

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.