Una ru­ta con pa­ra­da en Pon­te­ve­dra

El área de au­to­ca­ra­va­nas ubi­ca­da a las ori­llas del Lé­rez es un ir y ve­nir cons­tan­te de vehícu­los

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Pontevedra - NE­REA GAR­CÍA / M.H.

Des­de que en el 6 de abril se inau­gu­ró el área de ser­vi­cio de au­to­ca­ra­va­nas de Pon­te­ve­dra, las vein­te pla­zas dis­po­ni­bles han sa­bi­do a po­co pa­ra to­dos aque­llos que han de­ci­di­do ha­cer un al­to en su ca­mino con el fin de co­no­cer la ciu­dad del Lé­rez. Y no han si­do po­cos los que lo han he­cho. En es­tos cua­tro me­ses más de 400 au­to­ca­ra­va­nas han per­noc­ta­do en es­te área, se­gún da­tos de la Aso­cia­ción Ga­lle­ga de Au­to­ca­ra­va­nas (AGA). Tras col­gar el car­tel de com­ple­to du­ran­te los fi­nes de se­ma­na y fes­ti­vos, la aso­cia­ción pre­vé que du­ran­te los me­ses de agos­to y sep­tiem­bre la afluen­cia de au­to­ca­ra­va­nas se in­cre­men­te. En es­te sen­ti­do, el pre­si­den­te del co­lec­ti­vo, el pon­te­ve­drés Ma­nuel Fer­nán­dez-Arruty des­ta­ca que «to­do apun­ta a que se­gui­rá sien­do com­pli­ca­do con­se­guir pla­za pa­ra es­ta­cio­nar en la mis­ma du­ran­te lo que que­da de ve­rano». Pe­ro es­to no di­sua­de a los po­ten­cia­les usua­rios.

Atraí­dos por la bue­na fa­ma que el área ha ad­qui­ri­do des­de su aper­tu­ra en pá­gi­nas webs y fo­ros es­pe­cia­li­za­dos, ca­da día se acer­can has­ta es­te pun­to mu­chos vehícu­los. «No­so­tros co­no­ci­mos el área en un fo­ro de In­ter­net», ex­pli­can Her­min­da Gómez y Pe­dro Orea, dos ma­dri­le­ños que lle­van más de cua­tro dé­ca­das re­co­rrien­do con su ca­ra­va­na Es­pa­ña y Eu­ro­pa. Así, des­de su ex­pe­rien­cia via­jan­do por to­do el te­rri­to­rio es­pa­ñol, Pe­dro con­si­de­ra que gra­cias a áreas co­mo es­ta «Ga­li­cia no so­lo no tie­ne na­da que en­vi­diar al res­to de Es­pa­ña, sino que yo di­ría que es­tá in­clu­so por de­lan­te», al­go que re­la­cio­na con la la­bor que se ha­ce des­de aso­cia­cio­nes co­mo AGA y con los go­bier­nos lo­ca­les que, tal y co­mo pun­tua­li­zan, «nos es­tán do­tan­do de es­pa­cios y ser­vi­cios que nos lo ha­cen más fá­cil».

La lim­pie­za de las ins­ta­la­cio­nes, la ca­li­dad de los ser­vi­cios o su ubi­ca­ción a 500 me­tros del cen­tro ha atraí­do a mu­chos usua­rios y usua­rias que eli­gen es­ta for­ma de ha­cer tu­ris­mo. Con la li­ber­tad e in­de­pen­den­cia por ban­de­ra, ca­da vez son más los au­to­ca­ra­va­nis­tas que vie­nen a co­no­cer Pon­te­ve­dra, su ri­que­za cul­tu­ral y de ocio mien­tras dis­fru­tan de unos días de des­can­so a la ori­lla del Lé­rez. Aun­que la nor­ma­ti­va so­lo les per­mi­te per­ma­ne­cer 72 ho­ras se­gui­das en el área de es­ta­cio­na­mien­to, es tiem­po su­fi­cien­te pa­ra pa­sear por las ca­lles em­pe­dra­das del cas­co his­tó­ri­co o re­la­jar­se en las te­rra­zas.

Im­pul­sar más es­pa­cios

Por su par­te, des­de AGA se tra­ba­ja por im­pul­sar más áreas co­mo la pon­te­ve­dre­sa en di­fe­ren­tes pun­tos de Ga­li­cia, así co­mo en la crea­ción de ru­tas tu­rís­ti­cas vin­cu­la­das a las mis­mas, al­go que se­gún el pre­si­den­te de la aso­cia­ción «per­mi­ti­ría que las lo­ca­li­da­des más pe­que­ñas ten­gan un nue­vo cau­ce pa­ra reac­ti­var su eco­no­mía, al deses­ta­cio­na­li­zar el tu­ris­mo». En es­te sen­ti­do, y tras me­ses de ac­ti­vi­dad, el área de Pon­te­ve­dra es un ejem­plo de que es­ta for­ma de ha­cer tu­ris­mo no des­can­sa. Usua­rios de la ex­pla­na­da de Ta­fi­sa aban­do­nan­do el área tras su pa­so por la ciu­dad del Lé­rez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.