An­to­nio Fe­rre­ra y El Ju­li, por la puer­ta gran­de en la pri­me­ra co­rri­da de fe­rias de Pon­te­ve­dra

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - La Voz De Pontevedra - MA­RÍA HER­MI­DA

La pri­me­ra co­rri­da de fe­rias, en la que los to­ros de la ga­na­de­ría Al­cu­rru­cén no ayu­da­ron —de he­cho, hu­bo pitos en el arras­tre pa­ra uno los as­ta­dos—, se sal­dó con dos puer­tas gran­des. Fue­ron pa­ra An­to­nio Fe­rre­ra, que cor­tó dos ore­jas, y pa­ra El Ju­li, que tam- bién se lle­vó un par de apén­di­ces y que vol­vió a de­mos­trar que es un to­re­ro muy que­ri­do en el co­so de San Ro­que, don­de le llo­vie­ron flo­res, man­ti­llas y ca­po­tes. An­te una pla­za ca­si lle­na, se mar­chó con una ore­ja Ro­ca Rey, que hi­zo vi­brar al pú­bli­co arri­mán­do­se al ter­ce­ro de la tar­de.

Abrió la co­rri­da An­to­nio Fe­rre­ra, que dio un sus­to al su­frir una vol­te­re­ta cuan­do es­ta­ba to­rean­do a la ve­ró­ni­ca. Se lle­vó un gol­pe en el mus­lo iz­quier­do y, co­jean­do, con­ti­nuó con la fae­na, lo que pu­so al pú­bli­co en pie. Se pro­bó en un qui­te por chi­cue­li­nas y, se me­tió al res­pe­ta­ble en el bol­si­llo. Con la mu­le­ta el to­ro se le apa­gó un po­co, pe­ro ma­tó efi­caz­men­te y se lle­vó dos ore­jas. Le to­có lue­go el cua­tro de la tar­de, Fí­ga­ro, un to­ro tan manso que has­ta sol­tó al­gu­na coz. El dies­tro es­tu­vo bien con las ban­de­ri­llas. Y magistral fue su ac­tua­ción lle­ván­do­se el to­ro de ro­di­llas a los me­dios. Pe­ro a par­tir de ahí el ani­mal se dis­tra­jo y po­co pu­do ha­cer ya. Con el cuar­to, no tu­vo ore­jas. El Ju­li no tu­vo suer­te con los as­ta­dos, el se­gun­do y el quin­to de la tar­de, am­bos muy flo­jos. Pe­ro se in­ven­tó dos fae­nas don­de no las ha­bía. To­reó pa­ra el pú­bli­co, con mo­li­ne­tes y pa­ses mi­ran­do al ten­di­do. Se lle­vó dos ore­jas.

Ro­ca Rey, por su par­te, con el ter­ce­ro y el sex­to de la tar­de, to­reó al na­tu­ral, muy en su es­ti­lo. Lo in­ten­tó to­do, pe­ro lle­gó a co­nec­tar con los as­ta­dos. El pú­bli­co pi­dió pa­ra él dos ore­jas, pe­ro el pre­si­den­te so­lo le dio una.

EMI­LIO MOL­DES

Fe­rre­ra ti­ró de es­pec­ta­cu­la­ri­dad y se lle­vó el cuar­to de la tar­de de ro­di­llas a los me­dios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.