Pin­ta­das, vó­mi­tos y ori­nes en la se­de de la co­fra­día de Ra­xó

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Pontevedra - L. PENIDE

Los ac­tos van­dá­li­cos en el en­torno de la se­de de la co­fra­día de Ra­xó, en Poio, son la­men­ta­ble­men­te al­go ha­bi­tual ca­da vez que llega el ve­rano. Sin em­bar­go, lo ocu­rri­do en los úl­ti­mos días ha lle­va­do al pó­si­to a plan­tear­se la po­si­bi­li­dad de in­ter­po­ner una de­nun­cia an­te la Guar­dia Ci­vil o la Po­li­cía Lo­cal por los da­ños su­fri­dos en sus ins­ta­la­cio­nes. No en vano, han apa­re­ci­do to­da cla­se de pin­ta­das en su fa­cha­da, mien­tras que es co­mún en­con­trar­se con vó­mi­tos y ori­nes con­se­cuen­cia del bo­te­llón noc­turno.

Así, lo con­fir­mó ayer el pa­trón ma­yor de la co­fra­día. Ia­go To­mé se mos­tró con­ven­ci­do de que los jó­ve­nes acu­den a es­te pun­to de Ra­xó atraí­dos por el he­cho de que «te­ñen o wi­fi da Ca­sa da Cul­tu­ra. Es­tá aber­to to­do o día e, ade­máis, é un­ha zo­na es­cu­ra, on­de non hai luz. Alí es­tán sen pro­ble­mas por­que nin­guén os mi­ra».

En es­te pun­to, se­ña­ló que ya ha man­te­ni­do al­gún en­cuen­tro con el al­cal­de Luciano So­bral (BNG), de tal mo­do que ya le ha­bría tras­la­da­do la ne­ce­si­dad de co­lo­car un pun­to de luz en es­te en­torno. De es­te mo­do, se bus­ca­ría una suer­te de efec­to di­sua­so­rio y que la gen­te se lo pen­sa­ra dos ve­ces an­tes de lle­var a ca­bo cual­quier des­mán por la no­che.

De igual mo­do, y en esta mis­ma lí­nea, el pa­trón ma­yor de Ra­xó ma­ni­fes­tó que no des­car­tan ins­ta­lar al­gún ti­po de sis­te­ma de se­gu­ri­dad con vi­deo­cá­ma­ras pa­ra que es­te ti­po de si­tua­cio­nes no se re­pro­duz­can.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.