Más de 2.000 pro­fe­so­res po­drán cam­biar de cen­tro pa­ra con­ci­liar

Más de un mi­llar son in­te­ri­nos y sus­ti­tu­tos, que pue­den par­ti­ci­par por pri­me­ra vez

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Galicia - TA­MA­RA MON­TE­RO

Un pro­fe­sor de se­cun­da­ria tie­ne un hijo de dos años. Vi­ve en San­tia­go. Pe­ro su pla­za es­tá en un ins­ti­tu­to de A Co­ru­ña. Así que de­ci­de pe­dir una co­mi­sión de servicios en un cen­tro que es­té cer­ca de su lu­gar de re­si­den­cia pa­ra po­der con­ci­liar la vi­da fa­mi­liar y la­bo­ral. Has­ta es­te año, ese pro­fe­sor era, con to­da se­gu­ri­dad, fun­cio­na­rio. Aho­ra tam­bién pue­de ser in­te­ri­no.

La de­ci­sión de la Xun­ta de in­cluir a es­te co­lec­ti­vo do­cen­te co­mo be­ne­fi­cia­rio de las co­no­ci­das co­mo con­ci­lia ha si­do aco­gi­da con en­tu­sias­mo por es­tos do­cen­tes. Más de 1.500 in­te­ri­nos y sus­ti­tu­tos so­li­ci­ta­ron una co­mi­sión de servicios pa­ra el pró­xi­mo cur­so. La Ad­mi­nis­tra­ción au­to­nó­mi­ca ha da­do el vis­to bueno a ca­si nue­ve de ca­da diez pe­ti­cio­nes. Un to­tal de 1.354 han si­do apro­ba­das.

El en­tu­sias­mo es tal que más de 60 % de las so­li­ci­tu­des apro­ba­das pa­ra con­ci­lia­ción de la vi­da fa­mi­liar y la­bo­ral co­rres­pon­den a pro­fe­so­res que no tie­nen pla­za de fun­cio­na­rio. Por­que en to­tal, la Xun­ta ha di­cho que sí a po­co más de dos mil pro­fe­so­res. Son el 88 % de las pe­ti­cio­nes que se han rea­li­za­do pa­ra el pró­xi­mo cur­so.

La ma­yo­ría son do­cen­tes de se­cun­da­ria, con 1.360 so­li­ci­tu­des apro­ba­das fren­te a las 686 de edu­ca­ción pri­ma­ria. Aho­ra, esos pro­fe­so­res po­drán rea­li­zar su la­bor en una pla­za dis­po­ni­ble en un cen­tro cercano a su lu­gar de re­si­den­cia. Po­drán dis­fru­tar de esa co­mi­sión de servicios du­ran­te un cur­so aca­dé­mi­co, aun­que es pro­rro­ga­ble si el do­cen­te lo so­li­ci­ta y si si­gue cum­plien­do los re­qui­si­tos pa­ra aco­ger­se a es­ta me­di­da.

Menores de cuatro años

La edad de los hijos es lo que mar­ca la po­si­bi­li­dad de aco­ger­se a una co­mi­sión de servicios de con­ci­lia­ción. Si el do­cen­te que lo pi­de tie­ne un so­lo hijo, es­te tie­ne que

ser me­nor de cuatro años, a no ser que se tra­te de una familia mo­no­pa­ren­tal. En ese ca­so, la edad del pe­que­ño tie­ne que es­tar por de­ba­jo de seis años. Si son dos los hijos a car­go, de­ben ser menores de seis años —ocho pa­ra fa­mi­lias mo­no­pa­ren­ta­les— mien­tras que en el ca­so de te­ner tres hijos, no de­ben su­pe­rar los do­ce años de edad, ca­tor­ce en el ca­so de que so­lo ha­ya un pro­ge­ni­tor. Si am­bos padres son fun­cio­na­rios do­cen­tes, so­lo uno pue­de so­li­ci­tar la con­ci­lia. Tam­bién se pue­de pe­dir en ca­so de exis­tir un em­ba­ra­zo que lle­gue a tér­mino antes del mes de mar­zo del año si­guien­te a la pe­ti­ción de la co­mi­sión.

Los pro­fe­so­res de­ben de te­ner des­tino, si es el ca­so, a más de 60 ki­ló­me­tros de dis­tan­cia del do­mi­ci­lio fa­mi­liar. La so­li­ci­tud de­be in­cluir en pri­mer lu­gar los cen­tros es­co­la­res del nú­cleo en el que vi­van o los más cer­ca­nos en los que pue­da ha­ber pla­zas de la es­pe­cia­li­dad del pro­fe­sor. Tam­bién se pue­de aña­dir otros cen­tros de ma­ne­ra vo­lun­ta­ria, pe­ro siem­pre te­nien­do en cuen­ta que hay que dar prio­ri­dad a los co­le­gios de su lo­ca­li­dad y los que es­tén en un ra­dio in­fe­rior a los 20 ki­ló­me­tros de dis­tan­cia.

An­ti­güe­dad

A la ho­ra de ad­ju­di­car los destinos, la con­se­lle­ría se ha­bía com­pro­me­ti­do con los sindicatos a ha­cer­lo por co­lec­ti­vos (es de­cir, fun­cio­na­rios de ca­rre­ra, en prác­ti­cas e in­te­ri­nos). Ten­drán prio­ri­dad aque­llos pro­fe­so­res que ten­gan tres hijos a su car­go, lue­go los de dos y des­pués los que tie­nen tan so­lo un pe­que­ño que no ha­ya cum­pli­do los 4 años de edad. En el ca­so de em­pa­tes —por ejem­plo, dos pro­fe­so­res de se­cun­da­ria con dos pe­que­ños a su car­go— se de­ci­di­rá te­nien­do en cuen­ta en pri­mer lu­gar ser un úni­co pro­ge­ni­tor. Des­pués, se va­lo­ra­rá la an­ti­güe­dad co­mo fun­cio­na­rio, la an­ti­güe­dad en el cen­tro y la pun­tua­ción que se ha­ya ob­te­ni­do en las opo­si­cio­nes, por ese or­den.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.