Bien­ve­ni­dos ci­clis­tas y ca­mi­nan­tes, pe­ro con «sen­ti­di­ño»

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - La Voz de Pontevedra - M.H.

Es­tá cla­ro que, aun­que pue­da ha­ber ex­cep­cio­nes, mo­tos y quads no son bien­ve­ni­dos en los mon­tes co­mu­na­les de la co­mar­ca. Los pro­pie­ta­rios de los te­rre­nos ar­gu­men­tan su pos­tu­ra en que se da­ñan las pis­tas y que, en ve­rano, es pe­li­gro­so por los in­cen­dios. ¿Qué pa­sa con los ci­clis­tas y las per­so­nas que ha­cen sen­de­ris­mo? Los co­mu­ne­ros con­sul­ta­dos es­tán en­can­ta­dos de que pi­sen sus mon­tes. «Se an­da xen­te po­lo mon­te, tan­to a pé co­mo en bi­ci­cle­ta, iso sig­ni­fi­ca que o mon­te ta­mén es­tá vi­xia­do, e máis blin­da­do an­te po­si­bles in­cen­dios», ra­zo­na­ba Mi­guel Án­gel Ma­quiei­ra, pre­si­den­te de los co­mu­ne­ros de Ba­rro. Y des­de dis­tin­tas co­mu­ni­da­des de Pon­te­ve­dra le da­ban la ra­zón.

Los co­mu­ne­ros, eso sí, in­di­can que los ci­clis­tas y quie­nes prac­ti­can sen­de­ris­mo de­ben te­ner «sen­ti­di­ño» cuan­do ac­ce­den a los mon­tes y evi­tar, por ejem­plo, abrir ca­mi­nos nue­vos o des­tro­zar plan­ta­cio­nes. Des­de dis­tin­tas co­mu­ni­da­des in­ci­den que lo co­rrec­to es que, cuan­do se tra­ta de gru­pos o ac­ti­vi­da­des or­ga­ni­za­das, se cuen­te con los co­mu­ne­ros pa­ra evi­tar pro­ble­mas. De he­cho, des­de Sal­ce­do in­di­ca­ban que aca­ban de tra­ba­jar mano a mano con la or­ga­ni­za­ción de un cam­peo­na­to de mi­ni BTT con cen­te­na­res de jó­ve­nes y des­de otras co­mu­ni­da­des ha­bla­ban, por ejem­plo, de la to­tal sin­to­nía con los or­ga­ni­za­do­res de la 4 Pi­cos o al­gu­nas ci­tas de Pe­da­la­das. Por tan­to, aquí, afor­tu­na­da­men­te, no se es­tán dan­do con­flic­tos en­tre co­mu­ne­ros y ci­clis­tas sí pre­sen­tes en otros mon­tes ga­lle­gos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.