Pri­sión pro­vi­sio­nal sin fian­za pa­ra el pre­sun­to ho­mi­ci­da de Boi­ro

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Galicia - Á. SE­VI­LLA

La ti­tu­lar del Juz­ga­do de Pri­me­ra Ins­tan­cia e Ins­truc­ción nú­me­ro dos de Ri­bei­ra de­cre­tó ayer pri­sión pro­vi­sio­nal pa­ra el pre­sun­to ho­mi­ci­da de Boi­ro Samuel Vidal, quien su­pues­ta­men­te acu­chi­lló a la ve­ci­na del lu­gar de Tri­ñáns Car­men Dies­te, co­no­ci­da co­mo Car­mu­cha, pro­vo­cán­do­le la muer­te. El bar­ban­zano fue tras­la­da­do du­ran­te la tar­de de ayer a pri­sión. Du­ran­te las dos no­ches que pa­só en los ca­la­bo­zos no re­co­no­ció ha­ber si­do el au­tor de los he­chos. Por el mo­men­to, no tras­cen­dió si lo hi­zo de­lan­te de la jue­za que ins­tru­ye el ca­so.

Samuel Vidal, quien su­pues­ta­men­te aler­tó al 112 des­pués de acu­chi­llar a Car­men Dies­te, fue arres­ta­do por los agen­tes de la Guar­dia Ci­vil du­ran­te la ma­dru­ga­da del lu­nes. Lle­va­ba con­si­go una mo­chi­la que con­te­nía una ca­mi­se­ta en­san­gren­ta­da y un cu­chi­llo, que los agen­tes sos­pe­chan que pue­de tra­tar­se del ar­ma ho­mi­ci­da.

La Guar­dia Ci­vil rei­te­ró ayer que no se tra­ta de un cri­men de vio­len­cia ma­chis­ta, ya que no exis­tía re­la­ción sen­ti­men­tal en­tre am­bos, aun­que el acu­sa­do se en­con­tra­ba en la re­si­den­cia de la víc­ti­ma. El ne­xo de unión en­tre es­tas dos per­so­nas, se tra­ta­ba, pre­sun­ta­men­te, de pro­ble­mas de dro­ga­dic­ción que am­bos pa­de­cían des­de ha­cía años.

«La for­ma de con­du­cir un quad no tie­ne na­da que ver con la de una mo­to. En una cur­va el quad se in­cli­na ha­cia afue­ra y hay que ha­cer con­tra­pe­so pa­ra ha­cer el gi­ro con se­gu­ri­dad. Es to­tal­men­te dis­tin­to», afir­ma el sar­gen­to mo­to­ris­ta de la Guar­dia Ci­vil Ma­nuel Lo­ren­zo. Por esa di­fi­cul­tad que en­tra­ña el ma­ne­jo de es­te ti­po de vehícu­los se ne­ce­si­ta un apren­di­za­je pre­vio, se­ña­la el te­nien­te co­ro­nel Fran­cis­co Ja­vier Mo­lano, je­fe de la Agru­pa­ción de Trá­fi­co de la Guar­dia Ci­vil de Ga­li­cia. «A pe­sar de te­ner cua­tro rue­das, el quad tie­ne muy po­ca es­ta­bi­li­dad y pue­de vol­car fá­cil­men­te», ad­vier­te Mo­lano, quien apun­ta que «es­tos vehícu­los no es­tán he­chos pa­ra co­rrer».

No hay mu­chos ac­ci­den­tes con quads, pe­ro los que hay sue­len te­ner con­se­cuen­cias fa­ta­les, se­ña­la Mo­lano. Co­mo el de la jo­ven que mu­rió el do­min­go en Xun­quei­ra de Es­pa­da­ne­do. Cons­cien­te de los ries­gos de es­tos vehícu­los, la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Trá­fi­co ela­bo­ró una guía de uso de los quads en la que ad­vier­te de la ne­ce­si­dad de adop­tar una se­rie de pre­cau­cio­nes an­tes de po­ner­se a los man­dos de una de es­tas má­qui­nas to­do­te­rreno.

Trá­fi­co re­cuer­da que, en fun­ción del ti­po de quad, es ne­ce­sa- quad.

M.C.

El boi­ren­se, en el mo­men­to de lle­gar al juz­ga­do de Ri­bei­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.