El bra­si­le­ño y Mes­si se cru­zan elo­gios y La­por­ta es­pe­ta que el club lo qui­so ven­der

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Deportes -

Ca­be par­tir de la ba­se que to­do el ci­clo de jue­go con ba­lón del Bar­ce­lo­na es­ta­ba con­di­cio­na­do por la pre­sen­cia de Mes­si, Luis Suá­rez y Ney­mar. La eli­mi­na­ción de una de las prin­ci­pa­les fuen­tes de des­equi­li­brio co­mo es Ney­mar va a obli­gar al Ba­rça a de­ter­mi­nar de qué ma­ne­ra va a pre­ten­der se­guir lo­gran­do re­sul­ta­dos. Si por la vía de bus­car otra vez a un se­gun­do des­equi­li­bra­dor, evi­den­te­men­te el pri­me­ro es Mes­si, o por el con­tra­rio in­tro­du­cir a un ter­cer ju­ga­dor que apa­rez­ca des­de la com­ple­men­ta­rie­dad. Me ex­pli­co, un per­fil to­tal­men­te di­fe­ren­te al de Ney­mar co­mo pue­da ser una que ya for­ma par­te de la plan­ti­lla, el ca­so de De­nis Suá­rez, o por el con­tra­rio una in­cor­po­ra­ción. En es­te úl­ti­mo ca­so hay que te­ner cla­ro que, sea quien sea el ele­gi­do, las po­si­bi­li­da­des y las for­mas de re­sol­ver que pre­sen­ta Ney­mar va a ser di­fí­cil que en el mer­ca­do apa­rez­ca otro ju­ga­dor co­mo él.

Así que la du­da es­tá en ver qué pue­de apor­tar el ju­ga­dor que en­tre en lu­gar de Ney­mar y, por otro la­do, ha­cia dón­de va a ten­der el jue­go del Ba­rça. En es­te sen­ti­do, po­de­mos acu­dir a la his­to­ria pa­ra ver có­mo ha ido evo­lu­cio­nan­do el jue­go de los azul­gra­na. Si nos re­mon­ta­mos a la épo­ca de Johan Cruyff y a la pos­te­rior evo­lu­ción de esas po­si­cio­nes más ade­lan­ta­das, pues he­mos vis­tos mu­chas co­sas di­fe­ren­tes. En con­cre­to son tres las que se han re­pe­ti­do con más in­sis­ten­cia. La pri­me­ra es la in­tro­duc­ción de un cuar­to cen­tro­cam­pis­ta en la ali­nea­ción co­mo Inies­ta, que lo que pre­ten­día era apro­ve­char ven­ta­jas a par­tir del jue­go y de las po­si­bi­li­da­des que le ofre­cía es­te. Otra pa­sa por ju­ga­do­res co­mo Henry o Vi­lla, más ha­bi­tua­dos a ocu­par po­si­cio­nes El bra­si­le­ño cie­rra cua­tro cam­pa­ñas en Bar­ce­lo­na. cen­tra­les, pe­ro que re­cor­de­mos que con Guar­dio­la, par­tien­do de ese es­pa­cio, se mos­tra­ba vi­si­ble la ca­pa­ci­dad de es­te ju­ga­dor pa­ra pe­ne­trar en la úl­ti­ma lí­nea de­fen­si­va del ri­val. Y una ter­ce­ra pa­sa por un ex­tre­mo que per­mi­ta ma­yo­res po­si­bi­li­da­des in­te­rio­res co­mo en su día los Giuly, Te­llo... El Bar­ce­lo­na tie­ne que ele­gir aho­ra qué for­mu­la de esas eli­ge aho­ra pa­ra pre­ten­der ser me­jor que el ri­val y lo­grar con ello re­sul­ta­dos.

La op­ción del cen­tro­cam­pis­ta ya la tie­ne, por la pre­sen­cia de De­nis o la de Inies­ta, pe­ro tal y co­mo he vis­to las úl­ti­mas tem­po­ra­das al equi­po, la vía del des­equi­li­brio co­rres­pon­de úni­ca y ex­clu­si­va­men­te a Mes­si, y la ba­ja de Ney­mar no tie­ne re­cam­bio co­mo tal y es tre­men­da­men­te sig­ni­fi­ca­ti­va den­tro del club. Por tan­to, ha­bla­mos de una ba­ja que ha­ce da­ño a ni­vel de­por­ti­vo y se­gu­ra­men­te lo ha­ga a ni­vel ins­ti­tu­cio­nal. Por­que que se va­ya en es­tos mo­men­tos un ju­ga­dor de la ca­te­go­ría de Ney­mar, del pre­sen­te y del fu­tu­ro de Ney­mar, es bas­tan­te sig­ni­fi­ca­ti­vo.

