Mer­kel arre­me­te con­tra las aven­tu­ras se­ce­sio­nis­tas en te­rri­to­rio eu­ro­peo

Tusk acu­sa a po­pu­lis­tas y se­pa­ra­tis­tas de ser lo opues­to al «pa­trio­tis­mo mo­derno»

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Internacional - CRIS­TI­NA PORTEIRO

El Reino Uni­do se irá co­mo en­tró, sem­bran­do la dis­cor­dia. No so­lo por las desafian­tes con­di­cio­nes que ha im­pues­to The­re­sa May pa­ra ne­go­ciar su sa­li­da. Lon­dres ha con­se­gui­do abrir la ca­ja de los true­nos: la de la irre­ver­si­bi­li­dad de la Unión Eu­ro­pea. El brexit ha en­va­len­to­na­do a los mo­vi­mien­tos na­cio­na­lis­tas, tan­to eu­ró­fo­bos co­mo eu­ró­fi­los, un fe­nó­meno que ha he­cho sal­tar las alar­mas en al­gu­nas ca­pi­ta­les, Ma­drid en­tre ellas.

El di­vor­cio bri­tá­ni­co pue­de lle­var a Es­co­cia a em­pren­der en so­li­ta­rio el ca­mino de vuel­ta a la UE, un es­pe­jo en el que quie­ren mi­rar­se re­gio­nes co­mo Ca­ta­lu­ña. Ma­riano Ra­joy tras­la­dó ayer a An­ge­la Mer­kel, du­ran­te un en­cuen­tro en el marco de la cum­bre de con­ser­va­do­res en Mal­ta, la ne­ce­si­dad de man­te­ner uni­da a la UE.

La can­ci­ller ale­ma­na to­mó no­ta y du­ran­te el dis­cur­so arre­me­tió con­tra las ten­sio­nes se­pa­ra­tis­tas e ins­tó a res­pe­tar el prin­ci­pio de in­te­gri­dad te­rri­to­rial de los Es­ta­dos miem­bros de la Unión. «No de­be po­ner­se a prue­ba», zan­jó, sin ha­cer una men­ción ex­pre­sa a Ca­ta­lu­ña o Es­co­cia. Tam­bién les de­di­có unas pa­la­bras a los que va­ci­lan en se­guir a bor­do del pro­yec­to eu­ro­peo: «Jun­tos lo ha­re­mos mu­cho me­jor que ca­da uno por se­pa­ra­do».

El líder del Con­se­jo Eu­ro­peo, Do­nald Tusk, se su­mó a los cán­ti­cos que tra­tan de si­len­ciar a los

se­ce­sio­nis­tas: «No hay al­ter­na­ti­va a una Eu­ro­pa so­be­ra­na y uni­da. Te­ne­mos que re­tar a los po­pu­lis­tas y de­cir al­to y cla­ro que los na­cio­na­lis­mos y se­pa­ra­tis­mos que tra­tan de de­bi­li­tar a la UE son lo opues­to al pa­trio­tis­mo mo­derno», apos­ti­lló el po­la­co, le­van­tan­do los aplau­sos del au­di­to­rio.

Fac­tu­ra del «brexit»

La UE tra­ta de ex­tin­guir otros fue­gos. La fac­tu­ra de brexit es uno de ellos. Aún que­da por acla­rar si la se­pa­ra­ción del Reino Uni­do es un di­vor­cio o una

ba­ja vo­lun­ta­ria del club. No es ba­la­dí. Ex­per­tos del think tank Brue­gel ex­pli­can que en el pri­mer es­ce­na­rio Bru­se­las y Lon­dres de­be­rían ha­cer se­pa­ra­ción de bie­nes. El Reino Uni­do se vol­ve­ría a ca­sa con un pa­que­te ju­go­so de ac­ti­vos. So­lo ten­dría que pa­gar por com­pro­mi­sos y obli­ga­cio­nes ad­qui­ri­dos an­tes de su mar­cha. La fac­tu­ra as­cen­de­ría a unos 25.400 mi­llo­nes de eu­ros. Sin em­bar­go, si la UE con­si­de­ra que lo que es­tán ha­cien­do los bri­tá­ni­cos es dar­se de ba­ja en el club, no ha­bría obli­ga­ción de re­par­tir

ac­ti­vos y Lon­dres ten­dría que pa­gar has­ta la úl­ti­ma cuo­ta de so­cio, lo que dis­pa­ra la fac­tu­ra a los 65.100 mi­llo­nes.

To­do de­pen­de­rá de có­mo en­ca­ren los Vein­ti­sie­te las ne­go­cia­cio­nes. Has­ta aho­ra se man­tie­nen fir­mes en sus lí­neas y pa­re­ce que la opi­nión pú­bli­ca los res­pal­da. Un es­tu­dio de Chat­ham Hou­se efec­tua­do en diez paí­ses de la UE in­di­ca que el 82 % de los ciu­da­da­nos es­tán a fa­vor de ve­tar cual­quier acuer­do con Lon­dres si se com­pro­me­ten de­re­chos y va­lo­res fun­da­men­ta­les de la UE.

TAREK MOHAMED EFE

Ra­joy con­ver­só con Mer­kel du­ran­te el con­gre­so del Par­ti­do Po­pu­lar Eu­ro­peo en Mal­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.