La pa­ra­do­ja ga­lle­ga: ré­cord de ven­tas fue­ra, pe­ro de­pen­den­cia del mer­ca­do es­pa­ñol

Ma­drid y Ca­ta­lu­ña re­pun­tan en el in­ter­cam­bio in­terno de mer­can­cías, pe­ro Ga­li­cia no lo apro­ve­cha

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Economía - MARIO BERAMENDI

Las ex­por­ta­cio­nes han si­do el ele­men­to cla­ve en la re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca de Ga­li­cia. Con un com­por­ta­mien­to me­jor al de la me­dia del Es­ta­do, es­te sec­tor ha ve­ni­do ba­tien­do ré­cords a lo lar­go de los úl­ti­mos años. Y to­do ha­ce pre­sa­giar que vol­ve­rá a ha­cer­lo tam­bién en es­te 2017. La co­mu­ni­dad ex­por­tó el pa­sa­do año mer­can­cía al ex­tran­je­ro —so­bre to­do mer­can­cía vin­cu­la­da al tex­til y la au­to­mo­ción— por va­lor de más de 20.000 mi­llo­nes de eu­ros, lo que equi­va­le a un su­pe­rá­vit co­mer­cial (di­fe­ren­cia en­tre im­por­ta­cio­nes y ex­por­ta­cio­nes) del 7,7 % de su PIB. Es un pe­so muy su­pe­rior al tro­zo de tar­ta que su­po­ne la ri­que­za ga­lle­ga en la del con­jun­to del Es­ta­do.

Sin em­bar­go, es­te éxi­to ex­por­ta­dor se di­lu­ye cuan­do se ana­li­zan los in­ter­cam­bios no so­lo con los paí­ses del mun­do sino con el res­to de co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas. En­ton­ces, Ga­li­cia de­ja de es­tar en ca­be­za pa­ra pa­sar a la co­la. Ma­drid y Ca­ta­lu­ña se ano­tan unos sal­dos ex­te­rio­res ne­ga­ti­vos (en re­la­ción al PIB) del 13,12 % y del 5,7 %, res­pec­ti­va­men­te, pe­ro cuan­do se po­nen so­bre la me­sa los sal­dos co­mer­cia­les to­ta­les, es de­cir, in­clu­yen­do los in­ter­cam­bios co­mer­cia­les au­to­nó­mi­cos, cam­bia to­tal­men­te. Ca­ta­lu­ña cie­rra con un 12,1 % y Ma­drid con un 9,7 %. Es­tas son las con­clu­sio­nes prin­ci­pa­les de un re­cien­te tra­ba-

jo que ha ela­bo­ra­do Al­bino Pra­da, pro­fe­sor y doc­tor en Eco­no­mía, en una in­ves­ti­ga­ción que ha he­cho pú­bli­ca el Fo­ro Eco­nó­mi­co de Ga­li­cia.

«Ma­drid y Ca­ta­lu­ña ano­tan su de­man­da ex­ter­na co­mo un po­de­ro­so mo­tor de cre­ci­mien­to, pe­ro no de­bi­do a que cuen­ten con una po­si­ti­va ba­lan­za fue­ra sino que su saldo den­tro de Es­pa­ña le es muy fa­vo­ra­ble y su sub­ba­lan­za de in­gre­sos tu­rís­ti­cos, den­tro y fue­ra de Es­pa­ña, no lo es me­nos», ex­pli­ca el au­tor de la in­ves­ti­ga­ción, quien agre­ga que el ca­so ga­lle­go es, jus­ta­men­te, el con­tra­rio.

El in­for­me ana­li­za tam­bién los ca­sos de An­da­lu­cía y el País Vas­co. La pri­me­ra co­mu­ni­dad se ano­ta un li­ge­ro su­pe­rá­vit co­mer­cial fue­ra de Es­pa­ña, con un buen ba­lan­ce tu­rís­ti­co, pe­ro su saldo fi­nal se ve muy las­tra­do por su de­pen­den­cia im­por­ta­do­ra del res­to del Es­ta­do. Al­go que pa­re­ce su­ce­der con ma­yor in­ten­si­dad en el País Vas­co, un te­rri­to­rio que, al fi­nal, pre­sen­ta un me­jor ba­lan­ce por su mo­tor ex­por­ta­dor in­dus­trial al res­to del mun­do.

