La mon­ta­ña má­gi­ca de las an­gui­las

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Cultura - EDUAR­DO GALÁN BLAN­CO

Una pe­lí­cu­la siem­pre te lle­va a otra. No es ca­sua­li­dad que Da­ne DeHaan, el cha­val de la se­rie En te­ra­pia y pro­ta­go­nis­ta de La cura del bienestar, ven­ga a ser una ver­sión som­bría de un mo­zo Leo­nar­do DiCa­prio. Su per­so­na­je de jo­ven am­bi­cio­so, trau­ma­ti­za­do por el sui­ci­dio del padre —co­mo él, un ju­gue­te ro­to de Wall Street—, es en­via­do por los ge­ri­fal­tes de una com­pa­ñía in­ver­so­ra a bus­car a otro eje­cu­ti­vo que se ha re­ti­ra­do en una clí­ni­ca de los Al­pes sui­zos. DeHaan lle­ga allí co­mo lo ha­cía el po­li­cía DiCa­prio en la Shut­ter Is­land de Scor­se­se, an­gus­tian­te is­la de lu­ná­ti­cos.

Tam­po­co es pro­duc­to del azar que el en­fer­me­ro en­car­ga­do del tan­que de va­cío de La cura... es­té le­yen­do La mon­ta­ña má­gi­ca de Tho­mas Mann, tam­bién crónica de un hom­bre que va de vi­si­ta a un sa­na­to­rio de los Al­pes. Sí, la Eu­ro­pa pre­bé­li­ca es­ta­ba en­fer­ma. Y eso nos lle­va, por los errá­ti­cos mean­dros de la aso­cia­ción, has­ta el clá­si­co El ga­bi­ne­te del Doc­tor Ca­li­ga­ri, otro pa­seo por un ma­ni­co­mio, don­de los lo­cos eran los mé­di­cos, cus­to­dios de pa­cien­tes sa­nos, pre­lu­dian­do así la lle­ga­da del na­zis­mo. «La en­fer­me­dad es la cura», es­cu­cha­mos en al­gún mo­men­to de la pe­lí­cu­la que nos ocu­pa.

Go­re Ver­bins­ki, di­rec­tor de las tres pri­me­ras en­tre­gas de Pi­ra­tas del Ca­ri­be y de ex­cen­tri­ci­da­des co­mo Ran­go y El Lla­ne­ro So­li­ta­rio, es buen crea­dor de imá­ge­nes im­pac­tan­tes. Y, al res­pec­to, La cura... está bien sur­ti­da, con ese in­quie­tan­te sue­ño-pre­mo­ni­ción de la frá­gil chi­ca Mia Goth, su­mer­gi­da en una ba­ñe­ra lle­na de an­gui­las. Y en la clí­ni­ca fran­kens­tei­nia­na rei­na una at­mós­fe­ra omi­no­sa de no­ta­ble pre­sen­cia y be­lle­za neo­gó­ti­ca.

Pe­ro lo cierto es que, al fi­nal, siem­pre ten­den­te a pa­sar­se, Ver­bins­ki no ha sa­bi­do fre­nar. Co­mo sue­le su­ce­der, mien­tras so­lo se su­gie­re, la pe­lí­cu­la fun­cio­na co­mo una per­fec­ta ma­qui­na­ria de in­tri­ga mor­bo­sa. Y, sin em­bar­go, ya to­do pa­re­ce ca­chon­deo cuan­do nos en­ca­mi­na­mos ha­cia al desen­la­ce, con so­lu­cio­nes más pro­pias de un fil­me de te­rror de se­rie B: doc­to­res lo­cos ti­po Vin­cent Pri­ce, den­tis­tas tor­tu­ra­do­res a lo Ma­rat­hon Man, lí­qui­dos am­nió­ti­cos de Co­ma y de­li­rios de una Ca­sa Us­her de ba­ra­ti­llo. Lás­ti­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.