El con­ce­jal de Tu­ris­mo de Poio, en­cau­sa­do por la Fes­ta do Mar

Se in­ves­ti­ga có­mo se tra­mi­tó la con­ce­sión de nue­ve pues­tos

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Pontevedra - LÓ­PEZ PENIDE

El 26 de ma­yo del 2014, Xosé Luís Mar­tí­nez Blan­co, con­ce­jal de Tu­ris­mo de Poio por el BNG, sus­cri­bió una pro­pues­ta de apro­ba­ción pa­ra el ex­pe­dien­te de con­tra­ta­ción de la Fes­ta do Mar. Ape­nas unos días des­pués, el edil, me­dian­te una lla­ma­da al ser­vi­cio de con­tra­ta­ción, or­de­nó la pa­ra­li­za­ción del ex­pe­dien­te pa­ra, ya el 9 de ju­nio, ins­tó «a de­cla­ra­ción de ur­xen­cia e a re­nun­cia ao ex­pe­dien­te». El mo­ti­vo que es­gri­mió alu­día a que «os tem­pos de tra­mi­ta­ción (...) im­pe­dían afron­tar ade­cua­da­men­te a ce­le­bra­ción».

Es­tos he­chos, se­gún cons­ta en un au­to ju­di­cial co­no­ci­do ayer, fue­ron pues­tos en co­no­ci­mien­to de la Jus­ti­cia por los con­ce­ja­les del Par­ti­do Po­pu­lar. Co­mo con­se­cuen­cia de es­ta de­nun­cia, el ti­tu­lar del Juz­ga­do de Ins­truc­ción nú­me­ro dos de Pon­te­ve­dra aca­ba en­cau­sar a Mar­tí­nez Blan­co, quien de­be­rá com­pa­re­cer en ca­li­dad de in­ves­ti­ga­do el 4 de ma­yo en una cau­sa que se si­gue por un de­li­to de pre­va­ri­ca­ción ad­mi­nis­tra­ti­va.

Días an­tes, se­gún re­fie­re el mis­mo au­to, acu­di­rán al edi­fi­cio ju­di­cial de A Par­da los ti­tu­la­res de los nue­ve pues­tos que se mon­ta­ron en la Fes­ta do Mar de ha­ce tres años. En su ca­so, se les ci­ta co­mo tes­ti­gos.

Tras co­no­cer es­ta de­ci­sión, ayer, el con­ce­jal de Tu­ris­mo, arro­pa­do por el res­to de con­ce­ja­les

na­cio­na­lis­tas y del al­cal­de Lu­ciano So­bral, com­pa­re­ció pú­bli­ca­men­te pa­ra re­mar­car que la in­ves­ti­ga­ción se ci­ñe ex­clu­si­va­men­te a co­mo se fue la ges­tión y con­tra­ta­ción de es­tos stands. Ase­gu­ró que está «en­can­ta­do de ir acla­rar­lle to­das as dú­bi­das que te­ña. Está cla­ro que no au­to non se pon en dú­bi­da nin­gun­ha se hou­bo fa­vo­ri­tis­mo ou en­ri­que­ce­men­to, non. O au­to o que di é que ten dú­bi­das so­bre o pro­ce­de­men­to ad­mi­nis­tra­ti­vo de con­ce­sión».

Ase­gu­ró es­tar «tran­qui­lo», así co­mo que no se le pa­sa por la ca­be­za el di­mi­tir. «O xuíz po­de ter moi­tas dú­bi­das e está cla­ro que o que ten que fa­cer é acla­ra­las».

Tan­to Mar­tí­nez Blan­co co­mo Lu­ciano So­bral car­ga­ron tin­tas con­tra el PP de Poio, al que acu­sa­ron de ju­di­cia­li­zar la vi­da po­lí­ti­ca en los ayun­ta­mien­tos go­ber­na­dos por el BNG. «Coas súas es­tra­te­xias xu­di­ciais a es­te equi­po de go­berno, den­de lo­go, non a vai sa­car das res­pon­sa­bi­li­da­des mu­ni­ci­pais que te­mos», re­mar­có el al­cal­de, quien, no obs­tan­te, alu­dió a que «ao me­llor hai al­gún as­pec­to ad­mi­nis­tra­ti­vo de tra­mi­ta­ción que non se fi­xo co­rrec­ta­men­te, pois po­de ser, pe­ro non é nin­gún de­li­to». So­bral la­men­tó que los po­pu­la­res es­tén ob­se­sio­na­dos con el éxi­to de­la Fes­ta do Mar.

CAPOTILLO

Mar­tí­nez Blan­co es­tu­vo arro­pa­do por sus com­pa­ñe­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.