Trump se rin­de y fir­ma al fin las san­cio­nes con­tra Rusia y Pu­tin

«Es una pro­pues­ta de­fec­tuo­sa», di­ce el pre­si­den­te mien­tras ape­la a un rá­pi­do res­ta­ble­ci­mien­to de re­la­cio­nes con Mos­cú

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Internacional -

No que­ría, pe­ro no le que­dó más re­me­dio. Tras bus­car to­da cla­se de ex­cu­sas y res­qui­cios le­ga­les, Do­nald Trump ac­ce­dió a fir­mar por fin las san­cio­nes apro­ba­das por el Se­na­do con­tra Rusia por su in­je­ren­cia en las elec­cio­nes es­ta­dou­ni­den­ses.

En pleno es­cán­da­lo del Ru­sia­ga­te, con las re­ve­la­cio­nes so­bre los víncu­los del pre­si­den­te, su fa­mi­lia y sus co­la­bo­ra­do­res más di­rec­tos con el Krem­lin, Trump di­jo que ra­ti­fi­có la ley «en nom­bre de la uni­dad na­cio­nal» y a cau­sa de la ne­ce­si­dad pú­bli­ca en Es­ta­dos Uni­dos de ver cam­bios en la ac­ti­tud de Rusia. No obs­tan­te, con­si­de­ró «in­cons­ti­tu­cio­na­les» al­gu­nos as­pec­tos de la nor­ma y ca­li­fi­có de «defectuoso» el pro­yec­to de cas­ti­go con­tra Mos­cú.

El Con­gre­so en Was­hing­ton ha­bía apro­ba­do la se­ma­na pa­sa­da con abru­ma­do­ra ma­yo­ría el pro­yec­to de ley, en el que tam­bién ase­gu­ra que el pre­si­den­te no pue­da le­van­tar las san­cio­nes a Rusia sin el con­sen­ti­mien­to de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes y el Se­na­do. «Es­toy a fa­vor de me­di­das du­ras pa­ra cas­ti­gar y di­sua­dir un mal com­por­ta­mien­to por par­te de los re­gí­me­nes en Tehe­rán y Piong­yang. Tam­bién apo­yo el de­jar en cla­ro que Es­ta­dos Uni­dos no to­le­ra­rá in­ter­fe­ren­cia en nues­tro pro­ce­so de­mo­crá­ti­co, y que nos pon­dre­mos del la­do de nues­tros alia­dos y ami­gos con­tra la sub­ver­sión y des­es­ta­bi­li­za­ción por par­te de Rusia», di­jo Trump.

El pre­si­den­te pun­tua­li­zó que los le­gis­la­do­res aten­die­ron las preo­cu­pa­cio­nes de la Ca­sa Blan- ca al dar­le ma­yor fle­xi­bi­li­dad al pro­yec­to. Sin em­bar­go, fir­mó la me­di­da pe­se a con­si­de­rar que tie­ne «se­rios de­fec­tos», e in­sis­tió en la preo­cu­pa­ción so­bre los lí­mi­tes que po­ne la ley a la ha­bi­li­dad del pre­si­den­te pa­ra con­du­cir la po­lí­ti­ca ex­te­rior.

Rusia ha­bía pro­tes­ta­do de for­ma enér­gi­ca con­tra el pro­yec­to de ley. Vla­di­mir Pu­tin, or­de­nó la sa­li­da de un gran nú­me­ro de em­plea­dos de las re­pre­sen­ta­cio­nes di­plo­má­ti­cas de Es­ta­dos Uni­dos, que se eje­cu­ta des­de el mar­tes.

Las san­cio­nes con­tra Mos­cú apun­tan a los prin­ci­pa­les sec­to­res eco­nó­mi­cos, en­tre ellos el ener­gé­ti­co, fun­da­men­tal pa­ra Rusia, y per­mi­te cas­ti­gar una in­ver­sión de em­pre­sas de otros paí­ses que con­tri­bu­ya a la ca­pa­ci­dad de Rusia de cons­truir ga­so­duc­tos o el man­te­ni­mien­to o ex­pan­sión de nue­vos o vie­jos ga­so­duc­tos.

Re­for­ma de la mi­gra­ción le­gal

Pa­ra re­to­mar la ini­cia­ti­va, Trump, que du­ran­te la cam­pa­ña elec­to­ral pro­me­tió re­for­mar el sis­te­ma mi­gra­to­rio del país pa­ra que es­tu­vie­ra «ba­sa­do en el mé­ri­to», anun­ció su apo­yo a una pro­pues­ta le­gis­la­ti­va que cam­bia­ría el sis­te­ma de con­ce­sión de per­mi­sos de re­si­den­cia per­ma­nen­te y eli­mi­na­ría la lla­ma­da lo­te­ría global que sor­tea vi­sa­dos. «Es­to re­pre­sen­ta­ría la re­for­ma más sig­ni­fi­ca­ti­va a nues­tro sis­te­ma de in­mi­gra­ción en me­dio si­glo», ase­gu­ró.

Ba­jo la pro­pues­ta de ley re­pu­bli­ca­na, los per­mi­sos de re­si­den­cia per­ma­nen­te, co­no­ci­dos en in­glés co­mo green cards (tar­je­tas ver­des) co­men­za­rían a dis­tri­buir­se me­dian­te un sis­te­ma más «com­pe­ti­ti­vo», ba­sa­do en pun­tos se­gún el ni­vel de cua­li­fi­ca­ción del so­li­ci­tan­te, di­jo Trump.

«Ese sis­te­ma fa­vo­re­ce­rá a quie­nes ha­blen in­glés, pue­dan man­te­ner­se fi­nan­cie­ra­men­te a sí mis­mos y sus fa­mi­lias y de­mues­tren ha­bi­li­da­des que pue­dan con­tri­buir a nues­tra eco­no­mía», afir­mó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.