Las fa­ses son co­sa de los Rey

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Pontevedra Deportes -

Has­ta ha­ce so­la­men­te unas se­ma­nas, el pon­te­ve­drés Ser­gio Rey, que es­ta tem­po­ra­da se es­tre­na co­mo pre­pa­ra­dor fí­si­co del Ke­me­gal Cor­te­ga­da, no sa­bía que su padre An­to­nio ha­bía par­ti­ci­pa­do con el club vi­la­gar­ciano en una fa­se de as­cen­so. Fue con el en­ton­ces Inel­ga, en la tem­po­ra­da 94-95 y en La Seu. Se en­te­ró cuan­do le co­men­tó que las vi­la­gar­cia­nas se ha­bían cla­si­fi­ca­do pa­ra ju­gar la que se dispu­tará en León del 20 al 23 de abril. «Le di­je me­dio en bro­ma que ha­bía he­re­da­do mi pues­to pe­ro la ver­dad es que nun­ca le ha­bía co­men­ta­do lo de la fa­se», co­men­ta An­to­nio.

Ha­ce más de vein­te años, pe­ro An­to­nio re­cuer­da bien aque­lla fa­se. «Fue una ex­pe­rien­cia muy bue­na. Es­ta­ban Ba­bi, Si­ña, Ele­na, Mai­te, Can­di... era un gru­po hu­mano muy bueno. Y es­ta­ba Mi­guel (Or­te­ga), que co­mo en­tre­na­dor es un maes­tro, y Mo­zan y por su­pues­to el al­ma de to­do aque­llo, que era Mi­guel», re­cuer­da.

Uno de los con­se­jos que le ha da­do An­to­nio —que ejer­ció de pre­pa­ra­dor fí­si­co del Oc­ta­vio du­ran­te seis tem­po­ra­das— a Ser­gio es que nun­ca aban­do­ne la fa­ce­ta de téc­ni­co porque, di­ce, «cuan­to más ejer­zas de en­tre­na­dor en tu de­por­te me­jor pre­pa­ra­dor fí­si­co vas a ser». No es el úni­co, re­co­no­ce el pro­ge­ni­tor, que apun­ta que sue­le man­dar­le in­for­ma­ción que con­si­de­ra in­tere­san­te.

¿Hay mu­chas di­fe­ren­cias a la ho­ra de pre­pa­rar una fa­se con res­pec­to a có­mo se ha­cía ha­ce dos dé­ca­das? «El sis­te­ma de tra­ba­jo ha cam­bia­do pe­ro la esen­cia es la mis­ma. El pri­mer par­ti­do es bá­si­co. El tra­ba­jo ya está he­cho, es el de los nue­ve me­ses an­te­rio­res. Aho­ra hay que bus­car un pun­ti­to de forma pa­ra esos días. El equi­po tie­ne que lle­gar fres­co», ex­pli­ca An­to­nio. Y lo co­rro­bo­ra Ser­gio: «Al cla­si­fi­car­nos con tres se­ma­nas de an­te­la­ción me da más mar­gen pa­ra pre­pa­rar­lo».

Op­ti­mis­mo pa­terno

An­to­nio es un ha­bi­tual en las gra­das de Fon­te­car­moa du­ran­te los par­ti­dos del Ke­me­gal y des­pren­de una sen­sa­ción de op­ti­mis­mo ro­tun­da. «Me gus­ta mu­cho co­mo jue­gan. Es un equi­po in­ten­so y rá­pi­do. La pe­na es que no tu­vie­ran un par de ju­ga­do­ras más pe­ro por lo que he vis­to to­dos los equi­pos de la Li­ga es­tán más o me­nos igual. Creo que tie­nen po­si­bi­li­da­des», afir­ma.

Y por ga­nas no va a ser. «Es­tán muy mo­ti­va­das porque al­gu­nas tie­nen la es­pi­ni­ta cla­va­da de que ha­ce cua­tro años no pu­die­ron ir. Al prin­ci­pio no nos da­ban co­mo uno de los equi­pos más fuer­tes y fui­mos cre­cien­do po­co a po­co por esa am­bi­ción que tie­nen des­de el prin­ci­pio de que­rer dar un gol­pe en la me­sa. Nos cla­si­fi­ca­mos el do­min­go y na­die se re­la­jó, el mar­tes es­ta­ban en­tre­nan­do co­mo ca­ño­nes», afir­ma Ser­gio.

Pues­tos a es­co­ger un ho­ra­rio pa­ra la fa­se Ser­gio no tie­ne du­das. «Por la ma­ña­na, el cuer­po está me­jor. Más des­can­sa­do. Aun­que si son por la tar­de tam­po­co ha­brá pro­ble­mas», di­ce.

An­to­nio no sa­be aún si irá a León pa­ra ver la fa­se. «A lo me­jor nos acer­ca­mos el sá­ba­do y el do­min­go», di­ce.

—Si es el do­min­go es que pue­den lle­gar bue­nas no­ti­cias ....

«Por eso di­go, el sá­ba­do y el do­min­go». Y ríe An­to­nio. Y Ser­gio tam­bién es­bo­za una son­ri­sa.

MÓ­NI­CA IRAGO

Ser­gio y su padre, An­to­nio, es­tán ilu­sio­na­dos con la po­si­bi­li­dad de que el Cor­te­ga­da as­cien­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.