Trump pi­dió a Pe­ña Nieto que no di­je­ra en pú­bli­co que Mé­xi­co no pa­ga­ría el mu­ro

«Ya sa­ca­re­mos el di­ne­ro de otro la­do», con­fe­só el di­ri­gen­te es­ta­dou­ni­den­se

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Internacional - MER­CE­DES GALLEGO

Ha­ce tiem­po que se es­fu­mó la es­pe­ran­za de que el Do­nald Trump con quien tra­tan los lí­de­res mun­dia­les en pri­va­do se dis­tan­cie del ato­rran­te que apa­re­ce en pú­bli­co. Ca­da fil­tra­ción de sus con­ver­sa­cio­nes es­can­da­li­za a pro­pios y ex­tra­ños. La úl­ti­ma ca­yó ayer en ma­nos de The Was­hing­ton Post. Con­fir­ma su es­ti­lo im­pe­tuo­so y des­pó­ti­co, su ad­mi­ra­ción por Pu­tin y su con­cien­cia de que Mé­xi­co no pa­ga­rá por el mu­ro.

A Trump no le im­por­ta, «ya sa­ca­re­mos el di­ne­ro de otro la­do». Lo fun­da­men­tal es que En­ri­que Pe­ña Nieto no lo di­ga en pú­bli­co. «Con eso no pue­do vi­vir», acla­ra des­pués de ha­ber­se pa­sa­do pa­só la cam­pa­ña di­cien­do a sus se­gui­do­res que Mé­xi­co pa­ga­ría por el mu­ro, aun­que tu­vie­ra que con­ge­lar las cuen­tas de to­dos los me­xi­ca­nos en EE.UU. o im­po­ner un aran­cel a las im­por­ta­cio­nes. «Cuan­do se nos pre­sio­ne a con­tes­tar lo que am­bos de­be­mos de­cir es que ‘ya lo arre­gla­re­mos’», le ins­tru­yó en su primera con­ver­sa­ción te­le­fó­ni­ca, en enero. «Ya ve­rás, va a ser un mu­ro pre­cio­so, yo sé mu­cho de cons­truc­ción».

El me­xi­cano le de­jó cla­ro que no apo­ya­ría el po­lé­mi­co mu­ro por bo­ni­to que fue­ra, pe­ro acep­tó, en pro de la con­ci­lia­ción, no se­guir ha­blan­do de ello en pú­bli­co. Fue Trump quien vio­ló la pro­me­sa po­co des­pués tui­tean­do que «si no va a pa­gar el mu­ro se­rá me­jor que no ven­ga». Pe­ña Nieto can­ce­ló de in­me­dia­to su vi­si­ta a la Ca­sa Blan­ca.

Con el aus­tra­liano

Con to­do, le fue me­jor que al primer mi­nis­tro aus­tra­liano, Mal­com Tur­bull, que in­ten­tó con­ven­cer­le de que res­pe­ta­se el pac­to fir­ma­do con Ba­rack Oba­ma pa­ra aco­ger a 1.250 re­fu­gia­dos. «Ese es un pac­to ho­rri­ble que yo nun­ca hu­bie­ra he­cho. En lo que a mí res­pec­ta, ya bas­ta Mal­com. He te­ni­do bas­tan­te». Y le es­pe­tó en esa lla­ma­da que era el «más des­agra­da­ble» de to­dos sus pri­me­ros Trump, du­ran­te una re­cep­ción ayer en la Ca­sa Blan­ca.

con­tac­tos con otros lí­de­res del mun­do. «La de Pu­tin fue muy agra­da­ble», zan­jó.

Pa­ra re­ca­bar apo­yo de sus ba­ses, fue­ra de lo que con­si­de­ra la «cié­na­ga» de Was­hing­ton, Trump te­nía pre­vis­to ce­le­brar

un mi­tin en Vir­gi­nia en la tar­de de ayer (ma­dru­ga­da en Es­pa­ña) en el que di­jo que ha­rá un «gran anun­cio». Hoy se to­ma­rá 17 días de va­ca­cio­nes de ve­rano en su pro­pie­dad en Bed­mins­ter, se­gún los me­dios lo­ca­les.

J. ROBERTS REUTERS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.