Ma­du­ro po­ne a su ejér­ci­to en aler­ta pa­ra fre­nar las di­vi­sio­nes in­ter­nas

Los su­ble­va­dos se apo­de­ra­ron de al me­nos cien ar­mas y pi­den la mo­vi­li­za­ción po­pu­lar

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Internacional - PE­DRO GAR­CÍA OTE­RO

El úni­co mi­li­tar de­te­ni­do es hi­jo de una al­cal­de­sa y ex­mi­li­tan­te del par­ti­do cha­vis­ta

Un día des­pués del asal­to al par­que de ar­mas de uno de los cuar­te­les más im­por­tan­tes de Ve­ne­zue­la, el mi­nis­tro de la De­fen­sa, Vla­di­mir Pa­drino, afir­mó que «se ha des­ple­ga­do un ope­ra­ti­vo pa­ra la bús­que­da y cap­tu­ra de ofi­cia­les que en­ca­be­za­ron el ata­que a la 41 Bri­ga­da» y con­fir­mó que el bo­tín que se lle­va­ron los al­za­dos, 93 fu­si­les y al me­nos cua­tro lan­za­gra­na­das, no fue re­cu­pe­ra­do.

Ma­du­ro or­de­nó po­ner en aler­ta al Ejér­ci­to pa­ra dar sen­sa­ción de nor­ma­li­dad y evi­tar que se mul­ti­pli­que una sen­sa­ción ge­ne­ra­li­za­da de des­con­ten­to, al tiem­po que las fuer­zas de se­gu­ri­dad mul­ti­pli­ca­ron su ac­ti­vi­dad en bus­ca de los par­ti­ci­pan­tes en el asal­to al cuar­tel de Va­len­cia.

Pa­drino des­min­tió la ver­sión ofre­ci­da el do­min­go, que se­ña­la­ba que un so­lo fun­cio­na­rio cas­tren­se ha­bía par­ti­ci­pa­do en los he­chos, se­ña­lan­do que al me­nos el te­nien­te al cui­da­do del par­que de ar­mas era cóm­pli­ce del ro­bo. Su­gi­rió el mi­nis­tro que la ac­ción bus­ca «em­pa­ñar el re­sul­ta­do de la elec­ción e ins­ta­la­ción de la Cons­ti­tu­yen­te» y con­fir­mó que los co­man­dan­tes del gru­po in­su­rrec­to con­ti­núan en li­ber­tad, en­tre ellos Juan Ca­gua­ri­pano, ca­pi­tán de la Guar­dia Na­cio­nal que es­tá en la clan­des­ti­ni­dad des­de ha­ce tres años y que li­de­ró el ata­que.

Ca­gua­ri­pano fue im­pli­ca­do en el 2014 en el de­no­mi­na­do «gol­pe azul», de­nun­cia­do por Ni­co­lás Ma­du­ro que, se­gún el man­da­ta­rio, da­rían, fun­da­men­tal­men­te, miem­bros de la Fuer­za Aé­rea (cu­yo uni­for­me es de ese co­lor). Por el ca­so han si­do con­de­na­dos a pe­nas de has­ta 30 años de cár­cel ocho al­tos ofi­cia­les.

Por el asal­to al cuar­tel del do­min­go hay ocho ci­vi­les de­te­ni­dos que, se­gún el mi­nis­tro de De­fen­sa, fueron «lle­va­dos en­ga­ña­dos» a co­me­ter el he­cho en Va­len­cia, en el cen­tro de Ve­ne­zue­la. Al me­nos uno de ellos no es ci­vil, sino mi­li­tar, pe­ro es­to no lo di­jo Pa­drino. Se tra­ta del te­nien­te Os­wal­do Gu­tié­rrez, que de­ser­tó ha­ce tres me­ses de la Fuer­za Ar­ma­da y que es hi­jo de la al­cal­de­sa Yos­mary Gue­va­ra, del mu­ni­ci­pio La Tri­ni­dad, en Ya­ra­cuy, oc­ci­den­te del país, y mi­li­tan­te del par­ti­do de Go­bierno, el PSUV. Me­dios re­gio­na­les in­di­ca­ron que la po­li­cía po­lí­ti­ca in­te­rro­gó a la fun­cio­na­ria y la tras­la­dó a Ca­ra­cas pa­ra con­ti­nuar las in­ves­ti­ga­cio­nes.

Los lla­ma­mien­tos de Ca­gua­ri­pano y al me­nos otra per­so­na ves­ti­da de mi­li­tar que pe­dían a la ciu­da­da­nía que se su­ble­va­ra con­tra el Go­bierno de Ma­du­ro tu­vie­ron es­ca­so eco, sal­vo por

in­ci­den­tes ais­la­dos en Bar­qui­si­me­to, cen­tro del país, Ma­ra­cai­bo, en el oc­ci­den­te, y al­gu­nas zo­nas de Ca­ra­cas. Des­co­no­ci­dos hac­kea­ron las web de al me­nos 27 or­ga­nis­mos pú­bli­cos in­vi­tan­do a la in­su­rrec­ción ci­vil y a res­pal­dar a la «Ope­ra­ción Da­vid», como Ca­gua­ri­pano bau­ti­za­ron el ro­bo de las ar­mas de la 41 Bri­ga­da Blin­da­da de Va­len­cia.

Preo­cu­pa­ción in­ter­na­cio­nal

Mien­tras, la Unión Eu­ro­pea ma­ni­fes­tó nue­va­men­te su preo­cu­pa­ción por la si­tua­ción en Ve­ne­zue­la a tra­vés de un co­mu­ni­ca­do sus­cri­to por el Ser­vi­cio Eu­ro­peo

de Ac­ción Ex­te­rior, en el que se se­ña­la que la des­ti­tu­ción de la fis­cal ge­ne­ral de la Re­pú­bli­ca, Lui­sa Or­te­ga Díaz, por par­te de la Cons­ti­tu­yen­te (que la UE no re­co­no­ce) «de­bi­li­ta aún más la pers­pec­ti­va de Ve­ne­zue­la pa­ra una vuel­ta pa­cí­fi­ca al or­den de­mo­crá­ti­co», y reite­ra que el Go­bierno ve­ne­zo­lano «tie­ne la res­pon­sa­bi­li­dad de ga­ran­ti­zar el res­pe­to a la Cons­ti­tu­ción».

Alan Dun­can, can­ci­ller del Reino Uni­do, se co­mu­ni­có con su ho­mó­lo­go es­pa­ñol pa­ra coor­di­nar po­si­cio­nes en re­la­ción con una reunión de can­ci­lle­res la­ti­noa­me­ri­ca­nos que se en­con­tra­rán hoy en Li­ma.

El Go­bierno de Em­ma­nuel Ma­cron, en tan­to, in­di­có a tra­vés de un por­ta­voz que la des­ti­tu­ción de Or­te­ga «no con­tri­bu­ye a la paz de Ve­ne­zue­la», y se­ña­ló que el país se­gui­rá «con aten­ción» la si­tua­ción de la fis­cal ve­ne­zo­la­na.

MI­GUEL GU­TIÉ­RREZ EFE

Dios­da­do Ca­be­llo, en el cen­tro, en­ca­be­zó ayer una mar­cha de apo­yo a la Cons­ti­tu­yen­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.