Pi­den dos años de cár­cel pa­ra una pa­re­ja por oku­par y des­va­li­jar un pi­so en Pon­te­ve­dra

Uno de los acu­sa­dos des­va­li­jó la ca­sa a la que am­bos ac­ce­die­ron tras vio­len­tar la puer­ta prin­ci­pal

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Portada - LÓ­PEZ PENIDE

Ha­ce exac­ta­men­te un año, la pro­pie­ta­ria de un pi­so del cas­co ur­bano de Pon­te­ve­dra des­cu­brió que una pa­re­ja lo ha­bía, ya no so­lo oku­pa­do, sino tam­bién des­va­li­ja­do. Do­ce me­ses des­pués de es­tos he­chos, la Fis­ca­lía Pro­vin­cial aca­ba de anun­ciar su in­ten­ción de sen­tar en el ban­qui­llo a am­bos acu­sa­dos, Al­ber­to G. D. y Ye­mi­la D. L.

En el ca­so del pri­me­ro, el mi­nis­te­rio pú­bli­co aca­ba de ha­cer pú­bli­co que so­li­ci­ta­rá dos años y dos me­ses de pri­sión por un de­li­to de ro­bo con fuerza con la agra­van­te de re­in­ci­den­cia, así co­mo el pa­go de una mul­ta de no­ve­cien­tos eu­ros por un se­gun­do car­go de usur­pa­ción. En el ca­so de su com­pa­ñe­ra sen­ti­men­tal, el fis­cal so­lo le impu­ta es­te se­gun­do car­go, por el que so­li­ci­ta idén­ti­ca pe­na, al tiem­po que la exo­ne­ra del ro­bo al no cons­tar­le feha­cien­te­men­te que hu­bie­ra par­ti­ci­pa­do en el des­va­li­ja­mien­to del pi­so ubi­ca­do en una se­gun­da plan­ta de la ca­lle de A Barca, en pleno cas­co ur­bano de la ciu­dad de Pon­te­ve­dra.

En es­te pun­to, se acla­ra, por un la­do, que es­te do­mi­ci­lio «no es­ta­ba ha­bi­ta­do» y, por otro, que su pro­pie­ta­ria «no au­to­ri­zó a los acu­sa­dos a en­trar y per­ma­ne­cer» en su in­te­rior por es­pa­cio, al pa­re­cer, de va­rios me­ses. En su ca­so con­cre­to, los en­cau­sa­dos no uti­li­za­ron el ha­bi­tual mé­to­do de la pa­ta­da en la puer­ta pa­ra vio­len­tar el ac­ce­so al mis­mo, sino que em­plea­ron un des­tor­ni­lla­dor y una na­va­ja que, tiem­po des­pués, fue­ron in­ter­ve­ni­dos por agen­tes de la Po­li­cía Na­cio­nal.

Fue el 31 de ju­lio del 2016 cuan­do Al­ber­to G. D., con an­te­ce­den­tes pe­na­les por ro­bo con vio­len­cia, y Ye­mi­la D. L., con­de­na­da por un de­li­to de hur­to, «de co­mún acuer­do», for­za­ron la puer­ta prin­ci­pal del pi­so «con el pro­pó­si­to de ocu­par­lo». En es­te es­ce­na­rio, y en una fe­cha no de ter­mi­na­da por la Fis­ca­lía, el pri­me­ro de los acu­sa­dos se apo­de­ró de una se­rie de efec­tos —ja­rro­nes, cu­ber­te­ría, ob­je­tos de pla­ta...— que ven­dió en es­ta­ble­ci­mien­tos de com­pra­ven­ta de se­gun­da mano y ne­go­cios es­pe­cia­li­za­dos en la ad­qui­si­ción de pie­zas de oro y otros me­ta­les pre­cio­sos.

A es­te res­pec­to, en el es­cri­to de acu­sa­ción se re­fie­re que el bo­tín se va­lo­ró en al­go más de 1.675 eu­ros, si bien se ma­ti­za que to­do o bue­na par­te de él pu­do ser re­cu­pe­ra­do por los in­ves­ti­ga­do­res de la Co­mi­sa­ría Pro­vin­cial. Asi­mis­mo, se re­se­ña que los des­per­fec­tos oca­sio­na­dos en la puer­ta de ac­ce­so a la vi­vien­da fue­ron ta­sa­dos en 121 eu­ros, de tal mo­do que se pi­de que los acu­sa­dos in­dem­ni­cen a la pro­pie­ta­ria del pi­so en es­ta can­ti­dad. Ade­más, se ins­ta a que Al­ber­to G. res­ti­tu­ya el va­lor de los efec­tos que no se hu­bie­sen re­cu­pe­ra­do.

N. P

Edi­fi­cio en el que se en­cuen­tra el pi­so oku­pa­do y des­va­li­ja­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.