En el ca­so ga­lle­go, su fu­tu­ro no so­lo pa­sa por au­men­tar el in­ter­cam­bio co­mer­cial con el res­to de co­mu­ni­da­des sino tam­bién por co­rre­gir al­gu­nos dé­fi­cits de su sec­tor ex­te­rior. Uno de ellos es el nú­me­ro de em­pre­sas exportadoras, un as­pec­to en el que, pro­gre­si­va­men­te, em­pie­za a me­jo­rar­se. Exis­te una ex­ce­si­va de­pen­den­cia de la sa­lud de dos gi­gan­tes, co­mo son In­di­tex y Ci­troën. El úl­ti­mo In­for­me Ar­dán, que ela­bo­ra la Zo­na Fran­ca de Vi­go, da cuen­ta de un da­to muy ilus­tra­ti­vo: el 70 % del saldo co­mer­cial po­si­ti­vo que arro­ja la eco­no­mía ga­lle­ga de­pen­de del sec­tor de la con­fec­ción. Por vez pri­me­ra, en el 2016 Ga­li­cia su­peró a Ca­ta­lu­ña en cuo­ta de ex­por­ta­cio­nes: un 35 % fren­te a un 31 %. Se­gún el pro­fe­sor Pra­da, el es­ce­na­rio idó­neo pa­sa aho­ra por di­ver­si­fi­car los sec­to­res ex­por­ta­do­res. Ha­ce diez años, el pro­ble­ma es­ta­ba en la ex­ce­si­va de­pen­den­cia que te­nían de la au­to­mo­ción, y aho­ra ocu­rre lo mis­mo con el tex­til.

Al­gu­nos da­tos que ofre­ce el sec­tor ex­te­rior ga­lle­go son alen­ta­do­res. Ga­li­cia ha em­pe­za­do a co­rre­gir uno de los des­equi­li­brios que arras­tra­ba en su sec­tor ex­te­rior: la ele­va­da de­pen­den­cia geo­grá­fi­ca de la UE y su es­ca­sa ca­pa­ci­dad pa­ra ga­nar nue­vos mer­ca­dos. Al cie­rre del ejer­ci­cio, la ci­fra de em­pre­sas que ven­die­ron pro­duc­tos en las lla­ma­das eco­no­mías emer­gen­tes — es de­cir, Bra­sil, In­dia, Chi­na y Ru­sia— se si­tuó en 756, lo que su­po­ne un cre­ci­mien­to in­ter­anual del 6,2 %, muy su­pe­rior al 1,4 % re­gis­tra­do en el con­jun­to de la eco­no­mía es­pa­ño­la. Pa­ra Ga­li­cia cons­ti­tu­ye un pa­so po­si­ti­vo por­que, pri­me­ro, se tra­ta de eco­no­mías con un enor­me po­ten­cial de cre­ci­mien­to. Se­gun­do, por­que avan­zar en cuo­ta de mer­ca­do en esos te­rri­to­rios sig­ni­fi­ca que la co­mu­ni­dad es­tá ha­cien­do al­go más que pro­du­cir más ba­ra­to y com­pe­tir en cos­tes la­bo­ra­les. Y en ter­cer lu­gar, por­que a di­fe­ren­cia de lo que ocu­rre con otros te­rri­to­rios, la ga­lle­ga pre­sen­ta un saldo ne­ga­ti­vo en el in­ter­cam­bio con el res­to de Es­pa­ña.

BE­NI­TO OR­DÓ­ÑEZ

Las ven­tas de tex­til su­po­nen ya el 70 % del saldo co­mer­cial ga­lle­go con el ex­te­rior.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.