«El que se le­van­te de la me­sa va a te­ner que ex­pli­cár­se­lo a sus vo­tan­tes»

Ochen­ta ex­per­tos han pa­sa­do por la sub­co­mi­sión, que en sep­tiem­bre em­pe­za­rá a tra­ba­jar en el in­for­me fi­nal

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Galicia - SA­RA CA­RREI­RA

En el seno de la sub­co­mi­sión por el Pac­to Es­ta­do So­cial y Po­lí­ti­co por la Edu­ca­ción hay «mu­cha cor­dia­li­dad», un de­seo de acuer­do y «la con­cien­cia cla­ra de que es­te es el úni­co ca­mino. Es­te es el pun­to de vis­ta de Gui­ller­mo Meijón Cou­se­lo, pon­te­ve­drés, so­cia­lis­ta y vi­ce­pre­si­den­te del en­te; en es­te or­ga­nis­mo que lle­va reunién­do­se des­de mar­zo hay tam­bién otra ga­lle­ga, Mar­ta Ri­ve­ra de la Cruz, aun­que es dipu­tada (de Ciu­da­da­nos) por Madrid. —En qué co­sas sí hay acuer­do. —Más que acuer­do en­tre no­so­tros, lo que hay es una se­rie de asun­tos que han tra­ta­do la ma­yo­ría de los com­pa­re­cien­tes, unos ochen­ta. Son los gran­des te­mas: la for­ma­ción del pro­fe­so­ra­do con una ver­tien­te más prác­ti­ca, sea o no una es­pe­cie de MIR; la ge­ne­ra­li­za­ción de la es­co­la­ri­za­ción de ce­ro a tres años; la au­to­no­mía, y por tan­to res­pon­sa­bi­li­dad, de los cen­tros; el li­de­raz­go y la for­ma­ción de los di­rec­ti­vos; un equi­li­brio en­tre las ma­te­rias de cien­cias (STEM) y las hu­ma­ni­da­des; la ne­ce­si­dad de un cu­rrícu­lo más li­ge­ro, adap­ta­ble al en­torno; la irre­nun­cia­ble bús­que­da de la equi­dad, la in­clu­sión y la ex­ce­len­cia; un em­pu­je a la FP; la ne­ce­si­dad de eva­luar; y la ur­gen­cia de un es­ta­tu­to do­cen­te que con­tem­pla la exis­ten­cia de una ca­rre­ra pro­fe­sio­nal... —¿Hay al­gu­na pos­tu­ra co­mún so­bre las re­pe­ti­cio­nes? —Lo que mu­chos com­pa­re­cien­tes nos di­cen es que hay que apo- yar al alum­na­do, cuan­to an­tes me­jor, pe­ro lo ra­zo­na­ble es que pue­da avan­zar en el cur­so. Y ese te­ma se ha tra­ta­do, al­go di­fe­ren­cia­do, con el asun­to de la ti­tu­la­ción de la ESO. Es­pa­ña es de los es­ca­sí­si­mos paí­ses que ge­ne­ra un tí­tu­lo al fi­nal de la edu­ca­ción obli­ga­to­ria; en Francia no hay, por po­ner un ca­so. Lo que se ve ahí, y es una de las cau­sas del aban­dono es­co­lar, es que en Es­pa­ña te­ne­mos al­go que pa­ra­li­za la po­si­bi­li­dad de se­guir. Es un pro­ble­ma gra­ve que de­be­mos co­rre­gir.

—La FP bá­si­ca fun­cio­na un po­co así, que se pue­de se­guir ha­cia la FP de gra­do me­dio. —Pe­ro a la FP bá­si­ca va quien va. No vas una vez sus­pen­di­da la ESO [hay que te­ner de 15 a 17 años y es­tar en 3.º de ESO]. Si no aprue­bas cuar­to, tie­nes que ha­cer la ESO pa­ra adul­tos [ESA]. —¿Có­mo fun­cio­na­rían esas cer­ti­fi­ca­cio­nes de las que ha­bla? —Hay un afán ge­ne­ral pa­ra bus­car so­lu­cio­nes, pe­ro tie­nen que que­dar cla­ras: con es­tas cer­ti­fi­ca­cio­nes pue­des cur­sar es­tos es­tu­dios y si quie­res pa­sar a esos otros, tie­nes que com­ple­tar ade­más es­tos

