Jo­sé Bó­da­lo o la ad­mi­ra­ción he­cha ac­tor

Car­los Arévalo cons­tru­ye una bio­gra­fía del in­tér­pre­te a par­tir de más de se­sen­ta tes­ti­mo­nios

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Cultura - BOR­JA CA­SAL, X.F.

Ad­mi­ra­do por mu­chos, res­pe­ta­do por to­dos. De ahí na­ce el pri­mer li­bro de Car­los Arévalo (Ma­drid, 1985), Jo­sé Bó­da­lo, maes­tro de la es­ce­na, en el que re­pa­sa to­da la vi­da del ac­tor y que pre­sen­ta en la Fe­ria del Li­bro de A Co­ru­ña ma­ña­na a las 18.30 ho­ras. El his­pano-ar­gen­tino, más co­no­ci­do como Pe­pe Bó­da­lo, es uno de esos in­tér­pre­tes sin los que no se en­ten­de­ría el tea­tro en Es­pa­ña. «Su fi­gu­ra si­gue sien­do un re­fe­ren­te pa­ra mu­chas per­so­nas que co­mien­zan en el mun­do de la in­ter­pre­ta­ción, y es­te li­bro pre­ten­de ser­vir de re­fe­ren­cia a to­dos aque­llos que dan sus pri­me­ros pa­sos so­bre las ta­blas», se­ña­la Arévalo. La bio­gra­fía cuen­ta con más de se­sen­ta tes­ti­mo­nios so­bre la vi­da de Bó­da­lo, un tra­ba­jo de do­cu­men­ta­ción de más de un año y me­dio.

El tea­tro fue su pun­to de par­ti­da y su pa­sión. Era el me­dio de vi­da de su fa­mi­lia —su pa­dre fue ac­tor y lue­go em­pre­sa­rio tea­tral, su ma­dre una re­co­no­ci­da ac­triz—, por lo que se crio en los es­ce­na­rios. Con­si­de­ra­ba la te­le­vi­sión como el me­dio pa­ra en­trar en ca­sa de la gen­te y el ci­ne como una for­ma rá­pi­da de ga­nar di­ne­ro. Pa­só lar­gas tem­po­ra­das en Ita­lia de­bi­do a sus in­cur­sio­nes en el es­pa­gue­ti wés­tern, ac­tuan­do en fil­mes como Djan­go, de Ser­gio Cor­buc­ci.

En el li­bro se ci­tan al­gu­nas de sus cua­li­da­des, en­tre las que des­ta­can «su bue­na Jo­sé Bó­da­lo con Ma­ri­sol en el ro­da­je de

dic­ción o su me­ticu­losi­dad pa­ra es­tu­diar un per­so­na­je». El res­pe­to por el pú­bli­co o la ama­bi­li­dad con la que tra­ta­ba a los que es­ta­ban em­pe­zan­do son otros de los ras­gos que ca­rac­te­ri­zan su fi­gu­ra. Tam­bién tu­vo un pa­pel fun­da­men­tal en las re­gu­la­cio­nes del sec­tor, en­ten­dien­do per­fec­ta­men­te que las con­di­cio­nes de la pro­fe­sión te­nían que ser otras. En­tu­sias­ta del fút­bol y aman­te de la

bue­na co­mi­da, su re­la­ción con Ga­li­cia era tal que in­clu­so lle­gó a pa­sar un tiem­po en las Rías Bai­xas con Jai­me de Ar­mi­ñán. Ac­tuó va­rias ve­ces en el Tea­tro Co­lón de A Co­ru­ña y ca­da vez que iba a Vi­go, el res­tau­ran­te El mos­qui­to lo re­ci­bía con los bra­zos abier­tos. Arévalo con­clu­ye di­cien­do que «ha­bía mu­chos re­por­ta­jes en pro­fun­di­dad, pe­ro Bó­da­lo me­re­cía un re­co­no­ci­mien­to como es­te».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.