Kau­ris­mä­ki es­tre­na su nue­vo fil­me en Vigo, don­de aún quie­re ro­dar

El ci­neas­ta fin­lan­dés pre­mia­do en Ber­lín por su úl­ti­ma obra di­la­ta el mo­men­to de con­tar la his­to­ria de un bar­be­ro vi­gués

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Cultura - BE­GO­ÑA R. SOTELINO

Que Aki Kau­ris­mä­ki y Go­lem, la dis­tri­bui­do­ra de su nue­va pe­lí­cu­la, Al otro la­do de la es­pe­ran­za, apues­ten por Vigo pa­ra la pre­sen­ta­ción de su nue­vo tra­ba­jo es un lu­jo pa­ra cual­quier aman­te del ci­ne y otro pa­so ade­lan­te pa­ra los que tie­nen con­fian­za en su re­cu­pe­ra­ción co­mo acon­te­ci­mien­to cul­tu­ral y ac­to so­cial.

To­do eso jun­to su­ce­dió es­ta se­ma­na en los Mul­ti­ci­nes Nor­te. Tras el pa­se del miér­co­les, el ci­neas­ta fin­lan­dés aten­dió al día si­guien­te a los me­dios sin des­pe­gar­se de su ci­ga­rri­llo elec­tró­ni- co ni de su pe­cu­liar hu­mor. Con ello, el nór­di­co de ru­do as­pec­to lo­gra trans­for­mar­se en un sim­pá­ti­co hu­mano que arras­tra su pe­si­mis­mo es­pe­ran­za­do por el mun­do, y con­fie­sa que qui­so en es­te último fil­me ha­cer un ho­me­na­je al in­ge­nio de Cha­plin. «Pe­ro yo no soy él», la­men­ta.

Con El otro la­do de la es­pe­ran­za, Oso de Pla­ta a me­jor di­rec­tor en el Fes­ti­val de Ber­lín, don­de se ha es­tre­na­do a ni­vel in­ter­na­cio­nal, su tra­ba­jo con­quis­tó a la crí­ti­ca con una his­to­ria en la que na­rra los ava­ta­res en Hel­sin­ki de un re­fu­gia­do si­rio, un te­ma que abor­da con cru­de­za sin ol­vi­dar la son­ri­sa y que forma par­te de las preo­cu­pa­cio­nes que re­fle­ja en su ci­ne. «Sien­to la mis­ma res­pon­sa­bi­li­dad mo­ral ha­cia Fin­lan­dia aun­que no vi­va allí», de­cla­ró. El rea­li­za­dor, que re­si­de cer­ca de Via­na do Cas­te­lo, al nor­te de Por­tu­gal, des­de ha­ce ca­si tres dé­ca­das, lle­va va­rios años dán­do­le vuel­tas a la idea de ro­dar en Vigo. De he­cho, en el co­lo­quio Kau­ris­mä­ki, en la te­rra­za del Ho­tel Ze­nit Lis­boa, con el puer­to vi­gués al fon­do.

pos­te­rior al pa­se re­co­no­ció que le hu­bie­ra gus­ta­do que su fil­me Le Ha­vre se hu­bie­ra desa­rro­lla­do en el puer­to vi­gués. «Lo ha­bría pa­sa­do mu­chí­si­mo me­jor», afir­mó. Pe­ro le ha da­do vuel­tas a más pro­yec­tos vin­cu­la­dos a la ur­be ga­lle­ga y lo reite­ró: «Tu­ve una idea pa­ra una pe­lí­cu­la que lla­ma­ría El bar­be­ro de Vigo. El pro­ta­go­nis­ta es un chi­co con cin­co her­ma­nos, to­dos son pes­ca­do­res y él so­lo un ayu­dan­te de bar­be­ría. La his­to­ria tie­ne un fi­nal fe­liz, a lo Dis­ney. Y eso es to­do lo que ten­go. Pe­ro no la ha­ré nun­ca. O

tal vez nun­ca. O a lo me­jor, sí», va­ci­ló. Las ra­zo­nes por las cua­les no ha­ce esa idea en reali­dad fluc­túan en­tre bro­mas: «Ne­ce­si­ta­ría un ho­tel de 5 es­tre­llas y una li­mu­si­na. Es bro­ma. No me gus­ta la os­ten­ta­ción. Me im­por­tan una mier­da esas co­sas. Pre­fie­ro un ho­tel ba­ra­to don­de pue­da ob­ser­var a la gen­te», zan­jó.

En Ber­lín, el ci­neas­ta de­cla­ró que es­ta­ba pen­san­do de­jar su ofi­cio y ayer reite­ró que no ha­bría pró­xi­mo pro­yec­to. Pe­ro aña­dió: «Si­go sien­do jo­ven. Me gus­ta­ría pa­rar, pe­ro no pue­do». Kau­ris­mä-

ki re­ve­ló que lo que más le gus­ta de ha­cer ci­ne es el mon­ta­je de la mú­si­ca, «porque lo cam­bia to­do». So­bre el hu­mor en su obra co­mo mo­do de abor­dar te­mas tris­tes, in­di­có que es «un hom­bre tran­qui­lo». «Pa­re­ce que na­da me im­por­ta, pe­ro lo que no aguan­to es que a la gen­te no se la tra­te bien. Con eso pier­do los es­tri­bos, me vuel­vo lo­co», sub­ra­yó, y ex­pli­có que siem­pre sa­len pe­rros en sus fil­mes (en es­te tam­bién) porque los ado­ra: «Me gus­tan más que las per­so­nas. Ellos siem­pre con­fían en ti».

ÓSCAR VÁZQUEZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.