mó­du­los. Lo im­por­tan­te es que ha­ya pa­sa­re­las pa­ra que pue­das se­guir en el sis­te­ma. —¿Dón­de es­tá el ma­yor es­co­llo pa­ra al­can­zar el pac­to? —La do­ble red edu­ca­ti­va (pú­bli­ca, pri­va­da), por­que es muy dis­par: en Ca­na­rias so­lo hay un 3% de es­cue­la con­cer­ta­da y en Madrid es más del 50 %. Otro asun­to es la Re­li­gión, aun­que po­dría ha­ber un cier­to con­sen­so a que más que Re­li­gión se pue­da en­se­ñar He­cho Re­li­gio­so, fun­da­men­tal pa­ra en­ten­der nues­tro pa­sa­do y pre­sen­te. Tam­bién hay di­fe­ren­cias en las com­pe­ten­cias, quién di­se­ña el cu­rrícu­lo; en es­te te­rreno se va­lo­ra el 60-30-10, y el 10% co­rres­pon­de al co­le­gio, por ejem­plo, yo apues­to por la ro­bó­ti­ca por­que muy cer­ca hay una fa­cul­tad de no sé qué y pue­den ve­nir pro­fe­so­res a dar cla­se en ESO y ba­chi­lle­ra­to. Y la par­ti­ci­pa­ción so­cial en la es­cue­la tam­bién tie­ne cier­to de­ba­te.

—Lo más com­pli­ca­do pa­re­ce la di­co­to­mía pú­bli­ca-pri­va­da. —Sí, yo creo es más di­fí­cil de con­sen­suar que lo de la Re­li­gión. El ar­tícu­lo 27 de la Cons­ti­tu­ción ha­bla de «de­re­cho a la edu­ca­ción y li­ber­tad de en­se­ñan­za», pe­ro eso no sig­ni­fi­ca «li­bre elec­ción de cen­tro». En Es­pa­ña hay li­bre elec­ción de cen­tro por­que pue­des es­co­ger; so­lo no pue­des ha­cer­lo cuan­do hay más de­man­da que ofer­ta, y en­ton­ces tie­ne que re­gu­lar­se el ac­ce­so. No ha­cer­lo su­pon­dría que el que es­co­ge es el co­le­gio, no la fa­mi­lia, que es lo que han que­ri­do ha­cer en Madrid con el dis­tri­to úni­co. —¿Se ha vis­to al­gu­na po­si­ble sa­li­da al en­fren­ta­mien­to? —En ge­ne­ral pa­re­ce que se to­le­ra la es­cue­la con­cer­ta­da pe­ro que la pú­bli­ca ha de ser la jo­ya de la co­ro­na. Por ejem­plo, que no se per­mi­tan nue­vas uni­da­des en la con­cer­ta­da si hay pla­zas en la pú­bli­ca, y lo mis­mo en ca­so de ce­rrar uni­da­des; o que se abra un ca­mino pa­ra que la es­cue­la con­cer­ta­da pa­se a ser pú­bli­ca, co­mo ha ocu­rri­do en Ca­ta­lu­ña con las es­cue­las Ro­sa Sen­sat, por­que a ve­ces pen­sa­mos en la es­cue­la con­cer­ta­da co­mo la re­li­gio­sa, pe­ro hay mu­chas coope­ra­ti­vas. —Creo que fue Fer­nán­dez En­gui­ta an­te la sub­co­mi­sión el que pe­día tam­bién au­to­crí­ti­ca a la es­cue­la pú­bli­ca, por­que es­tá cla­ro que la gen­te pre­fie­re la con­cer­ta­da por al­gún mo­ti­vo. Eso no ocu­rre con la sa­ni­dad o con la uni­ver­si­dad. —Es cier­to, la edu­ca­ción pú­bli­ca tie­ne que me­jo­rar mu­chas co­sas. Tie­ne que ha­ber más pro­yec­to de cen­tro, pe­ro es com­pli­ca­do de ar­ti­cu­lar por­que pue­de cho­car con los de­re­chos de los fun­cio­na­rios; pe­ro una es­cue­la de­be­ría te­ner de­re­cho a de­fi­nir el per­fil de su plan­ti­lla en fun­ción de su pro­yec­to pro­pio. —¿Ha­brá pac­to? —Con­se­guir un pac­to va a ser com­pli­ca­do, pe­ro es el úni­co ca­mino, creo que eso lo ve­mos cla­ro en la sub­co­mi­sión. Eso y que el pri­me­ro que se le­van­te de la me­sa le va a te­ner que ex­pli­car a sus vo­tan­tes por qué lo hi­zo. Hay que en­ten­der que pac­tar sig­ni­fi­ca ce­der. El pac­to va a te­ner un cos­te, eso es­tá cla­ro, pe­ro nos sal­drá mu­cho más ca­ro que no lo ha­ya.

X. A. SO­LER

Meijón, pro­fe­sor y orien­ta­dor, es par­la­men­ta­rio en Madrid.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.