La im­por­tan­cia de pre­ve­nir

Val­ver­de pier­de a un ju­ga­dor im­por­tan­te en el desa­rro­llo del jue­go y en la con­se­cu­ción del re­sul­ta­do. Pe­ro se­gu­ra­men­te des­de la se­cre­ta­ría téc­ni­ca ya ten­drán pre­pa­ra­do có­mo cu­brir y des­de qué per­fil la ba­ja. Si ir a por un re­le­vo na­tu­ral o apro­ve­char pa­ra cu­brir otras ne­ce­si­da­des en otras de­mar­ca­cio­nes. El mo­men­to, prin­ci­pios de agos­to, no es el me­jor, pe­ro cual­quier club tie­ne que es­tar pre­pa­ra­do pa­ra que es­to pue­da su­ce­der. Y aho­ra, se­gún vea­mos los pasos que se dan en cuan­to se ofi­cia­li­ce lo de Ney­mar, po­dre­mos su­po­ner ya la va­rian­te y el per­fil se­lec­cio­na­do pa­ra cu­brir la au­sen­cia tan sig­ni­fi­ca­ti­va co­mo la de Ney­mar.

Pe­ro, en re­su­mi­das cuen­tas, la ba­ja de Ney­mar, por có­mo ha ju­ga­do el Ba­rça en los úl­ti­mos años, es tre­men­da­men­te im­por­tan­te da­do el ca­rác­ter de­fi­ni­ti­vo de las ac­cio­nes de la lla­ma­da MSN. El equi­po es­ta­ba cons­trui­do pa­ra que Mes­si, Luis Suá­rez y Ney­mar, tres ju­ga­do­res al­ta­men­te com­ple­men­ta­rios y afi­nes, pu­die­sen lle­var a ca­bo to­do aque­llo que me­jor sa­ben ha­cer: des­equi­li­brar y ha­cer gol. Así que la du­da es, re­pi­to, sa­ber quién y de qué for­ma se va a sus­ti­tuir al bra­si­le­ño. Si con otra in­di­vi­dua­li­dad de ese per­fil o con más nom­bres que per­mi­tan al equi­po ha­cer más co­sas den­tro de un par­ti­do de fút­bol. El fut­bo­lis­ta ar­gen­tino Lio­nel Mes­si se des­pi­dió con un men­sa­je en las re­des so­cia­les del bra­si­le­ño Ney­mar, quien mi­nu­tos des­pués le res­pon­dió por la mis­ma vía.

«Fue un pla­cer enor­me ha­ber com­par­ti­do to­dos es­tos años con vos, ami­go. Te de­seo mu­cha suer­te en es­ta nue­va eta­pa de tu vi­da. Nos ve­mos. Tkm (te quie­ro mu­cho)», es­cri­bió el crac azul­gra­na en su cuen­ta de Ins­ta­gram, acom­pa­ñan­do su men­sa­je con un ví­deo que re­co­pi­la imá­ge­nes emo­ti­vas jun­to al que ha si­do su com­pa­ñe­ro por los úl­ti­mas cua­tro tem­po­ra­das.

Mi­nu­tos des­pués, Ney­mar res­pon­dió a su ami­go: «Gra­cias, her­mano... Te echaré de me­nos, tío».

Por su par­te, el ex­pre­si­den­te del Bar­ce­lo­na Joan La­por­ta apro­ve­chó la mar­cha de la estrella bra­si­le­ña pa­ra arre­me­ter con­tra los rec­to­res del club azul­gra­na, con los que man­tie­ne una ma­la re­la­ción.

El exdirigente acu­só a la jun­ta di­rec­ti­va que pre­si­de Jo­sep Ma­ría Bar­to­meu de que­rer ven­der a Ney­mar al PSG y uti­li­zar un su­pues­to pa­go de su cláu­su­la de res­ci­sión pa­ra ca­mu­flar la ne­ce­si­dad de tras­pa­sar al ju­ga­dor.

«El adiós de Ney­mar es una prue­ba más de la in­com­pe­ten­cia de es­ta jun­ta y, por pro­ble­mas eco­nó­mi­cos, ne­ce­si­tan ven­der­lo sin que se no­te», ha afir­ma­do La­por­ta en su cuen­ta ofi­cial de Twit­ter.

Mien­tras, el Bar­ce­lo­na guar­da si­len­cio a ni­vel de de­cla­ra­cio­nes y se re­mi­te al co­mu­ni­ca­do emi­ti­do ins­tan­tes des­pués de que Ney­mar aban­do­na­ra las ofi­ci­nas de la en­ti­dad azul­gra­na anun­cian­do que en los pró­xi­mos días ha­rá efec­ti­va la cláu­su­la de res­ci­sión pa­ra re­ca­lar en el PSG a par­tir de la pró­xi­ma se­ma­na a las ór­de­nes de Unai Emery.

To­do el ci­clo de jue­go con ba­lón del Bar­ce­lo­na es­ta­ba con­di­cio­na­do por la pre­sen­cia de la MSN Es di­fí­cil en­con­trar en el mer­ca­do la po­si­bi­li­dad y las for­mas de re­sol­ver que pre­sen­ta Ney­mar

JEWEL SAMAD AFP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.