Lan­za sus re­des so­bre Ba­le, mien­tras el Ma­drid ha­ce pi­ña Mou­rin­ho re­vuel­ve la Su­per­co­pa

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Deportes - PA­BLO GÓ­MEZ

Skop­je es la ca­pi­tal de Ma­ce­do­nia des­de 1991 y la ciu­dad que vio triun­far a la me­jor ba­lon­ma­nis­ta ga­lle­ga de la his­to­ria, Begoña Fer­nán­dez. Hoy, tam­bién a ori­llas del rio Var­dar, al ba­lón le da­rá más por ro­dar que por bo­tar, con per­mi­so de Mou­rin­ho, que ya an­da agi­tan­do las aguas.

El exen­tre­na­dor ma­dri­dis­ta acu­di­rá a las 20.45 ho­ras al es­ta­dio Na­cio­nal con el exe­qui­po de Cris­tiano Ro­nal­do, que se ha de­ja­do que­rer por su Man­ches­ter Uni­ted del al­ma des­pués de ha­ber si­do in­ves­ti­ga­do por la Agen­cia Tri­bu­ta­ria es­pa­ño­la. Sin em­bar­go, el amor no pa­re­ce co­rres­pon­di­do y las fle­chas del cu­pi­do Mou­rin­ho ya no apun­tan al que fue su ojo de­re­cho, sino a Ga­reth Ba­le, el otro ga­llo blan­co. «Si es­tá en la puer­ta de sa­li­da, voy a es­pe­rar en el otro la­do y pe­lear­me. Pe­ro si jue­ga, no me lo plan­teo», avi­vó.

An­te­na 3 y BeIN Sports re­trans­mi­ti­rán en di­rec­to el de­sen­la­ce de la ma­nio­bra de des­ca­rri­la­mien­to del Ex­pre­so de Car­diff, que ayer re­con­du­jo a su ma­ne­ra el no­va­to más lau­rea­do, Zi­ne­di­ne Zi­da­ne, que ha de­mos­tra­do un ma­ne­jo de su mano iz­quier­da que na­da ten­dría que en­vi­diar a la de su pie en su épo­ca en ac­ti­vo como ju­ga­dor. Pa­ra el fran­cés, «el pro­ble­ma es que Ba­le es un ju­ga­dor del Ma­drid» y pun­to.

Tam­bién se de­cla­ró im­pre­sio­na­do con el es­ta­do de for­ma en el que re­gre­só Cris­tiano, que ha­bía ame­na­za­do (se­gún su en­torno) con aban­do­nar el club y cu­ya par­ti­ci­pa­ción de hoy se en­cuen­tra su­mi­da en un mar de du­das. «El he­cho de que es­té con no­so­tros sig­ni­fi­ca mu­cho», se li­mi­tó a de­cir Zi­da­ne, que ma­ti­zó sin ma­ti­zar: «Es­tá pa­ra ju­gar, pe­ro ve­re­mos».

Agi­ta­cio­nes al mar­gen, una Su­per­co­pa en jue­go, que no es un título me­nor, y es el pri­me­ro en jue­go en una tem­po­ra­da en la que el Real Ma­drid exa­mi­na­rá su fon­do de ar­ma­rio y el Man­ches­ter Uni­ted, a Jo­sé Mou­rin­ho.

De to­dos mo­dos, la re­fe­ren­cia más cer­ca­na de un en­fren­ta­mien­to en­tre am­bos equi­pos es in­vá­li­da por com­ple­to. Los pe­nal­tis de­ci­die­ron en la ci­ta de San­ta Cla­ra en la In­ter­na­tio­nal Cham­pions Cup, y las du­das se ins­ta­la­ron en la ca­sa blan­ca, que veía có­mo los des­ajus­tes de­fen­si­vos y la inope­ran­cia ata­can­te de­bi­li­ta­ban a un equi­po que era im­ba­ti­ble an­tes del ve­rano.

Las sa­li­das en el seno de la plan­ti­lla blan­ca pro­vo­ca­ron cier­ta con­tro­ver­sia que, Zi­da­ne otra vez, apla­có con el dis­cur­so de la re­cons­truc­ción y el ta­len­to. Cris­tiano Ro­nal­do y Ga­reth Ba­le, du­ran­te el en­tre­na­mien­to de ayer en Ma­ce­do­nia. mu­cho acier­to la pre­tem­po­ra­da, pe­ro des­de hoy el mar­gen de error des­apa­re­ce KA­RIM BEN­ZE­MA Ár­bi­tro Su­plen­tes: Ca­si­lla, Luca Zi­da­ne, Va­lle­jo, Nacho, Theo, Achraf, Mar­cos Llo­ren­te, Asen­sio, Ko­va­cic, Ce­ba­llos, Cris­tiano Ro­nal­do, Lu­cas Váz­quez, Ma­yo­ral Gian­lu­ca Roc­chi (Ita­lia)

En cual­quier ca­so, cuan­do las co­sas se pu­sie­ron se­rias, el Uni­ted y el Real Ma­drid no se an­du­vie­ron con chi­qui­tas. Los red de­vils lle­van on­ce par­ti­dos eu­ro­peos sin per­der y el Ma­drid so­lo tro­pe­zó en uno de los úl­ti­mos die­cio­cho que ju­gó.

El Uni­ted so­lo tie­ne la Su­per­co­pa

Es­ta­dio Na­cio­nal Are­na Fe­li­pe II

«Es fe­no­me­nal ha­ber ga­na­do dos Cham­pions, pe­ro no se pue­de de­cir que sea un ge­nio de en­tre­nar» «No pien­so que Mou­rin­ho cam­bia­se mi ca­rre­ra ni mi vi­da en el fút­bol, fue un en­tre­na­dor más»

que le ga­nó en 1991 al Es­tre­lla Ro­ja en una fi­nal en la que no se dis­pu­tó el en­cuen­tro de vuel­ta por motivos po­lí­ti­cos. El Ma­drid lle­va cin­co fi­na­les, con de­rro­ta en las dos pri­me­ras y vic­to­ria en las tres si­guien­tes. El pal­ma­rés de la com­pe­ti­ción lo li­de­ran el Mi­lan y el Barcelona, con cin­co ca­da uno.

El ga­na­dor de la Eu­ro­pa Lea­gue, con an­sias de vol­ver a co­lar­se en­tre los gran­des de Eu­ro­pa, pue­de ser una bue­na pie­dra de to­que pa­ra el cam­peón de Li­ga y Cham­pions a me­nos de dos se­ma­nas pa­ra el ini­cio del tor­neo do­més­ti­co. Si Mou­rin­ho no si­gue re­vol­vien­do la Su­per­co­pa.

OGNEN TEOFILOVSKI REUTERS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.