El Poio se po­ne ma­nos a la obra

El club ro­ji­llo se mar­ca el di­fí­cil re­to de me­jo­rar la cam­pa­ña an­te­rior

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Pontevedra Deportes - ALEIXANDRE MÉNDEZ PON­TE­VE­DRA / LA VOZ

El Poio Pes­ca­mar ini­ció ayer los en­tre­na­mien­tos pa­ra po­ner­se a pun­to pa­ra la que se­rá ya su quin­ta cam­pa­ña en la má­xi­ma categoría del fút­bol sa­la fe­me­nino na­cio­nal. Me­nos de dos me­ses des­pués de des­pe­dir la tem­po­ra­da más bri­llan­te de su his­to­ria, con­clu­yen­do sex­to en li­ga y ga­nan­do por pri­me­ra vez la co­pa Xun­ta, el equi­po ro­ji­llo en­fi­la un nue­vo cur­so con el di­fí­cil re­to de su­pe­rar lo con­se­gui­do en el an­te­rior. Y aun­que asu­me que no se­rá sen­ci­llo, el téc­ni­co del club poien­se no se con­for­ma con me­nos.

«Te­ne­mos que tra­ba­jar mu­cho pa­ra in­ten­tar igua­lar lo que he­mos he­cho el año pa­sa­do, o quien sa­be si me­jo­rar un po­co lo que he­mos con­se­gui­do. Sa­be­mos lo di­fí­cil que es, pe­ro em­pe­za­mos con esa men­ta­li­dad de in­ten­tar su­pe­rar­nos», afir­ma sin com­ple­jos Mar­cio San­tos. El en­tre­na­dor bra­si­le­ño re­pi­te por se­gun­do año con­se­cu­ti­vo en el ban­qui­llo ro­ji­llo en la que es ya su se­gun­da eta­pa en el club, con el que an­te­rior­men­te ya ha­bía lo­gra­do el as­cen­so a Pri­me­ra. Y, una vez más, apun­ta a lo más al­to. «Si tu­vie­se que de­cir qué me gus­ta­ría con­se­guir, di­ría que ga­nar­lo to­do: la li­ga, la co­pa de Es­pa­ña y la co­pa Xun­ta —di­ce en­tre ri­sas—. Pe­ro te­ne­mos que ser rea­lis­tas. Es­to aca­ba de em­pe­zar y aho­ra es mo­men­to de tra­ba­jar, con­jun­tar al equi­po y, a par­tir de ahí, ve­re­mos a dón­de po­de­mos lle­gar», aña­de.

Res­pec­to al año pa­sa­do, el Poio man­tie­ne a gran par­te del blo­que, aun­que con al­gu­nas ba­jas sig­ni-

fi­ca­ti­vas como la de la eter­na ca­pi­ta­na, Cha­ro, y dos in­cor­po­ra­cio­nes so­bre las que hay de­po­si­ta­das gran­des es­pe­ran­zas: Va­ne Bu­ga­llo, que lle­ga del Moa­ña, y so­bre to­do la in­ter­na­cio­nal Iria Sae­ta, pro­ce­den­te del Ci­da­de das Bur­gas. Y cues­tio­na­do res­pec­to a qué ga­na y qué pier­de el equi­po con es­tos cam­bios, Mar­cio San­tos tam­bién es cla­ro. «Per­de­mos a Cha­ro, a Suki, a Jes­si... Creo que no ha­ce fal­ta de­cir lo im­por­tan­te que eran. Pe­ro creo que en re­la­ción al año pa­sa­do ga­na­re­mos en efec­ti­vi­dad de ca­ra a por­te­ría, pien­so que ten­dre­mos más gol», se­ña­la el téc­ni­co ro­ji­llo.

Asi­mis­mo, jun­to a los dos fi­cha­jes men­cio­na­dos, San­tos tam­po­co se ol­vi­da de Jessy Lo­res, que se

Iria Sae­ta y Va­ne Bu­ga­llo son las dos ca­ras nue­vas del equi­po en es­ta pre­tem­po­ra­da

en­cuen­tra ya en la rec­ta fi­nal de su re­cu­pe­ra­ción tras ha­ber su­fri­do a prin­ci­pio de año una gra­ve le­sión de li­ga­men­tos en la ro­di­lla. «En un par de me­ses es­pe­ro que pue­da es­tar dis­po­ni­ble y con­fío en que sea un gran re­fuer­zo pa­ra el equi­po», re­cuer­da el en­tre­na­dor ro­ji­llo. Y aun­que apun­ta que, en prin­ci­pio, no es­pe­ra más fi­cha­jes, tam­po­co cie­rra la puer­ta de­fi­ni­ti­va­men­te. «A es­tas al­tu­ras,

nun­ca se pue­de dar por ce­rra­da la plan­ti­lla, por­que nun­ca se sa­be si va a apa­re­cer una ju­ga­do­ra que pue­da ve­nir a su­mar y a apor­tar al­go más a lo que te­ne­mos. Pe­ro, en prin­ci­pio, el equi­po es el que hoy [en re­fe­ren­cia a ayer] em­pie­za a tra­ba­jar», afir­ma.

En cuan­to al ca­len­da­rio de pre­pa­ra­ción, San­tos avan­za que ya hay al­gu­nas fe­chas ce­rra­das. En­tre ellas ca­be des­ta­car el tor­neo que el Poio ju­ga­rá el 25 y 26 en Via­na do Cas­te­lo an­te equi­pos como el Ben­fi­ca, el Bu­re­la, un club holandés y el San­ta Lu­zía lu­so. Y tam­bién le ser­vi­rá de pues­ta a pun­to la pri­me­ra fa­se de la co­pa Ga­li­cia, en la que se me­di­rá al Leis y al Bem­bri­ve den­tro del gru­po 4.

EMI­LIO MOL­DES

Mar­cio San­tos man­tu­vo una char­la con sus ju­ga­do­ras an­tes del pri­mer en­tre­na­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.