Las avis­pas se ce­ban con los ba­ñis­tas

Los so­co­rris­tas in­di­can que hay «psi­co­sis» por si se tra­ta de ejem­pla­res de ve­lu­ti­na

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - La Voz De Pontevedra - MA­RÍA HER­MI­DA

Ju­lio fue un mes ex­tra­or­di­na­ria­men­te tran­qui­lo en las pla­yas. Lo fue, en par­te, por­que, pe­se al bum tu­rís­ti­co que vi­ven las Rías Bai­xas, el tiem­po hi­zo que los vi­si­tan­tes se di­vi­die­sen en­tre los are­na­les, las te­rra­zas o las zonas mo­nu­men­ta­les. De he­cho, ayer los so­co­rris­tas de San­xen­xo, Bueu, Ma­rín, Poio y Pon­te­ve­dra se re­fe­rían a es­te úl­ti­mo mes co­mo «flo­ji­to» en cuanto a afluen­cia a las pla­yas. Pe­ro, ojo. Fue una tran­qui­li­dad re­la­ti­va. No en vano, se es­tán re­gis­tran­do nu­me­ro­sas pi­ca­du­ras de avis­pa. A fal­ta de ce­rrar es­ta­dís­ti­cas, la im­pre­sión de los vi­gi­lan­tes es que au­men­ta­ron so­bre­ma­ne­ra las pi­ca­du­ras con res­pec­to al año pa­sa­do. ¿Se tra­ta de ejem­pla­res de ve­lu­ti­na? En bue­na par­te de los ca­sos, apa­ren­te­men­te, no. Pe­ro sí hay cier­ta «psi­co­sis», se­gún in­di­can los so­co­rris­tas, por si son avis­pas de ese ti­po. «En can­to hai un­ha pi­ca­du­ra todo o mun­do pen­sa nas ve­lu­ti­nas xa», de­cía ayer uno de es­tos pro­fe­sio­na­les.

Da igual en el mu­ni­ci­pio que se pre­gun­te. Las avis­pas pa­re­cen es­tar­se ce­ban­do con los tu­ris­tas a lo lar­go y an­cho de la cos­ta. Em­pe­za­mos por San­xen­xo. Des­de el mu­ni­ci­pio tu­rís­ti­co por excelencia, el coor­di­na­dor del servicio de emer­gen­cias in­di­ca que, aun­que hay que es­pe­rar al fi­nal del verano pa­ra com­pa­rar las es­ta­dís­ti­cas con las del año pa­sa­do, lo que es­tá cla­ro es que se es­tán pro­du­cien­do pi­ca­du­ras de in­sec­tos a dia­rio. Una de las pla­yas con ma­yor in­ci­den­cia es Areas.

Des­de Bueu, Al­ber­to Ca­mino, coor­di­na­dor de los so­co­rris­tas, in­di­ca que las pi­ca­du­ras de avis­pas au­men­ta­ron no­ta­ble­men­te con res­pec­to al año an­te­rior. Por ejem­plo, en La­pa­mán se pro­du­je­ron unas trein­ta pi­ca­du­ras en ju­lio. Ca­mino ex­pli­ca que pres­ta­ron au­xi­lio tan­to a ma­yo­res co­mo a ni­ños. De he­cho, aca­ba­ron de­ri­van­do al cen­tro de sa­lud a un me­nor pues­to que te­nía una hin­cha­zón con­si­de­ra­ble.

En Ma­rín, su­ma y si­gue. Hu­bo nu­me­ro­sas pi­ca­du­ras de avis­pa, so­bre todo, en la pla­ya do San­to, don­de se re­gis­tra­ron unas cua­tro al día. Ma­nuel Mu­ñoz, el coor­di­na­dor de los so­co­rris­tas, ex­pli­có que tam­bién fue ne­ce­sa­rio re­ti­rar dos ni­dos de ve­lu­ti­na de los are­na­les, pe­ro que se avi­só al Con­ce­llo y en­se­gui­da se pu­so el ope­ra­ti­vo en mar­cha.

El ma­pa de pi­ca­du­ras se com­ple­ta en Poio y Pon­te­ve­dra. En el pri­me­ro, por una par­te, hu­bo que des­alo­jar par­te de la pla­ya de Chan­ce­las, don­de un en­jam­bre de ve­lu­ti­nas ata­có a seis ba­ñis­tas. Por otro lado, des­de Poio, el coor­di­na­dor de los so­co­rris­tas in­di­ca que sí hay más pi­ca­du­ras de in­sec­tos que otros años, so­bre todo en si­tios co­mo Ra­xó, con uno o dos ca­sos al día. Y en Pon­te­ve­dra, en la pla­ya flu­vial, aun­que la afluen­cia de ba­ñis­tas es mu­cho me­nor, tam­po­co se li­bran de per­can­ces de es­te ti­po.

Des­pla­za­ron a las fa­ne­cas

Con es­te pa­no­ra­ma, las avis­pas han qui­ta­do pro­ta­go­nis­mo a otros ani­ma­les que hace años cen­tra­ban la preo­cu­pa­ción de los ba­ñis­tas: las fa­ne­cas Aún así, los so­co­rris­tas in­di­can que es­tas últimas tam­bién hi­cie­ron de las su­yas en al­gu­nos are­na­les. En Ma­rín, por ejem­plo, se pro­du­je­ron unas no­ven­ta pi­ca­du­ras de esta es­pe­cie en el mes de ju­lio. «En el te­ma de las fa­ne­cas más o me­nos es­ta­mos co­mo todos los años, aho­ra lla­ma más la aten­ción lo de las avis­pas», dicen des­de allí.

HER­MI­DA

Gó­mez es uno de los cua­tro so­co­rris­tas de la pla­ya flu­vial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.